LA DESPEDIDA DE UNA FAMILIA BIEN

El final de una de las mejores series de época

Con un capítulo de dos horas se despide “Downton Abbey”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Downton Abbey

La globalización, las redes sociales, el streaming y la piratería le han quitado buena parte de sorpresa a algo que en otra época se vivía con mucha ansiedad: el final de una serie. Máxime si ese final ya fue emitido en otros países, como pasa con la despedida definitiva de Downton Abbey, que en América Latina ocurrirá este domingo, a las 21:00, por Film&Arts.

Si bien muchos ya saben cómo fue el último especial de Navidad de la excelente serie británica, todavía quedan quienes han hecho lo posible y lo imposible para no conocer al menos los detalles. A manera de adelanto, sin espoilear nada, se puede decir que en el episodio final de la sexta temporada, de dos horas de duración, abunda el romance con algunos toques agridulces.

El último adiós se producirá en víspera de Año Nuevo, en este caso 1926. Muy a pesar de ella, Lady Mary (Michelle Dockery) se esfuerza por construir puentes de comunicación con su hermana, pero los secretos de Lady Edith (Laura Carmichael) siguen siendo una amenaza, incluso cuando pensaba que ya no tenía más nada que perder. En tanto en el mundo de "los de abajo", Carson (Jim Carter) se esfuerza por llegar a un acuerdo con los nuevos emprendimientos, lo que prueba que incluso el más estructurado y conservador de los sirvientes no es invulnerable al cambio. Además, el día que Anna (Joanne Froggatt) y Bates (Brendan Coyle) tanto esperaron está por llegar. Isobel (Penelope Wilton) recibe una noticia devastadora que hará que se una con Violet (enorme Maggie Smith). ¿Y qué pasará con el patriarca de la familia Crawley? Robert (Hugh Bonneville) deberá aprender el valor de la independencia.

Downton Abbey, que comenzó a emitirse en 2010, atrapó no solamente a los amantes de las historias de época, sino también a aquellos que generalmente le huyen por creer que son aburridas. Creada por Julian Fellowes, ganador del Oscar por el guión de Gosford Park, tuvo todos los ingredientes necesarios para conquitar a todos los públicos, desde los que buscan romance y lucha de clases, pasando por los que se sienten atraídos por los abordajes sociales y enfrentamientos por el poder, hasta los que se enganchan con alguna intriga o misterio. No en vano se transformó en un suceso, primero en Inglaterra y enseguida en el resto del mundo. En su país de origen fue el drama más exitoso desde Brideshead revisited y una de las producciones más costosas, con capítulos que demandaron más de un millón de euros, lo cual se pudo apreciar claramente en una cuidada reconstrucción de época y un elenco de primer nivel.

Todo eso fue reconocido tanto por la crítica como por los distintos premios del ámbito televisivo. Ganó tres Globo de Oro —Miniserie y dos a Actriz de Reparto (Froggatt y Smith)— además de varios Emmy, SAG y Bafta. Sin duda, una serie difícil de olvidar aunque Fellowes ya prometió a la cadena NBC que hará la versión estadounidense de este drama, ahora en la Nueva York del siglo XIX.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados