SHOWMATCH

Un famoso baile desde adentro

Hoy vuelve “Bailando por un sueño”, con sede en Montevideo y tres famosos uruguayos

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Bailando por un Sueño. Foto: Marcelo Bonjour

Está por terminarse el ensayo en una academia ubicada en pleno Carrasco, y el equipo está concentrado en un truco en el que hay que ajustar tiempos para que salga cien por ciento bien. La coach Verónica Paschiero da indicaciones, y Fernando Vázquez y Estefanía Pais acatan. Hacen el paso una vez, otra, otra y otra; lo tienen, y ahora están listos para pasar la coreografía entera un par de veces, con música.

Hoy a las 22:30 vuelve ShowMatch y, bajo ese clásico nombre, Bailando por un sueño, que nunca tuvo tantos uruguayos ocupando el lugar de famosos como este año: además del líder de Rombai, en el certamen competirán Agustín Casanova —su par de Márama— y Osvaldo Laport. En Uruguay se verá como siempre por La Tele, y en el interior por la Red Uruguaya de Televisión Color.

La primera entrega servirá básicamente para demostrar todo lo que puede hacer la producción de Ideas del Sur, y para introducir el programa que se irá desarrollando después. Marcelo Tinelli protagonizará un sketch de 18 minutos que estará repleto de famosos —desde Arturo Puig a los hermanos Lopilato, pasando por Chano Charpentier y Adrián Suar—, y luego habrá otros atractivos.

Mora Godoy bailará tango en el aire en el Obelisco (habrá que verlo para entenderlo), Pampita se moverá dentro de un motorhome en la Villa 31, y el Cirque du Soleil y el elenco de la obra Franciscus harán sus aportes. ¿Qué más pedir, no? Sí, hay más: el debut de Candelaria Tinelli como cantante y, una vez más, la participación de Lali Espósito y sus bailarines.

Tinelli y su equipo pueden hacer lo que quieran, y lo demuestran con una presentación pomposa. También organizando un reality "por un sueño" que tiene figuras de todo tipo: el boxeador Evander Holyfield, la cantante española Marta Sánchez, dos exnovios que están enfrentados en la Justicia por presunta violencia doméstica (Federico Bal y Barbie Vélez, que supuestamente establecieron no cruzarse en el show), un hijo de Diego Maradona y un hijo de Julio Iglesias... La lista, de tan mediática, resulta agotadora.

Además, este año volverá Gran Cuñado, donde serán imitados el presidente argentino Mauricio Macri y su mujer Juliana Awada, la exmandataria Cristina Kirchner, Sergio Massa, Elisa Carrió, y hasta dos "parejas famosas": José Ottavis y Vicky Xipolitakis, y Juan Manuel Urtubey e Isabel Macedo.

Entre tanto nombre, a Fer Vázquez le tocará debutar el 10 de junio, y la coreografía está bastante avanzada.

Desde adentro.

"Estoy anonadada", dice Paschiero a El País, mate de por medio. El año pasado fue asistente de coach de Barbie Vélez, pero esta será la primera vez que tendrá una pareja a cargo en Bailando. Le tocó Vázquez, y desde Buenos Aires le avisaron: "la vas a tener que remar, es de madera".

"Nos conocimos acá, tuvimos que googlearlo para ver sus movimientos", dice Paschiero y Pais complementa su idea.

"Ah, sí, soy refamoso en Argentina", comenta el cantante.

Cuando se vieron las caras por primera vez, Vázquez estaba rodeado de sus amigos y les dijo a sus nuevas compañeras de trabajo: "yo no coordino". En el escenario se mueve al ritmo de la música, pero los temas de Rombai ni en los videoclips llevan una coreografía marcada.

Pero en el ensayo queda claro que ni es de madera ni es descoordinado. Más allá de problemas de tiempo, la coreografía le sale bien a la pareja, que concreta con éxito un par de trucos arriesgados para un primerizo. El ritmo es disco, que desde hace años viene siendo el primero en Bailando, y la canción un hit de un cantante que ganó popularidad internacional en los últimos años.

No se puede contar demasiado porque para su debut falta, y porque la producción de ShowMatch pide discreción. Pero eso que el jurado suele pedirle a los participantes —carisma, conexión, sonrisas a la cámara— está presente.

Tal como sucede con el equipo de Agustín Casanova (ver recuadro), Pais y Paschiero se mudaron a Uruguay hace unos días y estarán viviendo acá hasta que termine su participación en el certamen. Se instalaron en un hotel en la zona de Tres Cruces y todo —el alojamiento, sus gastos, el lugar de ensayo, los viajes y claro, los sueldos— los paga la producción del programa.

"Hasta el domingo estuvimos ensayando", cuenta Vázquez. Las prácticas vienen siendo a diario, con una carga de tres horas. "Pero no se siente, porque me distraigo de todo y solamente bailo. Es una experiencia nueva para mí, me gustó mucho y veremos cómo nos va. Creo que nos va a ir bien".

"Además tenemos pila de tiempo, porque sigue siendo mayo, ¿no? ¿Qué día es hoy?", pregunta el cantante, que al otro día de esta entrevista tenía ensayo, rodaje para la película de Rombai y Márama (se estrena el mes que viene), una reunión por un videoclip y más tarde ensayo largo de la banda.

"Tres veces dijimos que no, porque era difícil llevar nuestra vida, que ya estaba siendo un caos a nivel de tiempos, a eso. Pero Marcelo personalmente nos dijo que nos quería tener", cuenta Vázquez respecto a la negociación que los llevó, a él y a Casanova, a estar en el concurso televisivo. "Es otra cosa para probar, y otra cosa para implementar a nuestros shows".

Además, agrega, nunca estuvo en discusión que se radicaran en Argentina, porque los dos creyeron que todo iba a salir mejor si se quedaban en Uruguay y trasladaban el equipo para acá. Lo plantearon a la producción, que buscó coachs y bailarinas dispuestas a viajar, para que estuvieran a gusto.

Vázquez dice que no ha podido ver nada de lo que está preparando Casanova (y visceversa), pero están en contacto y bastante entusiasmados con este nuevo desafío. "Ayer o antes de ayer hablé con él, me dijo que estaba rebien, que ya estaban terminando y que no le había parecido tan difícil al final", revela. Al parecer, a él tampoco.

- Agustín Casanova - Participante

El coach Matías Ramos debuta este año en el concurso, entrenando a la pareja que conforman el líder de Márama y la bailarina Josefina Oriozabala. Como las compañeras de Vázquez, Ramos y Oriozabala también se instalaron en Uruguay para trabajar con el cantante. "No sabemos si somos buenos, sabemos que hay buena energía", escribió Casanova en Instagram junto a una foto en la que se lo ve ensayando y divirtiéndose con su compañera, quien está entusiasmada porque le tocó un "equipo hermoso" para trabajar.

- Osvaldo Laport - Participante

El galán de telenovelas que vive hace años en Argentina, es uno de los veteranos que buscará lucirse en la pista. Estará junto a Micaela Rinaldi, una experimentada del concurso que el año pasado acompañó al conflictivo actor turco Ergün Demir. Trabajará con ellos Nazarena Amaya, la entrenadora que en 2015 estuvo junto a Lizy Tagliani y Cristian Ponce. "No soy buen bailarín", avisó de antemano Laport, que se reencontrará en televisión con su colega Soledad Silveyra.

- Almada y Peña - Imitadores

Dos humoristas uruguayos serán parte del elenco de Gran Cuñado, la parodia de reality que tiene a políticos como protagonistas. Sebastián Almada (en la foto con Freddy Villarreal, otro de los imitadores), quien hace años viene colaborando con Marcelo Tinelli en distintas producciones, tendrá que imitar a tres personajes: al empresario Lázaro Báez, procesado por lavado de dinero; Pablo Moyano, titular del sindicato de Camioneros; y Marcos Peña, jefe de gabinete de Ministros. Roberto Peña, por otra parte, volverá a hacer de Sergio Massa, líder del Frente Renovador.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)