Llegada

El Cervantes de Ida Vitale agita la apertura de la Feria del libro de Maldonado

La poetisa ya llegó a Maldonado, donde hubo que improvisar una conferencia de prensa

Ida Vitale en Maldonado. Foto: Ricardo Figueredo
Ida Vitale en Maldonado. Foto: Ricardo Figueredo

El exclusivo hotel L’Auberge —ubicado en el barrio Parque del Golf de Punta del Este— exhibía alrededor de las 17:00 de este jueves un intenso movimiento. Clientes argentinos, brasileños y de otras nacionalidades comenzaron a llegar en lujosos automóviles y camionetas.

Eran las 17:08 cuando una camioneta Corsa MPFI 1.6, empadronada en Montevideo, ingresó al complejo hotelero. A los turistas brasileños le despertó la curiosidad sobre la identidad de las ocupantes del vehículo, que motivó el trabajo del reportero gráfico Ricardo “Chango” Figueredo.

En el asiento del acompañante llegó la ganadora del premio Cervantes, la poetisa uruguaya Ida Vitale. La arquitecta Amparo Rama Vitale, su hija, ofició de conductora desde Montevideo.

“¡Qué día!”, exclamó Vitale apenas bajó del automóvil. “Mire que yo iba a venir igual a la Feria del Libro de Maldonado”; dijo a El País como una forma de excusa. “Lo del premio me enteré esta mañana”, agregó al recordar que a las 09:00 recibió la llamada del ministro de Cultura y Deportes de España, José Guirao.

Ida Vitale en Maldonado. Foto: Ricardo Figueredo
Ida Vitale en Maldonado. Foto: Ricardo Figueredo

En la conversación, el jerarca español le notificó que había ganado el premio Cervantes. La charla informal con El País duró algunos minutos. “¡Qué rico olor!”, exclamó al sentirse atraída por la aroma que se pierde en el lugar desde el local donde se sirven los famosos waffles, un producto clásico del complejo. Y después, Vitale ingresó al coqueto hotel para realizar el check in y aguardar su salida hacia el Paseo San Fernando de Maldonado.

Valentín Trujillo, responsable de haber invitado a Ida Vitale para inaugurar la nueva edición de la Feria del libro de Maldonado, explicó a El País que el premio trastocó todos los planes previstos. “Armamos una conferencia de prensa para que Ida atienda a los enviados de todos los medios que están llegando desde Montevideo”, explicó al caer la tarde.

Una hora después, Vitale y su hija marcharon hacia el centro de Maldonado. En el lugar quedó la Corsa estacionada, entre medio de automóviles de lujo cuyos propietarios se preguntaron quién había despertado el interés de un equipo periodístico de El País.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)