se estrena un film llamado a hacer historia

Los Vengadores: un gran plato que se sirve frío

Los suérhéroes, que algunas décadas atrás salvaban ciudades enteras en las viñetas de los comics, han copado en los últimos tiempos el cine mainstream y hasta lo han rescatado de la ruina en más de una oportunidad. Si uno repasa los grandes tanques de Hollywood de la última década descubre una asombrosa cantidad de películas de superhéroes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Marvel encontró el punto justo entre el espectáculo del 3D y el nervio dramático.

No es casualidad: ¿cómo mover a la masa de público de la comodidad del living y el streaming para que pague una entrada de cine? Si muchos de los mejores dramas de hoy están en la televisión o Internet, la alternativa de la gran pantalla es la espectacularidad, ofrecer algo que no se pueda ver en otro lado.

Con su arsenal de hazañas físicas, trajes atractivos, poderes o habilidades fuera de lo normal y secuencias de alto impacto visual, los superhéroes tienen todo lo que necesita un éxito cinematográfico hoy por hoy.

¿Y si en lugar de poner en pantalla a un solo superhéroe juntamos a varios de los más célebres y los enfrentamos a un peligro que esté a la altura? Ese dream team se hizo realidad en 2012 con Los Vengadores, dirigida por Joss Whedon. El rendimiento fue impresionante: con 1.518 millones de dólares, es actualmente la tercera película más taquillera de la historia del cine, únicamente por detrás de Avatar (2009) y Titanic (1997). Además tiene el récord de ingresos para un estreno en los Estados Unidos, con 207 millones de dólares en su primer fin de semana. Aquello sentó un precedente que buscan mejorar este año.

Todo cambió para Marvel Studios en 2008 con el estreno de la primera entrega de Iron Man. Y todo cambió, también, para el actor Robert Downey Jr., que pasó de ser una ex joven promesa caída en desgracia por la droga y los problemas legales a una de las figuras más codiciadas de Hollywood. Tony Stark es sin lugar a dudas el gran personaje de Downey Jr. Con esa película, Marvel consolidó su Fase 1, con historias de sus principales personajes por separado. El caso de Hulk probablemente sea el más flojo: una primera película nefasta protagonizada por Eric Bana dejó paso a una muy digna donde hizo lo propio Edward Norton. En Los Vengadores, sin embargo, el elegido es Mark Ruffalo. Con Capitán América pasó algo similar: la primera fue bastante mala pero el año pasado, con El soldado de invierno, se convirtió en un thriller muy logrado. Thor presentó al personaje en su primera película y lo profundizó en Un mundo oscuro (2013), también con un resultado más que digno. Es decir: los personajes por separado llegan a esta segunda entrega de Los Vengadores, La era de Ultron, incluso en mejor forma que a la primera. Para todos los que hoy se preguntan si la nueva película de Whedon quedará por debajo, igualará o superará en taquilla a su predecesora, no sería descabellado decir que tiene todo servido para robarle el tercer puesto entre las más vistas de la historia, incluso en tiempos donde las leaks y versiones pirata están a la orden del día.

Hasta hoy, Los Vengadores: La era de Ultron se ha estrenado en unos 20 países de todo el mundo, con unas primeras cifras demoledoras. En Francia, por ejemplo, donde se estrenó el jueves pasado, la película recaudó 10 millones de dólares y se convirtió en el mejor estreno del año. Aunque en el correr de mañana se conocerán a ciencia cierta las cifras de taquillas globales, se espera que la película dirigida por Joss Whedon recaude este fin de semana unos 175 millones de dólares en todo el mundo. Y lo más importante: no se estrenará en Estados Unidos sino hasta el 1 de mayo. En Uruguay llegará el jueves y tendrá un pre estreno en varias salas el miércoles. Las entradas ya están en venta.


Si no puede ver el video haga click aquí

Entre las claves que explican este fenómeno están, primero que nada, los nombres, los ficticios y los reales. Iron Man, Capitán América, Hulk, Thor, Viuda Negra y Ojo de Halcón son personajes con peso propio; todos tienen, como mencionamos antes, películas individuales salvo Ojo de Halcón y Viuda Negra (que sin embargo aparece en Iron Man) que son éxitos en sí mismas. También importan los actores que están detrás, todos de primera línea: Robert Downey Jr., Chris Evans, Mark Ruffalo, Chris Hemsworth, Scarlett Johansson y Jeremy Renner respectivamente. Y falta Nick Fury de la agencia S.H.I.E.L.D., al que interpreta Samuel L. Jackson. Este organismo, por su parte, tiene una serie homónima que se emite para Uruguay a través del canal Sony. En cualquier otra película todos serían protagonistas; en esta se reparten el estrellato con el liderazgo natural del carismático Tony Stark de Downey Jr.

Nueva era.

Para redoblar la apuesta, Whedon (que adeás de director es guionista) y su equipo (encabezado por el productor Kevin Feige) introdujeron para esta segunda entrega un personaje poderoso, Ultron, al que le pondrá voz James Spader. Del lado de los héroes se incorporan dos nombres ya conocidos del universo marveliano: Quicksilver y la Bruja Escarlata, hermanos a los que encarnarán Aaron Taylor-Johnson y Elizabeth Olsen. La acción, en esta oportunidad, se desata cuando un plan para la paz mundial resulta fallido y desnuda las intenciones de Ultron. El grupo de héroes tendrá que reunirse otra vez.

Pero todo este desfile de estrellas hace que el éxito taquillero de La era de Ultron sea una obligación más que un objetivo. La película tiene un presupuesto de 250 millones de dólares (30 más que la anterior) y esto implica también sueldos estratosféricos como el de Downey Jr. Tal vez muchos recuerden el revuelo que causó, hace un par de años, la confesión del actor en una entrevista sobre lo que había cobrado para rodar Los Vengadores. 50 millones de dólares. Incluso algunos de sus compañeros como Ruffalo y Hemsworth, que cobraron entre 2 y 4 millones, pararon la oreja y fueron a golpear puertas a Marvel preguntando qué había para ellos. No conforme con eso, Downey Jr. pidió a Marvel que le duplicara el sueldo de cara a las siguientes tres entregas de la saga. Aunque no es oficial, circula la versión de que efectivamente el actor cobró 100 millones de dólares por interpretar a su personaje en La era de Ultron. Y lo hará en las próximas dos, porque Whedon ya lo dejó claro: "sin Robert Downey Jr. no hay Vengadores".

Totalmente cierto. Tony Stark/Iron Man es un millonario excéntrico y algo soberbio que le calza a la perfección a Downey Jr. No solo eso: es el que ha marcado el tono general de la saga. Si Iron Man y Los Vengadores han tenido un gran hallazgo, que en definitiva es lo que las ha elevado por sobre el resto, es su fórmula que mezcla acción, dramatismo y altas dosis de humor. No hay película de Iron Man donde no esté presente el humor, ya sea en frases del personaje, gags o guiños a otros personajes del universo. Eso se convirtió al día de hoy en la marca de fábrica de las películas de superhéroes de Marvel. En la vereda de enfrente, las películas de DC, como la saga de El caballero de la noche (2005, 2008, 2012) de Christopher Nolan, apuestan por lo general a un tono mucho más épico y "oscuro". Los productores de Marvel encontraron el punto justo entre el espectáculo visual en plena era del 3D y el nervio dramático necesario para enganchar al público.

La Liga de la Justicia intentará desbancarlos.


Probablemente cuando los ejecutivos de DC (la casa de Batman y Superman entre otros) vieron la primera entrega de Los Vengadores tuvieron enormes ganas de arrancarse los pelos. Y cuando se enteraron de los millones que ganó la competencia, más todavía. Por eso se pusieron manos a la obra para generar un universo similar al de Marvel. El primer paso verá luz a fines de marzo del año próximo y se llama Batman v Superman: Dawn of Justice. Golpe por golpe. Marvel juntó a todos sus nombres fuertes y la competencia empezó por enfrentar a sus dos grandes estrellas.

En paralelo, el director David Ayer prepara Escuadrón Suicida, donde se reúnen varios villanos de DC, encabezados por el Joker al que dará vida Jared Leto. Flash, Acquaman, Mujer Maravilla y Linterna Verde ya tienen películas confirmadas para los próximos años. El objetivo es reunir las piezas necesarias para desplegar con bombos y platillos La Liga de la Justicia, donde se reunirán Batman, Superman, Linterna Verde, Mujer Maravilla, Flash y Linterna Verde entre otros. Es decir, lo mismo que Los Vengadores. En otras palabras: habrá superhéroes para rato en el cine.

Spiderman será un vengador.


La película fue presentada días atrás en Londres, en su premiere europea, y las filas de fanáticos eran de cuadras. Y como si la euforia por La era de Ultron no fuera ya suficiente, en una entrevista reciente con la agencia Efe, Robert Downey Jr., el esperado por todos, adelantó una joya para los fans. "Creo que sería maravilloso que Spiderman pudiera estar en la próxima película de los Vengadores. Soy un gran fan del personaje y no dudaría en pedir al director una escena con él", explicó el actor. Cabe recordar que el Hombre Araña está buscando nuevo actor para reiniciar su saga (por tercera vez) y se habla de su presencia para la próxima entrega de Los Vengadores.

Downey Jr. es la pieza inamovible del puzzle.


"Adoro a la gente con la que trabajo. Me he vuelto muy cercano a los actores y a las actrices con los que comparto plató. Además, Joss (Whedon) y yo somos buenos amigos desde hace tiempo", afirmó Robert Downey Jr., pieza clave de la saga Los Vengadores. "El hecho que mi viejo amigo Jimmy Spader haga el papel de malo, que Ojo de Halcón haya ganado importancia y que haya escenas tan impresionantes hicieron que fuera más fácil aceptar el papel. Me dije: Si logramos hacer la película, va a ser increíble", agregó el protagonista de Iron Man.

Después de tres filmes de Iron Man y dos de Los Vengadores, el polifacético Downey Jr asegura que cada vez que se pone el traje del superhéroe de Marvel "es diferente". "Cada vez que lo hago siento algo diferente de la vez anterior. Ya lo he hecho unas cuantas veces, pero siempre hay algo que cambia", sostiene. El estadounidense elogió al director Joss Whedon, que se despide, al menos por un tiempo, de la saga de Los Vengadores, puesto que la siguiente entrega, que se llamará La guerra infinita y que llegará a las salas en dos partes (en los años 2018 y 2019), será dirigida por los hermanos Joe y Anthony Russo. "En la primera película de la saga tuvo que demostrar que se podía realizar, que era posible integrar a tantos personajes en una única historia. En esta, sin embargo, Joss decidió hacer una película diferente, separarse de lo anterior y ofrecer al público algo nuevo", afirmó.

Para ello, no ha dudado en no solo potenciar las escenas de cada uno de los vengadores, sino en introducir más personajes rescatados de las aventuras individuales de cada uno de ellos, como es el caso de Don Cheadle (War Machine en Iron Man) o Stellan Skarsgard (Erik en Thor). O incluso de añadir nuevas caras, como las de Aaron Taylor-Johnson y Elizabeth Olsen, unos mellizos muy interesantes.

Downey Jr., que cumplió recientemente 50 años en el momento de mayor éxito de su carrera, es la pieza clave del puzzle de películas del universo Marvel. Su personaje, Iron Man, es indispensable en la saga Los Vengadores, que se extenderá por al menos dos entregas más. Marvel hoy está a su merced: si el actor no quiere volver al personaje es muy probable que no haya película. Pero es de esperar que ya lo hayan "blindado" con un poderoso contrato millonario para toda la franquicia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados