Katy Perry y Lenny Kravitz tocan esta noche en el show de mediotiempo

Estrellas, millones y televisión: la maquinaria del Super Bowl

Supongamos que usted quiere ser una de las 75 mil personas que esta noche presenciarán la edición XLIX del Super Bowl entre los New England Patriots y Seattle Seahawk en el estadio de la Universidad de Phoenix, en Arizona. 

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Lenny Kravitz y Katy Perry serán los encargados de animar el mediotiempo.

Según el sitio web www.tiqiq.com, que muestra el remanente de entradas, deberá pagar entre 7 mil y 15 mil dólares por una sola localidad, dependiendo de la posición de la butaca. Si no, deberá conformarse con ser uno de los más de 180 millones de todo el mundo que seguirán el evento en vivo por la televisión. En Uruguay se podrá ver desde las 20 horas por ESPN y Fox Sports.

A juzgar por sus números, el Super Bowl es el evento más importante para los estadounidenses, incluso por encima de cualquier cadena nacional. De ahí que comprar un espacio publicitario de 30 segundos durante el evento tenga un costo de cuatro millones y medio de dólares, algo que este año va a significar para la NBC una ganancia de 350 millones en unas pocas horas.

¿Que no le importa el fútbol americano? El Super Bowl no es solo un evento deportivo: es una de las vidrieras más importantes para un artista de talla mundial. El espectáculo de medio tiempo es todo lo pomposo que puede imaginarse un espectador. Si nunca lo vio, esta noche puede confirmarlo: un despropósito de unos pocos minutos donde se van millones y millones y donde la puesta en escena es casi o tan importante como la música.


Si no puede ver el video haga click aquí

Por eso el año pasado no tenían sentido los reclamos que se le hacían a los Red Hot Chili Peppers y Bruno Mars, encargados del esperado show, por haber hecho playback: la NFL apuesta todo a ese frenesí de unos pocos minutos y no se arriesga a un eventual desperfecto del sonido en directo. Todo tiene que salir perfecto, como en un gran videoclip.


Si no puede ver el video haga click aquí

Los Patriots y los Seahawk son los mejores de 32 equipos de la NFL, que disputaron esta temporada 298 partidos. Una final épica que tendrá un show épico a cargo de Katy Perry y Lenny Kravitz. En la conferencia de prensa previa, Perry aseguró que también habrá otra estrella invitada al escenario, aunque lo mantiene como sorpresa. "Solo puedo decir que será una noche divertida entre mujeres y que algunas caras se van a derretir cuando salga al escenario", adelantó.


Si no puede ver el video haga click aquí

Perry y Kravitz tendrán unos cronometrados 12 minutos y medio para hacer su show. "Me dará el tiempo para mostrar todos mis looks", dijo la artista, que preparó su vestuario con el diseñador Jeremy Scott. "El primer vestuario será candente". Ya nos podemos hacer una idea a qué se refiere, sobre todo cuando agrega que "nada se va a desinflar sobre el escenario", en referencia a una reciente polémica por falta de presión en los balones.


Si no puede ver el video haga click aquí

Los antecesores de Perry y Kraviz fueron los ya mencionados Bruno Mars y Red Hot Chili Peppers; antes que ellos estuvieron Beyoncé, Madonna y los Black Eyed Peas. "Quiero hacer una combinación de Beyoncé y Madonna", dijo Perry. Y adelantó: "Voy a ser la primera en llevar un león y tiburones al show". Las organizaciones por los derechos de los animales están atentas.


Si no puede ver el video haga click aquí

Industria.

Perry, que le ganó la pulseada a Coldplay y Rihanna, es desde hace pocos meses la artista más popular de Twitter, algo que también influye: se estima que el Super Bowl seam encionado unas 25 millones de veces en el correr de las próximas horas. Algunos especulaban con que habría pagado por estar; ella lo negó rotundamente. El año pasado, de hecho, Bruno Mars declaró que había actuado gratis. ¿Por qué? Seguramente porque el solo hecho de actuar ante millones de espectadores de todo el mundo no es algo que se de todos los días.

Eso sí: con esta edición se cumplen cinco sin una banda de rock en el escenario del Super Bowl, desde que los Who lo hicieran en 2010, un año después de Bruce Springsteen. El pop parece ser lo que manda en la industria hoy por hoy y este evento lo confirma. De hecho, hasta la celebritie Kim Kardashian tendrá su momento en la noche con un comercial de telefonía móvil, donde se tomará una selfie.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados