STEPHEN KING

El guía de un viaje en el tiempo

Se puede ver por AMC, 22/11/63, miniserie sobre cómo evitar el asesinato de Kennedy.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Stephen King. Foto: Steve Schofield

"Le pongo al aparato a Stephen King". Hay un silencio al otro lado. Uno espera con aprensión escuchar una respiración amenazante y una voz cavernosa. O acaso aterciopelada pero con un raspeo maligno al final de las frases, como la del vampiro Kurt Barlow de El misterio de Salem’s Lot. Sin embargo, lo que llega es un saludo amable, en un tono jovial y casi alegre. ¿Mister King?, inquiero. "Sí, soy yo". ¡El Rey del Terror, el mismísimo Señor Huesos al teléfono!, ¡el padre de Jack Torrance,Carrie White, el payaso Pennywise y Cujo! Me persigno instintivamente.

"¿Hola?", Stephen King suena divertido. Le explico atropelladamente que nos vimos hace años, en la presentación en Londres de su novela La historia de Lisey. Me viene a la mente la imagen del escritor, grande, corpulento, de movimientos algo deslavazados, pálido, con gafas de culo de botella y boca fina, de labios casi inexistentes. Esta voz, muy clara, parece de otra persona, alguien mucho más simpático y definitivamente nada amenazador.

La entrevista con Stephen King (Portland, Maine, 1947) es por la miniserie televisiva de ocho episodios 22/11/63, que en Uruguay empezó a emitir el canal AMC. Está basada en su novela del mismo título que The New York Times saludó como "la mejor novela sobre viajes en el tiempo desde H. G. Wells". Ese título es la fecha del asesinato de John F. Kennedy en Dallas y la trama gira en torno a un viaje en el tiempo desde la actualidad para tratar de impedir el magnicidio.

"Me gusta mucho la adaptación, es estupenda", dice King. "Siempre es difícil llevar un libro a la pantalla, pero la televisión ofrece una fantástica oportunidad para desarrollar en imágenes la historia y los personajes de una novela".

¿Es la mejor versión que le han hecho? "Como sabe ha habido muchas novelas y cuentos míos que se han llevado al cine y a la televisión. Probablemente esta es la mejor que se ha hecho para televisión". King tiene el detalle de recordar que es productor ejecutivo de la serie.

Las series, dice, son hoy una oportunidad inédita para hacer buenas adaptaciones de novelas. "Me gustan las películas, y voy mucho al cine, ¡pero hay que reconocer que lo de dos horas y fuera es muy poco para novelas largas y complejas! Las series —yo soy fan de algunas como Breaking Bad— permiten un desarrollo más natural y armónico de las tramas, y en el caso de las adaptaciones, ofrecer un relato más acorde con la realidad de una novela".

22/11/63 es una obra de fantasía, más devota de la ciencia ficción que del género de terror. "Trata sobre un viaje en el tiempo, claro, que es algo que no existe, pero aparte de que hay elementos terroríficos (y estéticos) que mis lectores reconocerán con facilidad, presenta un dilema muy interesante: si pudieras ir al pasado, ¿qué cambiarías? Si se tratara de cambiar una sola cosa, ¿qué elección harías? ¿Matarías a Hitler o a Mussolini? ¿Qué escogerías? Sería una gran responsabilidad, porque el mundo podría ser luego muy diferente". En la historia de King, la elección es impedir el asesinato del presidente Kennedy. "Es factible: se trata simplemente de detener a un hombre con un fusil. Es un suceso que podría cambiarse, Kennedy sobreviviría y eso cambiaría la historia de Estados Unidos y del mundo".

Es evidente que King no cree en el segundo tirador. "No, no creo en la teoría de la conspiración. No tiene sentido. A la gente le es fácil creer en grandes conspiraciones, porque enriquece el argumento, da más interés a la trama. La CIA mató a Kennedy o la mafia, o los cubanos. No, no. Fue un solo loco. A veces me pregunto por qué a la gente no le cuesta pensar que fue un solo lunático criminal quien mató a Lennon y en cambio necesitan una conspiración para matar a Kennedy".

22/11/63 está llena de aportes al subgénero de viajes en el tiempo. El leitmotiv es que el pasado se resiste a ser cambiado. Como dice uno de los personajes, "si haces algo que le jode mucho al pasado, el pasado te joderá a ti". El pasado, entonces, adquiere una calidad malévola, una personalidad consciente como el hotel Overlook , la casa Marstein o el Plymouth del 58 de Christine. mismo creaba las reglas".

Hablar de paradojas temporales, del "efecto mariposa", que aparece en la historia nos lleva a Ray Bradbury."Ajá, claro, él escribió esa gran historia, El ruido de un trueno, con un viaje a cazar dinosaurios en el que se produce un minúsculo cambio que tiene consecuencias inimaginables". Es sabido que Stephen King admiraba mucho a Bradbury y ha reconocido su influencia. "Sobre todo sus cuentos de terror, los de El país de octubre y su novela La feria de las tinieblas, que influyó mucho en mí". ¿Lo conoció personalmente? "Sí, era un hombre maravilloso".

King ha reflexionado mucho sobre los miedos, que son la materia de sus historias, y de sus sueños. "Hoy día hay muchas más cosas a las que tener miedo". ¿A qué tiene miedo él? "Tengo miedo a que caigan bombas nucleares en manos de los terroristas, tengo miedo al fanatismo, al extremismo. Hay muchas cosas ahí fuera que dan miedo". Siempre ha sostenido que todos los miedos se esencializan en uno fundamental, el miedo a la muerte. "Claro, no por ella solo, sino por el dolor, o quizá sobre todo por el dolor. Para mí también es un gran miedo el perder la capacidad mental".

El escritor se ha quedado callado y un gran silencio invade la línea. Ahora sí le oigo claramente respirar. Y en ese sonido cabalgan como notas espectrales en un pentagrama oscuro todos los horrores que han salido de su cabeza y su alma. Los hombres desmoronados en la locura, los monstruos que acechan bajo la cama, en los armarios y tras las ventanas y puertas, las cosas sin nombre que materializan nuestras pesadillas. Del más allá llega una cortés despedida y luego, el silencio definitivo.

Una miniserie que tiene todo lo que queremos de un escritor.

22/11/63, la miniserie de ocho capítulos, creada por J.J. Abrams (el creador de Lost, el director de alguna Star Wars y de alguna Star Trek y basada en el libro de 2012 de Stephen King, narra la historia de Jake Epping (intepretado por James Franco, foto) un profesor de inglés de una pequeña ciudad de Maine que descubre que el restorán al que siempre va hay un tunel del tiempo. El dueño del lugar (interpretado por Chris Cooper) está enfermo le explicará cómo funciona el artefacto y le indicará una misión: viajar en el tiempo para evitar el asesinato del presidente de Estados Unidos John F. Kennedy.

Irá varias veces como para generar algunos cambios en la historia y así impedir que Lee Harvey Oswald concrete el magnicidio y se desencadenen una serie de eventos desafortunados que incluyen la guerra de Vietnam y la crisis moral y social que la seguiría. De ahí la fecha límite de su misión que da título al libro de King y a la miniserie: el 22 de noviembre de 1963.

22/11/63 es una producción de Hulu, un servicio de streaming no disponible en Uruguay pero que se ha lanzado a competir en el mercado de Amazon y Netflix.

Originalmente el proyecto iba a ser una película dirigida por Jonathan Demme (El silencio de los inocentes, Filadelfia) pero con desavenencias con King sobre qué dejar y qué sacar en la película, terminó cancelando la sociedad. Stephen King tiene experiencia en esto de adaptar su obra: prácticamente todos sus cuentos y novelas han sido vistas en el cine y la televisión. Actualmente se emite mundialmente Under the Dome basada en una de sus novelas.

22/11/63 se emite en Uruguay a través del canal AMC (está en el básico de los servicio de cable), los lunes a las 22.00.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)