ENTREVISTA

Catalina de Palleja habla de su libro de cocina y la televisión: "ser espontánea juega a favor"

La conductora de "La receta" habla de la televisión y su primer libro de cocina "Recetas para todos los días" que ya se encuentra en librerías

Catalina de Palleja. Foto: Editorial Planeta
Catalina de Palleja. Foto: Editorial Planeta

Llegó a la televisión de casualidad mientras estudiaba nutrición, aunque hace 15 años que está en la pantalla. Su primera aparición fue en el ciclo de Canal 10, Tu bebé, y desde hace siete años está al frente de La Receta en La Tele (lunes a viernes a las 12.00), ciclo que se independizó de Desayunos informales, segunda mañana, aunque Catalina de Palleja sigue interactuando con los conductores del magazine.

En julio, luego de una campaña de expectativa presentada en sus redes sociales, publicó Recetas para todos los días (editorial Planeta, 1.390 pesos) que agotó su primera edición en pocos días y tiene su segunda edición en librerías.

Portada del libro "Recetas para todos los días" de Catalina de Palleja. Foto: Difusión
Portada del libro "Recetas para todos los días" de Catalina de Palleja. Foto: Difusión

Nacida en Florida hace 40 años, De Palleja tiene cinco hermanos, uno mayor y cuatro más chicos. Todos vinieron a Montevideo a estudiar, pero regresaron a su ciudad natal. “Fui la única que me quedé porque empecé a trabajar, vivía en pareja, nacieron mis hijos y armé mi vida en Montevideo”, dice la cocinera a El País.

“De los recuerdos que tengo de mi casa es gente entrando y saliendo. Entonces la cocina no era un lugar al que nos dejaran estar, sino más bien lo contrario, porque era un bullicio siempre”, dice entre risas. “Sé que suena romántico decir que en mi casa estaba siempre en la cocina, pero no fue así. Fue mi abuela la que me dejó entrar en su cocina, pero era porque estábamos nosotras dos solas en la casa”, agrega.

Desde su llegada a Canal 12, marcó su lugar con La receta, programa que nació como un espacio independiente pero que se mezcla con Desayunos informales. “Ahora estoy en contacto permanente con la mañana. Hay días que más y días que menos porque depende de la dinámica del programa, pero la mañana finaliza con La receta. Además, ese ida y vuelta que tengo con Coco Echagüe me divierte”, dice.

Catalina de Palleja. Foto: Editorial Planeta
Catalina de Palleja. Foto: Editorial Planeta

Recetas para todos los días es tu primer libro y ya va por la segunda edición, ¿qué se siente?

—Va por la segunda edición y bordeando la tercera, te digo a modo de primicia. Ha sido imponente y estoy feliz porque no esperaba esta repercusión. Uno siempre espera que le vaya bien, hacés el libro con cierta ilusión pero le ha ido tan bien, tan rápido que me está costando caer.

—A la televisión llegaste de casualidad hace varios años.

—Sí, de casualidad.

—¿Siempre pensaste en ir a buscar la oportunidad en la pantalla?

—No, hacer televisión nunca había sido un objetivo o algo a lo que pensara dedicarme. La propuesta de hacer televisión vino a mí y me dije: voy a probar. Ahí me di cuenta que me encantaba la parte de hacer comunicación y poder unirlo a la nutrición. Ahí encontré lo que me gustaba: la educación nutricional, que es parte de mi carrera. Sabía que me gustaba, pero de ahí a pensar que por hacer televisión podía encontrar una herramienta, no lo pensé nunca.

Catalina de Palleja. Foto: Editorial Planeta
Catalina de Palleja. Foto: Editorial Planeta

—¿Cómo fue hacer este libro de recetas?

—Pasó lo mismo. Cuando sos cocinero es algo obvio hacer un libro para el resto de la gente, menos para el cocinero. Al menos me pasó a mí. Pensaba estoy en un programa que sale en vivo a diario, estoy expuesta en un canal, ¿quién va a querer un libro? Pero la gente me lo empezó a pedir. Eso fue generando la inquietud y cuando la gente de Editorial Planeta me hace la propuesta formal dije: sí, vamos a hacerlo. Después todo fue cuestión de tiempo y trabajo.

—Seguramente la elección de las recetas llevó tiempo, pero ¿qué fue lo más complicado de hacer?

—Sí, la selección de las recetas fue lo más difícil. Tenía recetas como para hacer una enciclopedia, entonces tuve que ajustar y tratar de equilibrar los tipos de preparaciones. Después, lo que me dio más trabajo fue la producción y las fotos. Por suerte las fotos las hizo Lucía Carriquiry quien vino a mi casa donde hice todas las recetas. En conjunto salieron las fotos que tienen su genialidad, respetando lo que quería mostrar de cada preparación. Ella con su arte y su talento lo llevó a la realidad.

Catalina de Palleja. Foto: Editorial Planeta
Catalina de Palleja. Foto: Editorial Planeta

—¿Cuánto te involucraste en el proceso en general?

—Al mil por ciento. El diseño fue algo que la editorial me propuso y me encantó, como las páginas con colores. Nunca me lo había imaginado así, y cuando lo vi me encantó. Sobre las fotos, son las preparaciones reales sin food styling ni nada, porque así queríamos que se viera, con los posibles defectos del plato.

—¿Siempre pensaste en dedicarte a la nutrición?

—Que iba a hacer algo en la rama de las ciencias biológicas, siempre estuve segura. En un momento me plantee hacer medicina, pero se me hizo largo y pensando en la rama de la medicina surgió nutrición. Aunque nutrición, cuando hice la carrera no estaba en boga como ahora. En ese momento fue una búsqueda que tuve que hacer y me la jugué. Después, como en todas las carreras hay distintas posibilidades de acción y ahí me di cuenta que la parte clínica no era lo mío.

—Lo tuyo era más la educación y la comunicación.

—Sí, y ahí surge hacer tele y pude unir esas dos cosas. Igual trabajé en el área clínica, fue el derecho de piso a pagar cuando no tenés muy claro qué querés hacer.

Catalina De Palleja, al frente de La Receta
Catalina De Palleja, al frente de La Receta. Foto: Archivo

—En las redes sociales la gente te escribe, te consulta por alguna receta, ¿consume mucho tiempo responder los mensajes?

—Si, estoy re pendiente, porque la forma que tenga sentido lo que hago en redes, es si hay una reciprocidad. Es la forma de cerrar el círculo, y si hago un pastel de lentejas en el programa lo publico. Y si después la gente me pregunta porque le surge una cuestión y no le respondo, queda ahí la duda. Por eso le doy importancia y eso me lleva mucho tiempo. Le dedico tiempo pero lo voy mechando con otras actividades. En el correr del día hago varias cosas y trato de contestar. Es como un trabajo más.

—Con Coco Echagüe tenés un ida y vuelta divertido en Desayunos informales. ¿Eso surge natural?

—Sí. El no saber qué va a pasar me divierte mucho porque me deja manejar la espontaneidad fluidamente, como a ellos también.

—¿Esa espontaneidad siempre la tuviste o la fuiste cultivando?

—Sí, me sale ser espontánea, extrovertida no. Ser espontánea juega a favor, al menos a mí. Prefiero la espontaneidad a estar guionada, porque me tranco, me limita un montón. Hay personas que prefieren tener el respaldo de un guion. Prefiero ver qué pasa en el momento.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados