Crítica

Fuimos a ver: "Ant-Man and The Wasp"

Lo nuevo de Marvel trae grandes risas en dos héroes pequeños

Evangeline Lilly regresa en esta segunda parte, ahora como un traje similar al de Lang
Vea el tráiler de "Ant-Man & The Wasp"

Las cenizas todavía impactan. Ya pasó un poco más de dos meses desde el estreno de Avengers: Infinity War y el final de la aquella película, en la que los héroes pierden de forma memorable y devastadora, aún pesa en los frágiles corazones de los fanáticos de Marvel.

Por suerte, el estudio tenía previsto una solución para lidiar con la angustia. O mejor dicho, dos soluciones, porque en lugar de contar con otra película más sobre los problemas de un superhéroe cuarentón, el carismático ladrón convertido en justiciero Ant-Man (Paul Rudd), ahora vuelve acompañado de Wasp (Evangeline Lilly), una decidida heroína que toma un mayor protagonismo.

Ant-Man & The Wasp es la tercera y última película de Marvel en el año. Tras la dramática Pantera Negra y la colosal Avengers: Infinity War, el estudio va por una comedia hecha y derecha, en las que la que hay menos riesgos pero más risas que en su antecesora de 2015, Ant-Man: el Hombre Hormiga.

FICHA

Ant-Man & The Wasp (★★★☆☆)

Estados Unidos, 2018. Dirección: Peyton Reed. Producción: Kevin Feige y Stephen Broussard. Guion: Chris McKenna, Erik Sommers, Paul Rudd, Andrew Barrer y Gabriel Ferrari. Con: Paul Rudd, Evangeline Lilly, Michael Peña, Walton Goggings, Bobby Cannavale, Judy Greer, Tip “T.I.” Harris, David Dastmalchian, Hannah John-Kamen, Abby Ryder Forston, Randall Park, Michelle Pfeiffer, Laurence Fishburne y Michael Douglas. Música: Christophe Beck. Fotografía: Dante Spinotti. Duración: 118 minutos.

En la primera Ant-Man, el cineasta Peyton Reed tomó la película de las manos del inglés Edgar Wright, quien abandonó el proyecto de forma imprevista. Más cómodo en la silla del director, Reed hace que Ant-Man & The Wasp se sienta como una película con más confianza, tanto en su ejecución como en las bromas concebidas por Reed y su ejército de seis guionistas, entre los que aparece Rudd.

Con sus personajes presentados y las reglas del juego establecidas (todo, desde un salero hasta un edificio, puede agrandarse y achicarse a gusto), Reed quiere contar una historia entretenida y visualmente asombrosa. Y, en parte, lo logra.

Dentro del gran esquema de Marvel, Ant-Man & The Wasp no retoma los hechos de Avengers: Infinity War, sino que se desprende de Capitán América: Guerra Civil. Tras ayudar al Capitán América (“El Capi”, como le dice orgullosamente el protagonista), Scott Lang (Ant-Man) está confinado a prisión domiciliaria y solo le quedan unos pocos días para cumplir con su sentencia.

Y antes de que Wasp y su padre -el mentor accidental de Scott, Hank Pym (Michael Douglas)- lo recluten en una misión de rescate de la madre de Wasp (Michelle Pfeiffer), Reed establece un aire de liviandad que nunca abandona al héroe y a la película.

Es difícil imaginar a los personajes de Rudd fuera de las comedias de Judd Apatow y Lang no es la excepción. Es un adulto y padre despreocupado, un poco adolescente, que se ve envuelto en situaciones fantásticas en las que no siente el peligro. Por transitiva, puede que el espectador tampoco.

Con un mayor y necesario protagonismo a uno de sus personajes femeninos y escenas de acción novedosas, Marvel logra un capítulo placentero aunque algo intrascendente en su gran historia, que hace olvidar, por un par de horas, el susto que dejó en Infinity War.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)