Estreno

Woody Allen vuelve a Manhattan en tiempos particularmente tormentosos

El jueves se estrena en Uruguay, "Un día lluvioso de Nueva York", la última y demorada película del director estadounidense

Woody Allen
Woody Allen, un director que sigue trabajando

A juzgar por el tráiler, Un día lluvioso en Nueva York, la nueva película de Woody Allen que se estrena este jueves en Uruguay tiene todos los ingredientes que se asocian con su cine. Ahí hay, por lo visto, una historia romántica en esa Nueva York de postal y clase alta que es su universo habitual.

Por lo visto en el adelanto se mueve en un mundo de actores, escritores, prostitutas y familias ricas, una combinación también habitual pero que esta vez tiene estrellas juveniles en los papeles principales. La pareja central la integran Timothée Chalamet (el chiquilín de Llamame por tu nombre) y Elle Fanning (Aurora en la saga Maléfica) y el elenco lo completan Selena Gómez, Jude Law, Diego Luna y Liev Schrieber.

La historia esta vez sigue a una pareja de universitarios que van a pasar un fin de semana especial en Manhattan pero todo empieza a enredarse cuando se cruzan con una aspirante a actriz (Gómez) y un galán latino (Luna) y hay un director complicado con una película en la vuelta.

Contada así, está cerca de algunas cosas que Allen hizo en la década pasada como La vida y todo lo demás y Melinda y Melinda, seguramente de los momentos menos agraciados por los que ha pasado Allen, quien tiene 83 años, y lleva 50 dirigiendo películas.

La última estrenada en Uruguay fue La rueda de la fortuna con Kate Winslet y no estaba mal. De hecho en los últimos 10 años, Allen —que el lugar común dice que es repetitivo y está lejos de su mejor etapa— hizo cosas que pueden figurar cómodamente entre lo mejor de su carrera: Medianoche en París, Blue Jasmine, Hombre irracional e incluso Café Society.

Un día lluvioso en Nueva York
Un día lluvioso en Nueva York: Fanning y Chalamet

Hay muchos que creen que ninguna de ellas está a la altura de sus mejores películas (entre las que figurarían Dos extraños amantes, Manhattan, La rosa púrpura de El Cairo, Hanna y sus hermanas, Días de radio, La otra mujer, Crímenes y pecados, Maridos esposas) pero esos son estándares que no se alcanzan todos los días. Todo indica que esta última no está a esas alturas.

Las acusaciones en 1992 de haber abusado sexualmente de su hija Dylan cuando tenía siete años, no hicieron mella en elprestigio de Allen quien —después de un ostracismo en el que no paró de trabajar— estrenó sus dos películas más exitosas, Medianoche en París (que le dio un Oscar a mejor guion original) y Blue Jasmine, una actualización de Un tranvía llamado deseo que le dio un Oscar a Cate Blanchett.

Pero el regreso de las acusaciones a las noticias (a través de sus hijos Dylan y Ronan Farrow), hizo que muchos actores hayan renegado de haber trabajado con él. Allen fue alcanzado por la nueva agenda de derechos representada por el movimiento MeToo.

Un día lluvioso en Nueva York fue producida por Amazon, como parte de un contrato con Allen por cuatro películas, que la compañía dejó sin efectos ante las acusaciones. De ese acuerdo solo se había conocido la serie Crisis in Six Scenes, que no estaba nada buena. El director está demandando por 68 millones de dólares a Amazon por no cumplir con lo acordado y retener Un día lluvioso en Nueva York impidiendo que se estrene en Estados Unidos. El 6 de septiembre se exhibió en el festival de Deauville y desde entonces ha sido distribuida en algunos mercados europeos.

Y ahora llega a Uruguay, un lugar que siempre ha tenido un particular afecto por Allen.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)