Actores exigen redención para los perseguidos

El código enigma y los condenados por ser gay

El código Enigma, estrenada la semana pasada, narra la vida de Alan Turing, el matemático inglés que rompió el cifrado de la máquina Enigma utilizada por los nazis en la segunda guerra mundial. 

También muestra la persecución que sufrió el matemático por su condición de homosexual. Turing fue condenado por "indecencia grave" en 1952, y condenado a una castración química. En 2013 —probablemente previendo el impacto de la película— la reina Isabel "perdonó" a Turing por su condena.

Pero según Benedict Cumberbatch —el actor que interpreta a Turing—, no es suficiente. "Sesenta años después, ese mismo gobierno alegó perdonarlo otorgándole un indulto. Encuentro eso deplorable. Las acciones de Turing no merecían un perdón —las del gobierno sí—, y los otros 49.000 hombres perseguidos merecen lo mismo, declaró el actor al portal The Hollywood Reporter.

Las declaraciones de Cumberbatch se suman a las del actor Stephen Phry, una voz con propiedad. Fry es uno de los homosexuales más reconocidos de Ingletaerra, e interpretó a Oscar Wilde en Wilde, la película que relata el auge y caída del escritor, quién también fue condenado por su homosexualidad.

"¿Debería Alan Turing haber sido perdonado solo porque fue un genio cuando entre 50 y 70 mil fueron encarcelados, castrados químicamente, y sus vidas arruinadas (...) si el fue perdonado, quizás también se debería perdonar a todos esos hombres." declaró Fry luego del estreno de El Código Enigma.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)