LIBROS

Guerra extranjera en tierra uruguaya

Dos libros de Uruguay ante la Guerra Civil española.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Comités de ayuda a la República se multiplicaron por todos los barrios. Foto: Difusión

En los próximos días se lanzan dos libros de historia que tratan sobre la relación entre Uruguay y la España de la guerra civil y el franquismo. Por un lado, hoy se presenta Papeles de plomo, que editado por Banda Oriental aborda la historia de los uruguayos que lucharon en la Guerra Civil española. Se trata de un trabajo llevado adelante por tres investigadores españoles: el antropólogo Sergio Yanes, el historiador y arqueólogo Carlos Marín, y la historiadora María Cantabrana, quienes estarán esta tarde a las 19:00 en Fundación Fucac (Av. 18 de Julio 2017) para un mano a mano con el público.

Cuatro días después, el lunes, a las 18:30, en la librería Linardi y Risso (Juan Carlos Gómez 1435), el historiador Carlos Zubillaga presentará su obra Una historia silenciada. Las relaciones diplomáticas de España y Uruguay durante el primer franquismo (1936-1955), acompañado por Hebert Gatto y Gerardo Caetano. El texto obtuvo ya el Premio Anual de Literatura (en la categoría Historia, inédito), y es el segundo tomo de una obra, cuya primera parte mereció el Premio Bartolomé Hidalgo en 2015.

De algún modo, ambos libros son complementarios, e ilustran las dos caras de la moneda. "Gabriel Terra fue uno de los primeros dirigentes internacionales en reconocer el Régimen de Burgos, que es como se suele llamar a la España franquista, y corta relaciones con la República. Y surgió todo un movimiento popular uruguayo que se alineó en contra de Terra y de Franco, de fuerte apoyo a la República española", explica a El País Carlos Marín, para ubicar el tema en su contexto.

El libro Papeles de plomo sintetiza las dimensiones que tuvo el apoyo popular que Uruguay le dio a la República española, a través de una enorme cadena de comités de ayuda, así como de voluntarios que se sumaron a la guerra. "Hubo en Uruguay cuatro grandes coordinadoras de comités de apoyo, una masculina, otra femenina, otra juvenil, y otra era la de los propios españoles reunidos por casas regionales. Estaban repartidas por todo Montevideo y por muchas ciudades del Interior. En los años 37 y 38 hubo todo tipo de colectas y actos, desde recitales de poesía a teatro. Se pedía dinero, e incluso a los obreros que entregaran un día de jornal", adelanta Marín.

Zubillaga, por su parte, eligió otro punto de vista: "La historiografía uruguaya, y en general la latinoamericana, se ha preocupado poco por dilucidar los alcances de la organización, la acción y las alianzas locales del falangismo y del franquismo en los países que aquel régimen denominó la Hispanidad", explica el docente.

"Esa despreocupación por el fenómeno de penetración ideológica de una de las modalidades del totalitarismo europeo de los años 30 y 40 del siglo pasado, impidió calibrar adecuadamente la persistencia de un pensamiento antidemocrático que abonaría décadas más tarde las experiencias dictatoriales en la región. Mi interés estriba en develar esa trama de compromisos ideológicos, como una contribución para comprender mejor la historia contemporánea latinoamericana".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados