Primera rueda

Concurso: Nazarenos sobresalió en una etapa de gran nivel

Curtidores de Hongos confirmó y sorprendieron Los Joker's y Jardín del Pueblo

Nazarenos. Foto: Twitter @teatrodeverano
Nazarenos. Foto: Twitter @teatrodeverano

La etapa de anoche fue abierta por la murga sanducera Jardín del Pueblo, que confirmó y superó lo hecho en la prueba de admisión, con un espectáculo muy disfrutable y parejo.

El grupo desarrolló una propuesta inteligente y muy bien narrada, donde en cada uno de los cuadros se trazan una serie de paralelismos entre la realidad y la fauna del litoral uruguayo, desplegando una afinada descripción de nuestra idiosincrasia. El texto tiene un sutil trasfondo político y una mirada caricaturesca de nuestra sociedad.

Es así que Cuentos del Litoral propone a dos teros que pisan la escena con un salpicón picante, al que se agrega un breve momento denominado “los Tirafruta”, también de buena pisada.

Con el cuplé del perezoso, el texto comienza a profundizar el tono irónico, ya que el personaje encarna una descripción del mundo visto al revés. Es uno de los momentos en los que se busca la respuesta humorística, un recurso que, aunque se esboza, no es la principal herramienta comunicativa y, tal vez, el único punto criticable.

Luego llega un emotivo homenaje a Luisa Cuesta, logrado a través de un estupendo clima, al tiempo que los cuplés “Los Patoteros” y “Los Desconfiados” vuelven a instalar un tono satírico más que disfrutable. A la globalidad debe computarse como puntos a favor un delicado cuidado de la escena, muy buen coro (salvo en el comienzo de la despedida) y un vestuario más que destacado.

Se trata de un grupo que se ganó su lugar en la consideración de la categoría y que tiene méritos para pensar en una posible clasificación a la ronda final, instancia para la que ya hay varias anotadas.

A segunda hora fue el turno de los humoristas Los Joker's, que brindaron una de las mayores sorpresas en lo que va del certamen. El grupo de la familia Tuala no había tenido una buena prueba de admisión, pero en esta primera rueda dio en el clavo con un espectáculo muy original, cuya primera parte obtuvo una buena nota, complementándose con una segunda de excelencia.

El grupo combinó parte de sus atributos históricos con otros nuevos. Entre los primeros, debe destacarse el abordaje político como trasfondo de la historia, lo que permite a los espectadores disfrutar de una serie de situaciones y sátiras sobre la actualidad. En el mismo sentido, manejaron muy bien el recurso del chiste corto, un modo de construcción que parecía haber quedado en desuso, pero que varios grupos se han encargado de reivindicar con éxito.

Entre los aspectos nuevos, sobresale la búsqueda de varias escenas predominantemente breves, con varios actores y mucha acción, donde se lució un elenco comandado por Darío Sellanes, Marcelo Tuala y Augusto Tuala, al que no le faltaron varios jóvenes que rindieron con precisión.

En materia interpretativa hubo un adecuado tiempo de actuación, lo que permitió llevar la historia con fluidez y permitir el disfrute de los espectadores, sobre todo en la segunda mitad, donde el público celebró con carcajadas y donde hubo un reconocimiento generalizado a la originalidad.

Si el grupo logra poner un punto más a la primera parte —que parte de una buena nota— está en condiciones de realizar un espectáculo de excelencia.

A tercera hora actuó parodistas Nazarenos, con una actuación de gran nivel, que combinó humor y emoción en las parodias “Coco” y “Omar Gutiérrez”.

El grupo de la familia Villalba apostó por una fórmula rendidora. Abrió el repertorio una historia de fantasías, que se aproxima a la cultura mexicana a través de la música y la desdramatización de la muerte, cuyo significado es distinto al que predomina en culturas occidentales como la nuestra.

Se trata de un relato largo, con varias situaciones y personajes, que Nazarenos presentó con golpes de humor más que satisfactorios. Esta mitad del espectáculo tiene para corregir el sonido de las pistas, la claridad de los parlamentos a raíz de uso de las máscaras, y un ritmo de actuación un poco menos acelerado, al menos en algunos pasajes.

En tanto, la segunda parodia se volcó por el lado sensible, a través de la caricatura de un personaje fuertemente arraigado en la vida de los uruguayos. Allí volvió a sobresalir el estupendo actor Aldo Martínez, cuya caracterización fue aplaudida de pie por los espectadores, en reconocimiento a la elaboración de un personaje cuyas gestualidad y voz están fuertemente marcadas en el imaginario.

Hubo una muy buena progresión del relato y una muy buena síntesis histórica, para completar una muy elogiable realización global, que pone un año más al grupo como gran protagonista.

El cierre de la noche fue con la murga Curtidores de Hongos, que presentó un espectáculo más que satisfactorio, con puntas de excelente nivel, un coro y arreglos impecables y un medio sostenido, que no tiene puntos semigeniales, pero tampoco momentos especialmente flacos.

El repertorio se llama Tóxico y enuncia, describe y critica las conductas de los uruguayos y la sociedad actual, alternando entre la ironía y otros pasajes más directos, reservándose los espacios poéticos para el cierre. Por su temática, desarrollo y fundamentación, se trata de una murga de tipo humanista, que parte de una mirada inconformista sobre la actualidad, a la que adosa una mirada esperanzadora al final.

Los golpes humorísticos llegan a través de Diego Bello, cuyas intervenciones van dando los pies a cada uno de los cuadros. Son equilibrados y actuados con mucho ritmo.

Luego de una poética presentación llega el turno de un salpicón, más tarde llegan los niños y los fachos, mientras que los momentos reflexivos aparecen previo al cierre, donde otra vez vuelve la crítica de la mano de los “sobrevivientes de la realidad”. Tiene terreno para subir un poco más el rendimiento del medio, pero siempre a partir de una buena idea, notables intérpretes y un libreto más que interesante, fundamentado y coherente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)