UNA BATALLA POR LOS DERECHOS

La industria musical sale a pelear a YouTube

McCartney y Taylor Swift entre los que reclaman derechos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Trent Reznor contra Youtube. Foto: Wikipedia

Cada avance tecnológico de esos que abundan en los últimos tiempos, han servido para que los músicos muestren su faceta mercantil. Están en su derecho: es su creación y como tal debe ser pagada.

Pero es que los músicos, incluso aquellos que hacen de la irreverencia su signo, han salido a reclamar ante cada nueva estructura del negocio ya sea Napster, iTunes, Spotify, Apple Musica. Ahora se suma YouTube.

La semana pasada hizo pública su queja Trent Reznor, pero la lista de molestos alcanza a gente como Taylor Swift, Paul McCartney, U2, Kings Of Leon, Carole King y Patrick Carney de los Black Keys. Gente de primera división.

Muchos de ellos están entre los firmantes de una petición para reformar una ley del copyright digital en Estados Unidos y así regular el uso de la música en servicios como YouTube, informó Rolling Stone.

Reznor, líder de Nine Inch Nails y ganador del Oscar por la música de Red Social, acusó a YouTube en una entrevista para Bilboard de "hacerse grande a base de contenido gratuito robado, y aupado en mi trabajo y en el de mis colegas". Reznor se mostró preocupado por la posibilidad de que en el futuro los músicos no puedan ganarse la vida.

YouTube calificó de falsas las declaraciones de Reznor: asegura que la compañía le ha pagado más de 3.000 millones de dólares a la industria musical en todo este tiempo.

La petición, firmada ya por 180 artistas y tres sellos discográficos, reclama la reforma de la ley Digital Millennium Copyright Act (DMCA) que, según la petición, permite que YouTube sea "un puerto seguro" para infringir los derechos de autor de los músicos. Lo han hecho al permitir que "las corporaciones tecnológicas crezcan y generen enormes beneficios al facilitar que los consumidores puedan llevar casi cualquier canción grabada en la historia en su bolsillo a través de un teléfono inteligente, mientras los ingresos de los compositores y los artistas siguen disminuyendo". Piden una reforma de la ley para equilibrar la distribución de ingresos.

"Dénme cinco minutos en @youtube y probablemente pueda encontrar 250 canciones disponibles por las que el artista no está recibiendo un dólar. Por lo menos", escribió Patrick Carney, el baterista de Black Keys, en YouTube.

A través de un comunicado, un representante de YouTube aseguró que "la abrumadora mayoría" de los sellos y editores musicales tienen acuerdos de licencia con su compañía para permitir que los usuarios puedan colgar sus videos con canciones".

Y que "cualquier afirmación de que ese contenido es en su gran mayoría no autorizado, es falsa", añadió

La ley en cuestión fue aprobada en 1998 antes de que existieran los servicios de reproducción de video en línea, y fue un intento por actualizar la legislación sobre los derechos de autor a las nuevas tecnologías. En base a EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)