música - entrevista a walter meza, de horcas

Horcas: "Tratamos de renacer de nuestras cenizas"

Horcas, una de las bandas más destacadas del thrash metal sudamericano, vuelve a Uruguay y se presenta mañana en BJ Sala. Antes, su cantante Walter Meza conversó con El País.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Horcas

Los fanáticos uruguayos se han acostumbrado a que Horcas venga, por lo menos, una vez al año a visitarlos. Y 2015 no será la excepción. La banda argentina que desde 1997 lidera Walter Meza tocará mañana en BJ Sala, después de que se presenten las invitadas Epsilon, Vallvuler Banda y Genealogic. El show comenzará a las 23.00 y las entradas, que se venden en Abitab, cuestan 450 pesos.

Horcas llega en el marco de su gira "Ahora o nunca", que no sólo repasa su último disco, el elogiado Por tu honor (Tocka Discos, 2013), sino que recorre el repertorio elaborado en casi 30 años de carrera.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

"Este último disco, Por tu honor, nos abrió un montón de puertas, y el ir a presentarlo a Uruguay nos llena de alegría, porque sabemos que pegó fuerte ahí", comenta Meza en conversación telefónica con El País.

-Decís que les abrió un montón de puertas, pero es algo que han venido logrando en estos 30 años de carrera que van a cumplir el año que viene.

El tema de ser una banda clásica nos llena de orgullo. Pero en el negocio de los discos fuimos nominados como Mejor Disco de Heavy Metal (Premios Gardel 2014) junto a Carajo y Jauría, y vino un reconocimiento de todos los medios. Eso permite ampliar un poquito el radio de acción, porque hay gente que no conoce a Horcas. Eso nos abrió la puerta a que la gente investigue, y eso se está viendo en la convocatoria.

-¿Notan que se va renovando el público?

Sí, y esa es la satisfacción que tiene un artista. Ver que se renueva el público, porque eso también sirve para que vos te renueves, no quedes con el cerebro cerrado y puedas mejorar toda la música.

-¿Por tu honor es su mejor disco?

Cada disco va marcando una etapa de nuestras vidas. Creo que Por tu honor es un disco de transición con el que nosotros dejamos ciertas cuestiones extramusicales de lado, y nos abocamos a disfrutar y a escribir lo que sentimos en este momento. Marca también la entrada en la composición de Lucas Simcic, que es el guitarrista que entra en lugar de Gabriel Lis, y nos motiva a mejorar y a cerrar cuestiones del pasado que realmente nos afectaban. Venimos todos de divorcios, de muertes de familiares directos; estábamos medio estancados y siempre la entrada de un integrante nuevo da otro aire. Esta gira se llama Ahora o nunca y no quiere decir que sea la última gira de Horcas, sino que no hay que guardarse nada, hay que poner todo en la mesa. Y está trayendo sus beneficios; tenemos un nivel de exigencia muy grande porque ya somos gente mayor, y tenemos que prepararnos para dar un show de dos horas con todo. Horcas hace música con actitud, mucho volumen, con letras que mueven sentimientos. Es un buen momento para que nos vean.

-¿Les ha costado mucho apartarse de esas cuestiones extramusicales?

Sí, porque nosotros estamos muy expuestos. Horcas es una banda que siempre fue difícil, que se cayó, se levantó… No por nada hemos pasado tantos cambios de integrantes, la muerte de nuestro fundador (Osvaldo Civile). Hemos pagado un precio mental, tiene un costo, porque tantos años de gira, de rock, de noche, cuando estamos tocando los 48 años, es un desgaste importante. Nos tenemos que nutrir; tratamos de renacer de nuestras cenizas, ir formándote de vuelta para que haya un atractivo para las nuevas generaciones y poder seguir viviendo de esto. Yo siempre estoy relacionado al ambiente musical; tengo un programa de televisión, una escuela de música, pero mi droga es el escenario. Yo creo que sin un escenario me moriría. Por eso cuando estás pendiente del qué dirán te juega en contra, y como Horcas es una banda muy pasional, que ha movido muchas cosas, nos hemos hecho eco de ese descontrol.

-También quedan rehenes de esas emociones que generan, y tienen que lidiar con eso.

Y sí. Es como hacer terapia, ¿viste? Hemos sorteado un montón de cosas tristes, pero la muerte de Osvaldo nos marcó a fuego, y el hecho de haber seguido tocando sin él e imponer nuestra forma de trabajo y de hacer música nos llevó a un motivo de orgullo y también a críticas despiadadas. Es terrible, pero uno se acostumbra. Lo único que nos salva es el amor que nos tiene nuestra familia y nuestra gente, y aprender de nuestros errores para no lastimarnos ni faltarnos el respeto entre nosotros. La fórmula de nuestra continuidad es nunca faltarnos el respeto. Y siempre tener objetivos. Esta gira es un objetivo; empezamos por Uruguay y después seguimos por Bolivia, Ecuador, Colombia, México. Tratamos de darle a la familia el cien por ciento el momento que estamos con ellos, y al momento de estar de gira es el cien por cien a la banda. La ausencia es complicada y a medida que pasan los años estás más pendiente y tenés miedo, por ejemplo de que no vaya nadie a verte a un show. Uno trata de estar bien con uno mismo para que eso se traslade a la gente. Ahí se cierra el circuito.

-Igualmente, más allá de esos miedos y esas cosas obvias que con los años se van acrecentando, vos no te ves lejos de un escenario.

En este momento no. Me siento bien cantando, no le falto el respeto a la gente ni a mí porque mantengo el nivel de lo que grabo en el disco. La gente quiere escuchar esa voz, salvando la diferencia de años. Somos buenos músicos y nos equipamos para no defraudar.

-Para este show que van a hacer en Uruguay van a repasar su repertorio. ¿Es cierto que preparan hasta 60 canciones?

(Se ríe) Preparamos pero vamos intercalando. Hay temas que los tenemos muy incorporados, que son clásicos, pero tenemos el desafío de hacer cosas nuevas. En Uruguay vamos a hacer un popurrí de grandes canciones. Imaginate que van a haber cuatro generaciones, desde chiquitos de 15 a tipos de más de 40. Va a estar bueno reencontrarnos con esos viejos pelados y gordos.

-¿Para el año que viene preparan algo en particular por los 30 años?

Vamos a dejar que el tiempo nos vaya mostrando qué nos quiere regalar. El tema ahora es hacer el disco nuevo; ya estamos delineándolo. Vamos a presentar una canción nueva en Uruguay, que se llama “Mundo caótico”. Va a ser un regalo a tanto cariño y lealtad. Vamos a entrar a los estudios en setiembre y saldrá para noviembre, y el año que viene arrancamos gira nueva. Pero vamos a terminar esta gira, que si no ya me estoy cansando de antemano (se ríe).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados