cine - la obra maestra de la semana

Vergüenza

(****) Suecia 1968. Dirección y libreto: Ingmar Bergman. Fotografía: Sven Nykvist. Elenco: Liv Ullmann, Max von Sydow, Sigge Fürst, Gunnar Björnstrand, Birgitta Valberg, Hans Alfredson, Ingvar Kjellson, Vilgot Sjöman. Se exhibe en Sala Cinemateca el viernes 30 de octubre.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Liv Ullman en "Vergüenza"

Huyendo de la guerra civil que asola su país, una pareja de músicos (Liv Ullman, Max von Sydow) , se va a vivir a una isla, apartados del mundo. Llevan una vida sencilla y apacible, preocupados únicamente por su arte, hasta que un día llegan unos soldados y todo cambia radicalmente. La pareja es arrestada bajo la acusación de colaborar con las fuerzas rebeldes.Con ciega brutalidad, la guerra sigue su curso con su cortejo de incendios de napalm, de sumarias ejecuciones, de redadas, de torturas.
Probablemente no es casual el momento que Ingmar Bergman eligió para rodar este film antibélico.

Con cierta injusticia pero sin falsedad esencial, al cineasta sueco ha podido objetársele casi siempre cierta ausencia de compromiso con la realidad inmediata, un desinterés por los temas de corte político o social. Sus temas han sido, prefeerentemente, las crisis de pareja, la búsqueda de Dios o su ausencia, la interrogante sobre el destino último de la condición humana.

Pero 1968 (año de realización de la película) fue el año del compromiso por antonomasia: manifestaciones de protesta en medio mundo, invasión de Checoslovaquia por las tropas del Pacto de Varsovia, cuestionamientos a la guerra de Vietnam. Bergman pudo sentirse obligado a salir a opinar sobre el mundo en que vivía.Es significativo que lo haya hecho en término abstractos y existencialistas, y no en el terreno de la denuncia política. Su película refleja una guerra (cualquier guerra), y dice que destruye los lazos humanos: no se siente obligado a cuestionar a un gobierno o un sistema político en particular.

Lo hace con la enorme competencia que ya se le conoce: un lenguaje ceñido y ajustado a su asunto, una sobriedad expositiva que rehuye el efectismo, el apoyo de un inmenso elenco de cómplices (en particular Ullmann y von Sydow), que saben acompañar su propuesta. Una obra maestra o casi, con varios premios internacionales y una candidatura al Globo de Oro como mejor película en lengua no inglesa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)