Cine

Willem Dafoe, el actor que siguió su instinto

El actor será homenajeado en el Festival de Cine de Berlín, que comienza el jueves

Willem Dafoe
Willem Dafoe

Más de un centenar de películas hechas, tres nominaciones al Oscar conseguidas y los nombres Martin Scorsese, Oliver Stone, Wim Wenders y Wes Anderson entre la lista de cineastas para los que trabajó.

Así de sorprendente es el historial del actor estadounidense Willem Dafoe, quien será homenajeado durante el 68° Festival Internacional de Cine de Berlín, a realizarse entre el jueves y el 25 de febrero.

Dafoe recibirá un Oso de Oro honorífico en un año consagratorio para su carrera. El intérprete, de 62 años, se encuentra nominado al Oscar a Mejor actor de reparto por su película más reciente, El proyecto Florida

El proyecto Florida, protagonizada por Willem Dafoe, tendrá su estreno en Uruguay el próximo 1° de marzo.

Además de obtener el reconocimiento del festival -conocido como la Berlinale-, el actor se presentará el miércoles 21 de febrero en el certamen en una conversación abierta el público en la que hablará sobre las diferentes etapas de su carrera.

Las diez infaltables de Dafoe, según la Berlinale

La Berlinale también contará en simultáneo con una retrospectiva de diez películas de Dafoe.

La selección, que abarca casi tres décadas de películas del actor, puede tomarse como un resumen del escape de las etiquetas que el actor nacido en Wisconsin ha tenido dentro y fuera de Hollywood.

En Vivir y morir en Los Angeles, por ejemplo, el director William Friedkin vio en el actor -quien para el estreno de la película en 1985 tenía 30 años- la impronta ideal para interpretar al astuto falsificador de ambigua moralidad que protagonizaba el thriller.

Tan solo un año después, Dafoe dio su primer papel memorable en Pelotón, de Oliver Stone. Como el sargento Elias, obtuvo su primera nominación al premio Oscar a Mejor actor de reparto, pero el inglés Michael Caine se lo ganó por su participación en Hannah y sus hermanas, de Woody Allen.

La Berlinale también mostrará dos películas que el Dafoe protagonizó en 1988, uno de los años más significativos dentro de su profesión. Dafoe encabezó La última tentación de Cristo de Martin Scorsese y participó de Mississippi en llamas de Alan Parker, en la que dejó en claro el amplio rango que su presencia podía alcanzar en la ficción.

La polémica en torno a La última tentación de Cristo, en la que Dafoe dio una sentida interpretación como el mesías del Cristianismo, llegó incluso a Uruguay. Entre otros sucesos, durante el estreno de la película en noviembre de 1988, la Conferencia Episcopal Uruguay (CEU) consideró que la película de Scorsese y Dafoe ofrecía “un deplorable ejemplo de agresión contra los derechos de la comunidad cristiana”.

Y es que a la hora de elegir sus trabajos, Dafoe nunca se alejó de los papeles polémicos o incluso los secundarios.

Se convirtió en uno de los villanos más recordados de Marvel al encarnar al Duende Verde en la primera película de Spider-Man en 2002 cuando, tan solo dos años antes, había sido reconocido por múltiples premios gracias a uno de sus roles más extraños.

The Florida Project
Willem Dafoe en "El proyecto Florida"

Ese papel fue en La sombra del vampiro, otra de las películas elegida por la Berlinale para reconocer la labor de Dafoe. Bajo la dirección de E. Elias Merhige, el actor logró otra segunda nominación al Oscar al interpretar al terrorífico protagonista de Nosferatu, Max Schreck, quien esta versión ficticia era un vampiro verdadero. El encargado de arrebatarle el premio a Dafoe en esa ocasión fue Benicio del Toro.

El Festival Internacional de Cine de Berlín también hará hincapié en el pasaje de Dafoe por las biografías dramáticas. Se proyectarán Desenfoque —en la que Dafoe interpretó a John Henry Carpenter, acusado de asesinado al conductor Bob Cran—- y Pasolini. En la película de Abel Ferrara, el actor encarnó al cineasta italiano Pier Paolo Pasolini en los últimos años de su vida antes de ser asesinado.

Otras selecciones notables del certamen alemán incluyen los papeles de Dafoe en la desgarradora Anticristo, de Lars von Trier, al igual que la entrañable La vida acuática, de Wes Anderson, con quien trabajó en otras dos ocasiones, incluyendo la premiada El Gran Hotel Budapest.

Con El proyecto Florida, su más reciente producción, Dafoe parece haber dado con el tipo de papel capaz de despertar el reconocimiento dormido de la industria en la que ha trabajado por más de tres décadas. Como el administrador de un motel en las afueras de los parques de diversiones de Florida, Dafoe carga a su personaje de un realismo y sentimentalismo que es potenciado por el enfoque casi mágico de Baker sobre una población marginal en Estados Unidos.

Mientras espera obtener el esperado premio el próximo 4 de marzo, Dafoe ya prepara tres nuevos proyectos que acentúan su prolífico ritmo: Aquaman, el debut como director de Edward Norton y lo nuevo de Julian Schnabel (La escafandra y la mariposa), donde encarnará al pintor Vincent van Gogh. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º