Segunda rueda

Concurso: Excelencia de Yambo y Las Cabras y muy buen nivel de Nazarenos

Pese al frío, la noche contó con entradas agotadas; varios ratificaron aspiraciones

Yambo Kenia
Yambo Kenia, una gran actuación. Foto: [email protected]

Yambo Kenia abrió ayer una nueva jornada de carnaval en el Teatro de Verano, en la que actuaron únicamente tres grupos, luego de que el pasado viernes el jurado postergara la noche a causa de la lluvia.

Una vez más la comparsa del Paso Molino se plantó con mucha fuerza en escena, repitiendo el excelente mostrado días atrás.

En esta oportunidad hubo mejoras en la parte sonora, fundamentalmente en los primeros minutos del espectáculo, permitiendo así la comprensión de los solistas y el coro, algo que en la primera rueda no había podido completarse en los mejores términos a causa del excesivo volumen de la orquesta y la superposición de los distintos planos.

Los textos de Yambo Kenia son claros y presentan una sucesión de historias sobre mujeres pioneras en las ramas del arte, la política o las luchas por los derechos civiles, la mayoría de las cuales no son del conocimiento inmediato del público, de modo que el trabajo despertó un importante interés de los espectadores por conocer detalles de dichas biografías.

El relato estuvo compuesto por descripciones sencillas y breves, cantadas con muy buenos solistas y actuadas con brillo y amplio despliegue coreográfico. Este último punto también presentó superación y más prolijidad, en la comparación entre ambas ruedas.

Sobresalieron las creaciones y composiciones de Juan Steiner y Eduardo Da Luz, que dieron un sabroso marco musical, más una rica y precisa cuerda de tambores.

Por lo hecho en ambas actuaciones, una vez más Yambo Kenia se coloca entre las favoritas del candombe.

A segunda cantó la murga Cayó la Cabra, que actuó en excelente nivel y ratificó sus serias aspiraciones en la categoría de murgas.

Hizo un trabajo muy sólido, basado en un libreto ingenioso y muy parejo, donde predominó el humor, aunque también hubo espacio para la crítica política (que no siempre fue característica del grupo), más otros fragmentos de mensaje y poesía, terrenos en los que el grupo sí viene trabajando fuerte desde hace varios carnavales.

Su coro no es el de mayor potencia, pero tiene mucha ductilidad, es muy claro y agradable a la hora de transmitir sus bellos arreglos, al tiempo que defiende impecablemente los distintos climas que propone el texto. Cuenta con una musicalidad encendida y una muy buena batería.

Además, tiene en Maximiliano Tuala a una figura que irrumpe con fuerza a la hora de recoger carcajadas, mientras que el coro, como colectivo, se encarga de darle un plus a los ocurrentes remates de cada situación. 

Sus puntos fuertes del medio son el cuplé sobre la independencia de los jóvenes y otro sobre la sexualidad, que pueden aspirar a integrar la lista entre los seleccionados del 2019. El mismo concepto merece su estupenda despedida.

También merecen importantes destaques la puesta en escena, vestuario e iluminación, dentro de un marco técnico de excelente nivel general. Su regreso en las finales será en busca de la máxima posición, junto a un pequeño grupo de rivales.

El cierre de la noche fue con los parodistas Nazarenos, que realizaron una pasada más que satisfactoria por el máximo escenario de Momo.

El espectáculo tuvo una vez más su punto altísimo en la parodia de Omar Gutiérrez, muy bien balanceada entre el humor y la emoción, que fue interpretada nuevamente de modo vibrante por Aldo Martínez, la figura del grupo, que mereció una rotunda aprobación de la platea.

El trabajo resume los aspectos centrales del comunicador maragato, subrayando su carisma y veta popular, así como su permanencia en el tiempo durante varias décadas.

Su primera parodia, Coco, tuvo una adecuada ambientación visual, aunque la respuesta de la platea a las situaciones de humor fue menor a la de la primera rueda y por allí deberán llegar los ajustes liguilleros.

A nivel técnico, el grupo apuesta fuerte en varios de los rubros. En el de voces y música, a los acostumbrados excelentes rendimientos de Fabián y Miguel Villalba, se sumó una mejor utilización de las pistas en los momentos iniciales.

También hay un cuidado trabajo en las demás áreas principales, por lo que el grupo pareció asegurar su clasificación a la ronda final, que comenzará este viernes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)