Lanzamiento

Un best seller de inspiración mística sobre la posibilidad de encontrarse a sí mismo

El canadiense Paul Young, autor de "La cabaña", acaba de publicar "La señal", su nueva novela, escrita a medias con Brad Jersak

Paul Young
Paul Young

"Fue maravilloso”, le dijo vía mail a El País, el escritor canadiense Paul Young sobre la experiencia de escribir una novela a cuatro manos con Bradley Jersak. El resultado es La señal, la aventura mística de un pastor que se aleja de la mano de Dios como una manera de encontrarlo.

Young es uno de los grandes best sellers de un género que en Uruguay, según información de la editorial Planeta, tiene muchos lectores: el libro de inspiración religiosa. La cabaña, su anterior novela fue un éxito de ventas en la parte norte del continente y hasta tuvo una versión en cine con Sam Worthington y Octavia Spencer.

La señal, que con sus poco más de 150 páginas califica como una nouvelle, es la historia de una caída y una transformación. Allí están el mal y el bien enfrentados en un hombre de fe, identificado como “El pastor” que tiene cruzar su propio calvario. Es un libro atravesado por una espitualidad cristiana.

“No escribimos este libro con una agenda, ni para tratar de convertir a nadie en nada”, dijo Young. “Queríamos escribir una invitación a la plenitud y la autenticidad exponiendo las mentiras y la oscuridad que muchos conocen como el “hogar” pero que también es una prisión. La transformación no es solo tratar de cambiar el comportamiento, sino decir la verdad, cambiar de opinión y luego ver que el cambio impacta todas las ‘formas’ de nuestro ser”.

“Usar a un pastor como protagonista no debe restringir al lector a pensar en líderes religiosos”, dijo Jersak. “Estamos describiendo la condición humana. Todos tenemos secretos que sacar a la luz, todos necesitamos ser perdonados y ofrecer perdón, y todos necesitamos tener una conversación con el “Amor divino”. Nos muestra que nadie está más allá de la curación y nadie está más allá del perdón”.

El libro es, así, la historia de una crisis que empieza con lo que parece ser un ataque de pánico, sigue en una pabellón psiquiátrico y termina con la presencia de Dios que, se suele decir, aparece en las circunstancias y a través de las personas menos pensadas.

“Brad y yo hemos experimentado la gracia de Dios en medio de la oscuridad y la pérdida, y conocemos a muchos que han experimentado un profundo trauma y quebranto”, dijo Young. “Si vamos a hablar de plenitud, debemos decir la verdad sobre el quebranto”.

La señal es, así, una historia sobre nacer de nuevo y poder ser diferente después de vencer al mal representado en un secreto terrible.

“El amor, la luz o la vida divinos pueden llegar a nosotros disfrazados y, a medida que respondemos a ese amor, luz y vida, ‘nacemos de nuevo’ en el sentido de transformación”, dice Young. Sobre eso es La señal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados