CRÍTICA - discos

Decir lo dramático con suavidad

ESTACIÓN TANGO (****)Año: 2015. Sello: Perro Andaluz. Músicos: Julio Cobelli, Andrés Poly Rodríguez, Gabriel Federico y otros.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: gabrielamorgare.com

La voz llena de matices de Gabriela Morgare recorre los temas del disco Estación tango, permitiendo el reencuentro con algunos clásicos del género, presentados con personalidad, sensualidad y exquisitos tonos para la nostalgia.

El repertorio fue elegido buscando y logrando una amalgama justa entre el dibujo de la voz de la artista, y las letras y melodías de éxitos de antes que nunca dejan de despertar interés. El disco se presentará en Sala Zitarrosa, el sábado 14 a las 21.00.

Un ejemplo sobre lo dicho es una canción tan conocida como "Niebla del riachuelo", a la que la cantante vuelve a extraer su riqueza y sentimiento, apoyada por un grupo de músicos que también dan a estos tangos un vigor nuevo. Algo similar ocurre con "Romance de barrio", donde reaparecen los ritmos suaves y cadenciosos.

El tango suele tener un raro equilibrio entre lo trágico y lo divertido. Quizá por eso Jorge Luis Borges lo definió como una diablura. Y no solamente porque haya tangos jocosos y otros trágicos. Más allá de la cuerda dramática o cómica, en el tango se da mucho ese juego continuo entre decir con suavidad lo más duro.

Y en ese aspecto, Gabriela Morgare logra con solvencia transitar ese terreno en el que lo triste se convierte en algo divertido, y la letra más dramática se hace suave canción.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados