Lucía Flores

Una autora para niños con temas de grandes

Con la escritora Lucía Flores, una best seller para los niños

Lucia Flores
Flores. La escritora charló sobre cómo es escribir historias para un público que se fija en los detalles. Foto: Difusión

Estudió para ser profesora de Literatura pero nunca llegó a ejercer, es uruguaya pero vive en Canadá desde hace algunos años. Por eso Lucía Flores siente que lo único estable en su vida ha sido escribir.

“Me acuerdo que en segundo de escuela, empezábamos a escribir redacciones chiquitas y mientras mis compañeros escribían cinco líneas yo escribía dos páginas. Siempre escribí”, dice con voz risueña esta escritora que desde 2015 ha regresado a nuestro país para promocionar sus libros.

Aunque esa formación en literatura, reconoce que le ha servido para sus libros. “Porque cuando uno escribe tiene todos los libros de los demás en la cabeza y así sale su propio estilo”, reconoce. Finalista del premio Hackmattack, los libros de Flores han sido traducidos al italiano y también se encuentran en francés y español.

Actualmente Flores es profesora en la Universidad Laval en Quebec donde enseña francés y español. También da clases de didáctica a los profesores que llegan de todas partes del mundo y les enseña la ciudad. “Lo maravilloso de esta ciudad es que mandan a una uruguaya para hablar de la cultura de Quebec. Y eso es genial porque creo que habla muy bien de los canadienses que no tienen ese etnocentrismo y ponen a una uruguaya a hablar de esa ciudad. Creo que el extranjero tiene una mirada diferente y puede ver cosas que una persona del lugar no las ve”, dice.

—Sus libros son para un público infantil, aunque no se sobreestiman al lector, ¿cómo es escribir así?

—Sé que los niños son lectores exigentes. Son niños que se fijan en cosas que uno tal vez no se fija. Entonces la coherencia tiene que ser muy grande, incluso con la ropa que se ponen los personajes, toda la lógica tiene que estar ahí. Los niños se nutren de historias y entonces son exigentes y se fijan en todos los detalles. Otra cosa es para no ser paternalista o hablarle en un tono así, es hablarles y ponerse en la piel de ellos: que los personajes sean niños. Creo que tengo esa facilidad porque cuando escribo soy los personajes y pienso como ellos y me digo y ahora qué pasaría.

—Es escribir pensando cómo lo van a tomar el lector.

—Sí, exactamente. Antes de escribir mi primera novela, (El congreso de los feos), hacíamos giras porque teníamos un teatro de marionetas y siempre me acordaré de los ojitos de los niños, tan atentos que se meten por completo en la historia. Entonces cuando escribí El congreso de los feos, tenía todos esos ojitos que en mi mente me miraban y los tenía presentes. Tenía un auditorio y tenía que cautivarlos y atraerlos a mis historias.

—Sus historias son de amistad pero también tratan temas como el bullying, tema central de El congreso de los feos. ¿Cómo fue escribir un tema bastante sensible para niños?

—Mi idea no era escribir sobre el bullying, salió así porque dicen que sobre todo en la primera novela el escritor se revela mucho. He tenido experiencias de bullying cuando niña y se ve que eso lo tenía en el inconsciente y salió, pero lo que traté de hacer fue no enseñar nada y tomarlo desde la simplicidad del niño, donde lo importante es la amistad y ayudar al amigo que es diferente, pero ningún mensaje ni nada de eso.

Lucía Flores
Lucía Flores, sus libros se encuentran en italiano, francés y español. Foto: Difusión

—Una lectura acentuada en los valores.

—Sí, porque en esa época estaba en un grupo de discusión filosófica, entonces siempre teníamos tema. Por eso en cada uno de mis libros hay una pregunta. Aquí es qué pasa cuando uno es distinto a los demás, en otro es qué sentido tiene estar en la tierra y en otro es la soledad. Siempre hay un tema de fondo. Seguramente por eso, porque estaba reflexionando mucho en esos grupos de discusión sobre temas así.

—¿Cómo fue encontrar ese estilo y público específico?

—En aquella época, cuando pensaba hacer mi primera novela no sabía si escribirlo para grandes o niños, y en esa época cuando era mamá de chiquitos, les contaba historias, y me pareció que un congreso de feos era más divertido para los niños, con las brujas, monstruos que para adultos, fue mejor que escribir de gente triste y sola.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º