televisión

Los diez momentos más impactantes del final de temporada de "Game of Thrones"

Terminó la sexta temporada de la serie, y fue tan impactante que la dividimos en dos Top 5: los peores y los mejores momentos. Obviamente, hay muchísimos spoilers.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jon Snow en el último capítulo. Foto: HBO

Las categorías "mejor" y "peor" son demasiado ambiguas en una serie como esta, pero para nosotros, éstos fueron los momentos que más nos impactaron en lo emocional. Primero, los peores. 

La muerte del Meastre Pycelle — No tanto por él, un anciano bastante repugnante y escurridizo. Cualquier asesinato llevado a cabo por niños es escalofriante. 

La tortura de la Septa Unella — Otra vez: no es que nos simpatice demasiado Unella, una inquisidora que disfrutaba de torturar a los demás. Pero entregársela a la monstruosa Montaña es típico de Cersei, la peor villana de la serie ahora que Ramsay Bolton ya no está. 

El atentado — Podemos regocijarnos con la expresión del Gorrión Supremo cuando, un segundo antes que explote todo, se da cuenta que Cersei finalmente logró engañarlo. Pero no podemos sino sentir amargura por la muerte de Margaery Tyrell, una mujer inteligente, bella y de lo poco rescatable en la corte del Trono de Hierro. 

El suicidio — Pobre Tommen. Primero fue una herramienta del Gorrión Supremo y luego de su madre, que no dudó en quitarle a su esposa. No aguantó tanta desdicha. 

La asunción de Cersei — Al final, consiguió lo que quería: ser la emperatriz. ¡Mujer taimada, ladina y maligna! Ah, la odiamos cada vez más. La miagen final de su coronación, cuando mira hacia su derecha y ve la cara de su amante y hermano Jamie es impagable. Gran secuencia, gran actriz. Gran desazón. 

Ahora, los mejores.

La aparición de Arya Stark — En el capítulo ocho Arya había avisado que iba a volver a casa, y lo hizo a lo grande: se apareció en lo de Walder Frey, donde ocurrió la Boda Roja, y vengó a su familia con una escena tan brutal como fascinante. Valió aplausos eso.

El rey del Norte — Gracias a la pequeña lady Mormont (gran personaje, gran) "el bastardo" Jon Snow fue proclamado por sus seguidores como el rey del Norte, tal como pasó con el difunto Rob Stark. King of the North!

La llegada de Sam a Antigua — Una escena naif entre tanta conmoción, pero el rostro de Samwell Tarly mirando la biblioteca donde estudiará para ser maestre vale ser resaltado.

La mano de la reina — Ayer volvió el viejo Tyrion que tanto queremos, y tras una charla monumental Daenerys Targaryen lo nombró su mano derecha en este camino a conquistar el trono. Fue un momento épico.

La confirmación de la teoría — Los fanáticos que siguen la saga literaria habían llegado a la conclusión de que Jon Snow en realidad no es un bastardo, sino el hijo de Lyanna Stark (hermana de Ned, su supuesto padre) y Rhaegar Targaryen. Ayer, con una secuencia bellísima y conmovedora, esta historia se concretó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)