ENCUENTRO LITERARIO

El encuentro entre Ray Bradbury con Ruben Loza Aguerrebere por el día nacional del libro

El 5 de junio se cumplen 8 años del fallecimiento del escritor Ray Bradbury. El autor Ruben Loza Aguerrebere recuerda su encuentro en Buenos Aires

Ruben Loza Aguerrebere en su encuentro con Ray Bradbury en Buenos Aires. Foto: Difusión
Ruben Loza Aguerrebere en su encuentro con Ray Bradbury en Buenos Aires. Foto: Difusión

Celebrando el día nacional del libro, el escritor minuano Ruben Loza Aguerrbere recuerda su encuentro y correspondencia con el escritor Ray Bradbury quien falleció un 5 de noviembre de 2012, a los 91 años.

El escritor uruguayo conoció a Bradbury cuando éste fue invitado a la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, en 1997. Sería la única vez que Bradbury estaría físicamente de esa feria del libro; en 2006 volvió a participar de la feria del libro pero de forma remota desde Los Ángeles. Loza recuerda al maestro de la ciencia ficción como “un hombre obeso y de cabellos blancos como algodón, y por cierto, simpatiquísimo. Recuerdo que me dijo que nunca había conocido a un uruguayo”.

Ruben Loza Aguerrebere
Ruben Loza Aguerrebere. Foto: Archivo

“Le comenté que tenía sus dos sus dos cartas, una de ellas firmada con un bolígrafo de color verde. Y le mencioné que ambas tenían a manera de logotipo, el dibujo de color azul de una extravagante casa alargada de un extremo a otro de la hoja, de dos plantas, con dibujos en su interior que se veían por las ventanas abiertas, y que en una de ellas había un caballo en el segundo piso. Bradbury sonrió. Y me comentó que eran de su antiguo estudio, donde iba a escribir todos los días”, cuenta Loza y agrega que Bradbury le dijo que no escribía en su casa, sino en ese estudio que quedaba cerca de su casa. “Y agregó algo muy sorprendente”, dice Loza: “No sabía manejar un auto, y por eso en esa casa escribía todos los días”.

Ruben Loza Aguerrebere en su encuentro con Ray Bradbury en Buenos Aires. Foto: Difusión
Ruben Loza Aguerrebere en su encuentro con Ray Bradbury en Buenos Aires. Foto: Difusión

Bradbury, probablemente uno de los autores más conocidos de la literatura gracias a novelas fundamentales para la ciencia ficción como Farenheith 451 o Crónicas Marcianas, le contó a Loza que tenía en su estudio “una caja con incontables tarjetas de apuntes y argumentos que se le habían ido ocurriendo a lo largo de la vida, y ahí estaban sus temas”, dijo Loza.

Así, el autor de El hombre ilustrado o El sonido del trueno le dijo a Loza:
" 'Si me siento muy feliz escribo poemas; pero en cambio, si la melancolía me ronda, escribo un cuento de mi infancia'. En esos casos, se dejaba ir por la nostalgia hacia los días de la niñez para recuperar con palabras los atardeceres donde, en la terraza de su casa. Le pregunté cuántos cuentos había escrito y me dijo que más de tres mil", agrega Loza.

Cuando Loza le preguntó a este incansable autor cómo escribía, qué lo motivaba para crear sus historias, Bradbury le dijo que lo hacía “buscando emocionar a sus lectores, porque esa era para él la tarea esencial de la literatura. Todo por sentir. Un maestro de las letras, por cierto, que ganó 25 premios de letras y fue llevado al cine muchas veces. Y más aún, escribió además el guion de nada menos que Moby Dick”. Un maestro”, dice Loza sobre Bradbury.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados