Entrevista

Daniel Baldi: “Hay clubes que no hacen tanto énfasis en el estudio”

El escritor charla de fútbol y estructuras, antes de lanzar su primera colección con El País

Daniel Baldi
Daniel Baldi. Foto: Fernando Ponzetto

Es gerente de Fundación Celeste, profesor de fútbol en el Colegio Inglés, padre, aficionado al buen vino y exjugador de fútbol profesional. Pero sobre todo, Daniel Baldi es escritor: arrancó con La Botella F. C. en 2006, y desde entonces ha editado una cantidad de libros tan exitosos que uno de ellos, Mi Mundial, fue llevado al cine el año pasado. Ahora, Baldi lanza con El País la colección ¡Leer es un golazo!, que incluye 12 novelas. Sale desde el 9 de mayo, los miércoles con El País, más cupón, más 160 pesos.

—¿Qué abarca la colección ¡Leer es un golazo!, que vas a sacar con El País?

—Va a salir mi esqueleto, porque es desde mi inicio, con La Botella F. C., hasta El muro, que presento en la Feria del Libro de Buenos Aires. Es un pasaje por toda mi carrera; están casi todas.

—¿Has vuelto a leer La Botella F. C.?

—Es un libro que quiero pila, gracias a él estoy acá. Aparte todo el mundo cree que mi libro más leído es Mi Mundial, que sin dudas es el más marketinero, pero el más vendido es La Botella. Y tiene fans que hoy en día la selección uruguaya; me pasó con (Federico) Valverde, que me decía que el primer libro que leyó era La Botella. Tiene sus fans, y a pedido de ellos, voy a contarles qué es de la vida de esos niños. Pero se los voy a contar el año que viene.

—¿Te parece que tu técnica cambió mucho de La Botella a El Rey, que es tu último libro editado?

—Sí y no. Hoy puedo abordar temáticas un poquito más complejas, como El Rey, y puedo dejar ver una línea de pensamiento que antes capaz ni definida la tenía. Hoy me considero un escritor en un nivel superior a cuando escribí La Botella; ahora, el lector no lo advierte (se ríe), y me parece que está bueno.

—¿Cómo viviste la llegada de Mi Mundial al cine, y el éxito de taquilla?

—Fue relindo. Yo le di la película a aquellos que querían hacerla, pero no me metí en nada. Lo único que pedí fue leer el guión y dar una opinión, que tampoco fuese determinante; les di libertad, porque a mí no me gusta cuando hay gente que no sabe de algo y se mete igual. Pero estoy muy agradecido, hicieron un trabajo precioso; y con cada cosa que pasaba sentía que era un éxito mío, pero por baranda. El éxito real fue de los que trabajaron en la película.

"Con cada cosa que pasaba con 'Mi Mundial' sentía que era un éxito mío, pero por baranda"

Daniel BaldiEscritor

—Desde que trabajás en acercar la literatura al fútbol, ¿ves un cambio?

—Sí. No me adjudico el cambio, sí siento que soy un colaborador. Hoy te das cuenta que llegan a los sitiales de privilegio del fútbol mundial, locos que saben expresarse, con una vida privada ordenada, y si bien todavía falta, se va por un camino muy correcto.

—El proceso Tabárez influyó mucho para que desde lo institucional del fútbol, se le de lugar a la educación. ¿Influyó tanto como para que eso se mantenga cuando se vaya de la selección?

—Bueno, a ver. El proceso influyó, sin dudas; ideó cosas espectaculares, algunas que no pudo llevar a cabo como él pretendía porque nada es de la noche a la mañana. Hay clubes que no hacen tanto énfasis en el estudio; me pasó con Peñarol, que tenía todo para armarle una biblioteca y a último momento me dijo que no la quería. Por suerte esa persona ya no está en la directiva, y sé que la directiva ha cambiado para bien. Muchas veces, hay mucha demagogia, pero por suerte hay gente en casi todos los clubes que sí quiere hacer las cosas bien. Pero falta, porque de 10 directivos, a siete no le importa. Y esos directivos están en todos lados, y cuando se vaya Tabárez van a seguir estando. Tabárez nos marcó un camino y tenemos que seguir en él, pero puede pasar cualquier cosa.

—¿Te consta que algún club profesional uruguayo, esté trabajando en la misma línea que el Complejo Celeste?

—No me consta. Ojalá que sí, yo creo que Nacional tiene gente muy capacitada laburando ahí, pero son más bien de apoyo. Es difícil; en Fundación Celeste iniciamos unos cursos de capacitación en oficios para los jugadores, y les fue muy bien. Porque a la hora de elegir los cursos, no quise meter cursos que tuvieran directa relación con el fútbol, para sacarlos de esa burbuja.

"Hay mucha demagogia, pero por suerte hay gente en casi todos los clubes que sí quiere hacer las cosas bien"

Daniel BaldiEscritor

—Mientras, en China hacen instalaciones monstruosas para el deporte...

—(Interrumpe) Bueno, el otro día me reuní con gente de Beijing, y tienen como meta salir campeones del mundo entre 2030 y 2050. El presidente mandó a construir 30.000 campos de escuelas de fútbol sólo en Beijing. Entonces vinieron para acá y se reunieron conmigo, pero quieren hacer intercambios porque no entienden que Uruguay vaya allá y gane la China Cup. Imaginate. Ya les di mis libros (se ríe).

—Dejaste en parte la actividad de futbolista profesional, porque estabas cansado del sistema y su funcionamiento. ¿Te sorprendió lo que se gestó con Más unidos que nunca?

—No me sorprendió porque conozco a los que están en eso. Sí me sorprendió la bajeza del otro lado, los pocos argumentos, los personajes de turno que salían en la tele como en una charla de bar. ¡Qué triste no poder debatir con esas personas! Al final, las cosas se cayeron por su propio peso, porque ya fue eso de ser matón y pechar. Hoy, si no tenés calidad y dos dedos de frente, perdés por goleada.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º