Entrevista a Nelson Fernández

"Apunto a libros que sean útiles"

El destacado periodista habló con El País de su último libro, El voto del agua tibia

Nelson Fernández
Nelson Fernández. Foto: Fernando Ponzetto

El voto del agua tibia es un libro que analiza los cambios en la izquierda uruguaya, desde finales de los años 80 hasta hoy, para hacer una proyección hacia las Elecciones de 2019. Su autor contextualizó algunos aspectos del flamante libro.

-Las editoriales uruguayas están publicando cada vez más libros sobre política...

-Sí, hay un público ávido de temas políticos. Y lo que veo es que la gente cada vez valora más que le expliquen, o mejor dicho, que le ayuden a entender. Hoy la información está en todos lados. Pero la gente valora un producto que además de entretener, explique: ese producto se valora. Y yo apunto a libros que sean útiles, y eso sintoniza con una demanda. Creo que la gente se interesa por la política, aunque también veo otro sector que tiene un gran desinterés, y hasta un rechazo por la política. No es un sector grande, pero empieza a crecer.

-Hubo como una apuesta fuerte de los gobiernos uruguayos de izquierda hacia la cultura.

-Bueno, yo eso lo señalé en el libro ya desde las causas por las que gana en Frente Amplio, que se había hecho mayoría en todos los ámbitos, de la educación y de la cultura. Y cuando digo cultura, lo amplío también al espectáculo. Hoy se dice que las murgas son de izquierda. Pero antes no eran, o de pronto había una que era de izquierda. El rock podía ser más de izquierda, pero la cumbia no. Hoy eso sigue siendo bastante fuerte, pero empezó a mostrar algunas debilidades. Porque mucha gente de la cultura, siente que no hubo el apoyo que pretendían.

-¿Te parece que antes la derecha no había visualizado claramente el potencial que tenía apostar a la cultura?

-Uno en realidad asocia al Frente Amplio con el Teatro Solís renovado, con el Auditorio Nacional Adela Reta, y sobre todo con el Ballet Nacional Sodre. Pero el Auditorio fue posible porque vino de una obra de gobiernos anteriores. No obstante, queda asociado al Frente Amplio. No es, sin embargo, que los gobiernos anteriores hayan desechado la cultura. De hecho, el Auditorio lleva el nombre de Adela Reta porque fue impulsado durante un gobierno de un partido tradicional.

-¿De tus libros cuál se ha vendido mejor?

-Quién es quién en el gobierno de Mujica, que tenía en la tapa a Mujica cortando asado. Le pedí yo que posara para esa foto. Lógicamente creo que tuvo que ver con el interés que generaba la figura de Mujica.

-¿Sentís que son libros vinculados a una coyuntura política?

-Sí. Aunque había muchos libros sobre Mujica, y el mío no era un libro escandaloso, sino que procuraba dar elementos para entender al gobierno de Mujica. Creo que era un libro muy explicativo. Y en el caso de este libro, El voto del agua tibia, tiene una cuestión de coyuntura, pero creo también que va a ser un libro que se va a leer dentro de muchos años, y va a ayudar a entender un fenómeno que no es fácil de entender. No es fácil de entender lo que ha pasado en Uruguay.

-Los periodistas siempre han escrito libros, pero ahora ese fenómeno parece ir multiplicándose.

-Sí, al periodista le encanta ser leído, y muchos hemos optado por hacernos un tiempo también para escribir libros. Algunos sobre casos puntuales de investigación, que han hecho aportes muy buenos para entender un fenómeno en concreto. Y los libros hechos por periodistas creo que muchas veces tienen como una marca a fuego, que se la da el estilo, la forma, las características propias del ejercicio del periodismo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)