BRYAN CRANSTON

Y el villano se convirtió en el suegro más sufrido

Hoy se estrena ¿Por qué él?, una comedia que muestra otra faceta de Walter White.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Bryan Cranston. Foto: Difusión

Antes de ser Walter White —o sea uno de los grandes personajes de una de las grandes series de la historia de la televisión— se lo había visto poco a Bryan Cranston en el cine. A partir de hoy hay dos películas suyas en cartel: Operación Escobar y ¿Por qué él?, lo que es un montón para un laburante del cine.

La fama de Breaking Bad le llegó a Cranston después de 40 años de carrera. Siempre en papeles secundarios, este actor nacido en el mismísimo Hollywood en 1956, es hijo de actores, fue ganando presencia en apariciones especiales en un montón de series: antes de Walter White fue Hal, el padre del personaje central en Malcolm in the Middle y tuvo papeles en series exitosas como Seinfeld, How I Met your Mother y The King of Queens, o las más viejas Matlock y Texas Ranger con Chuck Norris.

Llegar al cine le costó un poco más. Tuvo un papel pequeño en Rescatando al soldado Ryan y en Pequeña Miss Sunshine, pero nada demasiado destacado. Era un esforzado trabajador del espectáculo.

Claramente en su carrera hay un antes y un después de Breaking Bad. Cranston conoció a Vince Gilligan, el creador de la serie durante el rodaje de un episodio de Archivos X, uno de los cientos de trabajos del actor.

"Para mí había un solo actor para el papel" de Walter White recordó alguna vez Gilligan. "Los tipos de AMC (el canal que produjo la serie)... solo lo conocían por Malcolm in the Middle. Y me decían, ¿en serio? Y para que lo entendieran le mostré el episodio de Archivos X y se dieron cuenta de que yo tenía una idea distinta a la de ellos". Compraron y durante cinco temporadas, Cranston, el gracioso, fue uno de los personajes más profundos y serios de la televisión.

Y desde entonces, el más trabajador de los secundarios se convirtió en una verdadera estrella de cine. Desde entonces se lo ha visto en Drive, Larry Crowne, Argo y Trumbo por la que estuvo nominado al Oscar como Mejor Actor. Y eso solo por mencionar los mejores papeles ya que también estuvo en Godzilla.

En los próximos meses se lo verá en la versión de Hollywood de Amigos intocables (haciendo el papel del millonario parapléjico), la nueva de Richard Linklater (Last flag flying) y en la nueva de los Power Rangers. Cuando se trata de trabajar, Cranston no puede decir que no, por lo visto.

Y sigue siendo un tipo gracioso como lo demuestra en ¿Por qué él?, la comedia de John Hamburg que hoy se estrena en Uruguay.

Cranston es lo mejor de una película que es grosera, sí, con algo de fórmula, sí, pero también con momentos graciosos. Interpreta a Net, un padre bueno que adora a su hija y que tiene que pasar el duro trámite de conocer a su futuro yerno (James Franco), que es un millonario bastante malhablado, un poco pesado pero, eso lo descubriremos juntos, de buen corazón. La película también puede ser vista como un estudio sobre la vieja generación empresarial y la nueva, pero cualquier atisbo de eso queda aplastado ante chistes de doble sentido o de un sentido único. Un personaje queda aplastado por los testículos de un reno muerto, para que vayan llevando.

La película (escrita por el actor Jonah Hill, entre otros) tiene algo de La familia de mi novia, cierto, y debe ser porque parte del equipo viene de ahí. También son los responsables de Mi novia Polly, Zoolander y Wet hot American Summer y de todas esas tiene un poco. Es una comedia navideña con todos los lugares comunes y un par de buenos chistes.

Y está Cranston que ya ha demostrado que es un tipo que puede ser gracioso. Y mucho. Y acá tiene lugar para esa parte que Walter White nunca se hubiera atrevido a mostrar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados