Liguilla

Los fallos del concurso de carnaval serán hoy: hay varios candidatos, pero pocos favoritos

Hoy actúa Agarrate Catalina, y con eso se cerrará la competencia oficial

Cayó la Cabra. Foto: difusión
Cayó la Cabra

Con la tradicional noche de fallos, llega a su fin una nueva edición del carnaval montevideano. Allí, el jurado presidido por Ramiro Pallares e integrado por siete miembros leerá, desde la medianoche, los puntajes de los grupos participantes de las cinco categorías, rueda por rueda y jurado por jurado, garantizando altas pulsaciones y finales electrizantes.

La paridad y un nuevo reglamento serán los verdugos de varias quinielas. A diferencia de años anteriores, donde algunas categorías llegaban al final de la temporada con las preferencias definidas, 2019 trajo una inusual sensación: hay escasísimos favoritismos en humoristas, comparsas, parodistas, revistas y murgas.

Al cierre de esta edición estaba prevista la actuación de La Trasnochada, que junto con Cayó la Cabra y Agarrate Catalina —que canta hoy a las 21.30— conforman el tridente de vanguardia en el género más popular del carnaval.

Las tres logran la excelencia por distintos caminos: Las Cabras con humor contundente, fino e ingenioso, La Trasnochada con mucha pegada en sus últimos 30 minutos y dos puntas excelentes, y La Catalina con una sobresaliente aptitud técnica, a la que se le agrega un repertorio con poesía, humor y reflexión. Es imposible vaticinar un ganador sin ver los últimos pasajes de ambas, ya que el plus de una noche brillante puede ser el factor que desnivele la balanza.

También vale el reconocimiento para La Mojigata, que juega un rol de cuarta en discordia. A mi juicio, posee el mejor libreto, aunque puede relegar posiciones si, como se prevé, pierde algunos puntos en el trascendente rubro de coro.

En el parodismo las aguas también están divididas. Ayer le correspondía el cierre a Los Muchachos, actuación que queda fuera de esta nota. De repetir lo hecho en la segunda rueda, el grupo de la familia Yern puede tomar una leve ventaja sobre Nazarenos, que asoma como un contendiente de fuste con su parodia sobre Omar Gutiérrez.

Momosapiens, que arrancó el certamen con una valoración altísima, no tuvo el mismo impacto en la segunda y tercera rueda, de modo que parece contar con menos chance, a pesar de que un buen puntaje en textos puede fortalecer su posicionamiento final. Aristophanes aspira a llevarse la distinción a la mejor parodia —Movimiento Tacurú—, pero está un poco por debajo en algunas importantes aristas técnicas.

Humoristas es la única categoría a la que no le quedan actuaciones pendientes. Aquí también reina la incertidumbre, pero con Cyranos con un leve favoritismo sobre Sociedad Anónima y Joker’s. Es un género donde los libretos y la interpretación tienen un peso excluyente, y los comediantes de Arteatro poseen un trabajo ligeramente más contundente, pese a que algunos de sus principales momentos se resuelven de modo individual y eso puede generar algún dolor de cabeza inesperado, si es que el jurado optó por propuestas de ejecución más colectivas.

En comparsas, Tronar de Tambores y Yambo Kenia aparecen, a juicio de este cronista, mejor perfiladas que C 1080. Sarabanda (que debió actuar ayer y cuya actuación no cuenta en esta nota) tiene buenos méritos globales, pero difícilmente entre en la definición. En la platea del Teatro de Verano la balanza se inclina mayoritariamente hacia Yambo Kenia, que pegó primero.

Sin embargo, voy a optar por la comparsa de Kanela, por poseer una mejor ejecución, además de haber realizado dos sobresalientes funciones finales.

En tanto, en revistas se presenta otra difícil opción. El candidato natural hubiera sido Tabú, de no mediar algunas notorias imprecisiones liguilleras en el cuerpo de baile. Es un rubro determinante y estrictamente analizable desde el plano técnico. Ello quiere decir que las bondades o defectos en los argumentos —que son la base de cualquier espectáculo— quedan en un lejano segundo plano con este reglamento. Si House, que actuó ayer, repitió lo hecho en la segunda rueda, está en perfectas condiciones de quedarse con el primer premio.

Los que definen

El jurado

El jurado del concurso Oficial esta integrado por siete miembros, que juzgan en cinco rubros. El primero es voces, arreglos corales y musicalidad, a cargo de Jorge Caticha y Afredo Leirós. El segundo es textos e interpretación y sus jueces son Carla Cámera y Gustavo Cabrera. En ambos casos, la dupla de jurados obedece a la decisión de dar mayor relevancia a dichas áreas, buscando, a su vez, dos opiniones no necesariamente idénticas.

El rubro 3 es puesta en escena y movimiento escénico, a cargo de Norma Berriolo, al tiempo que el 4, coreografías y bailes, es evaluado por Paola Garabedian. En tanto, el rubro 5 corresponde a vestuario, maquillaje y escenografía y es juzgado por Lucrecia de León. Todos evalúan también la visión global del espectáculo.

Según el nuevo reglamento, a cada jurado se le asigna un coeficiente o múltiplo, que es el que dará el puntaje definitivo. En murgas, la mayor incidencia será de los rubros de voces y textos, en parodistas pesarán decisivamente los libretos y la puesta en escena, en humoristas los libretos y la actuación; en revistas, el baile, y comparsas llevará la ventaja quien logre los mejores dividendos en música, danza y vestuario.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)