Entrevista

Crónica de una catástrofe anunciada

El País charló con el escritor mexicano Jorge Volpi, ganador el Premio Alfaguara de Novela 2018

Jorge Volpi. Foto: Leonardo Mainé
El mexicano Jorge Volpi habló sobre su premiada novela. Foto: Leonardo Mainé

Ya van 20 años de que Jorge Volpi escribió En busca de Klingsor, la novela que le dio el Premio Biblioteca Breve Seix Barral, la primera de las muchas distinciones importantes que ha recibido a lo largo de su carrera. El mexicano -que tiene 52 años, ha sido diplomático en París y es coordinador de Difusión Cultural de la Universidad Autónoma de México- está en Montevideo para presentar la novela que le dio el último de esos galardones: Una novela criminal ganó el premio Alfaguara, una de los distinciones más prestigiosas en lengua castellana.

En persona, Volpi es un hombre serio, un adjetivo que también se aplica a su literatura desarrollada en novelas, cuentos, ensayos y artículos periodísticos que lo han vuelto una figura de las letras continentales. Era muy seria la generación crack, el grupo de escritores mexicanos surgidos a comienzos de la década de 1990 y donde figuraban, según biografías más o menos oficiales, Ignacio Padilla, Eloy Urroz, Pedro Ángel Palou, Ricardo Chávez Castañeda y Vicente Herrasti. Volpi ha sido el más popular a nivel continental de todo el grupo.

Y uno de los más productivos: lleva publicados una veintena de textos de ficción y una media docena de libros de ensayo. Recibió el Premio Iberoamericano Debate-Casa de América en 2008 por El insomnio de Bolívar y el último Premio Planeta-Casa de América en 2012 por La tejedora de sombras.

Es esa seriedad lo que, seguro, le hizo encarar con dedicación completa los sucesos que llevaron al arresto de dos secuestradores en 2005, un suceso policial (que mandó a la cárcel a una francesa, Florence Cassez y a un mexicano Israel Vallarta) y reveló una estructura para inventar hechos y forzar la realidad. El caso -que generó un conflicto oficial entre México y Francia- fue una puesta en escena estatal y mediática. Todo había sido mentira.

Ficha
Portada del libro Una novela policial
Una novela policial
AutorJorge Volpi
EditorialAlfaguara
Páginas493

Volpi se dedicó tres años a leer expedientes, encontrar los cabos sueltos, entrevistar a casi todos los protagonistas y con eso crear esta Una novela criminal, una “novela sin ficción” que relata una historia particular y a su vez traza un panorama de su país.

Sobre algunas de estas cosas, Volpi, charló con El País.

—La “novela sin ficción” tiene una larga tradición en América Latina: solo alcanza pensar en Operación masacre de Rodolfo Walsh pero últimamente la no ficción parecía exclusiva de ese fenómeno bien latinoamericano que es la crónica periodística.

—Sí, había pocos ejemplos de novela sin ficción. Vicente Leñero, periodista y escritor, escribió Asesinato sobre un caso criminal en los 80. era interesante. Pero desde el lado de la novela ha habido menos comparado con el auge enorme del periodismo narrativo.

—¿Había un interés en llevarse la no ficción para el lado de la novela?

—Pues sí. Tenía ganas de experimentar otro tipo de escritura y desde que conocí esta caso, quedé fascinado. Pero por su enorme complejidad me di cuenta que no podría contarlo como una novela basado en hechos reales. Eso le hubiera quitado todo lo perturbador que tiene la manipulación del caso hecha por las autoridades. En el fondo, fue como si las autoridades hubieran puesto la ficción y yo quería contarla sin ficción.

—El tema fue muy popular en México y en Francia...

—Allí, durante meses, no se habló de otra cosa porque los presidentes (el mexicano Felipe Calderón; el francés Nicolás Sarkozy) lo transformaron en tema de Estado. Fue un tema central. Fui siguiendo el caso siempre y me tocó verlo más de cerca cuando esa confrontación entre presidentes. Luego seguí leyendo sobre el caso hasta que me di cuenta que tenía todos los elementos para ser una historia atractiva: una historia de amor, una historia policiaca, una historia política; una conspiración. Y nadie lo había contado completo, así que quise escribirlo como una novela sin ficción.

—La novela, visto todos los intereses en este caso, aporta, quizás, una mirada imparcial.

—Yo no tenía ningún prejuicio, adentrarse en la historia y contarla de la mejor manera posible.

—¿Cómo fue el trabajo?

—Fueron tres años de escritura. Lo primero fue revisar el expediente y ya ahí fui escribiendo lo que era relevante de cada folio. Después hice entrevistas y complementé todo eso con los trabajos periodísticos previos. Y así terminé armando un manuscrito de 800 páginas que para mí era la novela. Contada en tercera persona, se parecía más a A sangre fría. Se lo di a leer a mis amigos de “crack” y me dijeron que era ilegible, que no funcionaba. Y ahí la reescribí completo, ya desde la primera persona, le di una estructura y le saqué 300 páginas. Funcionó mejor.

—Todos esos intereses que se movieron para inventar una noticia y que están en el centro de Una novela criminal, ¿siguen presentes en México?

—Sí y sobre todo en los últimos años. Este caso es el antecedente inmediato y ejemplifica la catástrofe mexicana posterior. Cuando un año después se lanza la guerra contra el narco, esta manipulación de pruebas, esta cuestión mediática, esta manipulación política de la justicia y una justicia que no funciona en absoluto se vuelven al extremo y nos llevan a 200.000 muertos y de 30.000 a 70.000 desaparecidos desde el inicio de la guerra contra el narco.

—Ese no es el México en el que usted creció.

—Al México anterior lo creíamos pacífico. La gran cosa que el Partido Revolucionario Institucional (el PRI que gobernó México durante 80 años) le vendió a los electores es la “paz social”. Y eso pasó por años. No imaginábamos que terminaría así.

Intelectual que estará en congreso de la lengua

Jorge Volpi será uno de los invitados del VIII Congreso Internacional de la Lengua Española que se realizará en la ciudad de Cordoba del 27 al 30 de marzo de 2019. Esta edición llevará por lema “América y el futuro del español. Cultura y educación, tecnología y emprendimiento” y reunirá a alrededor de 250 intelectuales, entre escritores, académicos y otras destacadas figuras de la cultura. Entre los invitados, además de Volpi, estarán Entre los invitados a Córdoba se encuentran el nobel peruano Mario Vargas Llosa, el chileno Jorge Edwards, el argentino Martín Caparrós, el mexicano Juan Villoro y Joaquín Sabina.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)