Está cerca Pureza, la nueva novela de Jonathan Frazen

Un escritor que siempre consigue brillar

Jonathan Franzen ya tiene nueva novela en inglés. Y aunque aún no se sabe cuándo llegará a Uruguay, la versión en español que edita Salamandra, la noticia ya genera ansiedad entre los seguidores de este escritor estadounidense.

Se llama Pureza y es el regreso a la ficción del autor de Libertad, obra con la que fue aclamado desde la tapa de la revista Time como "el gran novelista estadounidense de nuestro tiempo" (Time). The Guardian definió el otoño boreal como Frazenfall, el otoño de Franzen y eligió los otros libros importantes de la temporada a partir de eso.

La novela se centra en Purity Tyler, una chica recién graduada que persigue la identidad de su padre y vive en una suerte de casa okupa de Oakland agobiada por una deuda universitaria de 130.000 dólares, según el resumen que hizo El País español. "Todos la llaman Pip, como al protagonista de Grandes esperanzas, de Charles Dickens, feliz coincidencia que invitó a pensar en otra reivindicación de Franzen de la vigencia de la forma de contar de las grandes novelas decimonónicas"

"Es mi novela contra las ilusiones de libertad tecnológica que tratan de vendernos los peligrosos iluminados de Silicon Valley", explicó en agosto Franzen en su casa de California a El País de Madrid. La trama explora variados conflictos: la lucha entre el periodismo tradicional y las tácticas de guerrilla de filtradores como Assange o Snowden, la quimera del anonimato en las sociedades conectadas o el sentimiento trágico de la vida en pareja.

La crítica volvió a saludar los méritos del escritor ("la voz de Franzen alcanza una nueva octava", dijo Michiko Kakutani en The New York Times), así como en marcar las distancias de Pureza con sus antecesoras, Libertad y Las correcciones, más preocupadas por la vida de la clase media estadounidense en el cambio de milenio.

Lo que parece indudable es que Franzen, autor del célebre ensayo ¿Por qué molestarse? (1996), sobre la pérdida de influencia de la novela, ha vuelto a lograr colocar sus obsesiones narrativas y fobias tecnológicas en el centro del acelerado debate contemporáneo con una novela de factura clásica de casi 700 páginas. En base a El País de Madrid

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados