LIBROS

Una ayuda para conocer una música diferente

Un libro compila grandes discos poco conocidos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los 138 discos. Foto: Difusión

En esa línea de libros de autoayuda cultural que ejemplifica mejor que nada la serie de 1001 cosas (discos, películas, obras de arte) que hay que ver antes de morir, los argentinos Ernesto G. Castrillón y Sergio Coscia trazan una línea de tiempo de discos poco conocidos pero valiosos. Así van de una compilación de la década de 1950 (The fantastic 50’s 24 Golden Hits) a No song, no spell, no madrigal de The Apartments, un disco de 2015.

Es un lugar común decir que esta clase de cánones siempre van a tener ausencias o inmerecimientos, pero el terreno en que se mueven los autores es tan amplio, que alguna falta es inevitable. Sin embargo parecen estar la gran mayoría de esos artistas que jugaron en la segunda y tercera división del rock y, sin embargo, consiguieron jugadas inolvidables.

Es básicamente un libro de referencia para aquellos que quieran buscar más allá de la uniformidad de algoritmo en que se ha convertido nuestro gusto musical. Igual se incluyen grandes nombres como David Bowie, John Lennon, Fleetwood Mac, entre otros nombres consagrados. De muchos de ellos se destacan aristas menos conocidas. Y en una lista anglofriendly los aportes regionales pasan por el lado de Los Jaivas, Litto Nebbia (con Los Gatos y Huinca), Piazzolla, Aquelarre, Spinetta (con un par de sus encarnaciones), Gilberto Gil, Manal y unos uruguayos, Los Shakers.

Escrito con síntesis enciclopédica, 138 discos que nadie te recomendó sirve como una historia alternativa de la música popular de los últimos 70 años.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados