STREAMING

Velvet Buzzsaw, una comedia de terror con el mundo del arte como lienzo

Dan Gilroy dirige a un gran elenco en la película de Netflix, Velvet Buzzsaw

Rene Russo y Jake Gyllenhaal protagonizan esta comedia de terror ambientada en el mundo del arte moderno. Foto: Difusión
Rene Russo y Jake Gyllenhaal protagonizan esta comedia de terror ambientada en el mundo del arte moderno. Foto: Difusión

No hace ni una semana que finalizó el Festival de Cine de Sundance, y una de las películas de la competencia, Velvet Buzzsaw, ya está disponible en Netflix. El año pasado había ocurrido lo mismo con la comedia de Macon Blair, I Don’t Feel at Home in This World Anymore, que pasó sin escalas de ganar en Sundance al servicio de streaming.

Velvet Buzzsaw es la tercer película de Dan Gilroy. Hijo del dramaturgo premiado con un Pulitzer Frank D. Gilroy y la escultora y escritora Ruth Dorothy, comenzó en el cine con el guion de Freejack, aquella película futurista con Mick Jagger. Le siguieron títulos tan variados como The Fall, Gigantes de acero, El legado Bourne y Kong: la isla calavera.

En 2014 debutó en la dirección con Primicia mortal, que se centraba en el mundo de la crónica roja de Los Angeles con Jake Gyllenhaal y Rene Russo, y le valió una nominación al Oscar al mejor guion original. Su segundo trabajo como director y guionista fue Roman J. Israel, Esq. (está en HBOGo), donde Denzel Washington (nominado al Oscar a mejor actor) era un idealista abogado que se enfrenta al sistema penitenciario de Los Angeles.

En Velvet Buzzsaw, Gilroy se adentra en el mundo del arte moderno y la hace con una comedia negra de terror. Si bien es una unión extraña, este californiano de 59 años logra mostrar lo tenebroso de un universo donde la belleza debería ser la prioridad. Y lo hace con un híbrido de sátira y horror que se mete, y deja mal parados a los distintos actores del mundo del arte. Así caen artistas, galeristas, vendedores y críticos. Si bien el guion puede ser un tanto torpe y hasta superficial, como el mundo del que se burla, Gilroy deja consigue algunas imágenes potentes. Hay mucho color para ser una película de terror que se mezcla de maravillas con un guion repleto de humor negro que no deja que se convierta en una carnicería sin sentido.

Tráiler de "Velvet Buzzsaw"
Tráiler de la película "Velvet Buzzsaw"

El elenco de la película lo encabeza Jake Gyllenhaal, un actor versátil y sin miedo a los proyectos independientes y audaces como Donnie Darko, Secreto en la montaña, Zodíaco y Animales nocturnos y que será Misterio en la próxima Spider-Man: lejos de casa. Acá es Morf Vandewalt, un crítico que queda flechado por las pinturas de un misterioso artista autodidacta, cuya obra es encontrada por una vecina, que quiere sacarle provecho al infortunio.

Vandewalt recuerda un poco a Anton Ego, aquel villano de la película de Pixar, Ratatouille, cuya palabra podía destruir a un restaurante: aquí, una reseña suya puede destruir o valorar a cualquier artista.

El elenco cuenta con dos actrices asociadas al género de terror: Toni Collette (El sexto sentido y El legado del diablo) y Natalia Dyer (Stranger Things), Rene Russo como una despiadada galerista y John Malkovich, quien interpreta a un artista que no vende y hace acordar el personaje de Luis Brandoni en Mi obra maestra (también en Netflix).

Esas pinturas, imponentes y macabras, son el cebo mortal para un nido de serpientes que integran galeristas, artistas y asesores de arte, quienes serán las víctimas de una especie de maldición relacionada con esos cuadros creados por un artista que, expresamente, había pedido que sus obras sean destruidas.

Si Max Brod hubiera acatado los deseos de su amigo Franz Kafka, el mundo no habría conocido la obra de ese influyente escritor austríaco. Y con intenciones menos altruistas, la vecina del finado artista, decide quedarse con las obras y ganar varios millones en el proceso. El arte maldito no es una novedad en el cine, y estaba presente en La última puerta de Roman Polanski o El violín rojo de François Girard, claro que sin el humor ácido que tiene esta película de Netflix.

Velvet Buzzsaw, una comedia de miedo que se aleja de los colores oscuros que caracterizan al género de terror. Foto: Difusión
Velvet Buzzsaw, una comedia de miedo que se aleja de los colores oscuros que caracterizan al género de terror. Foto: Difusión

Por eso, Velvet Buzzsaw es una película de terror única. No solo por el mundo en el que se sitúa, también porque se aleja de los tonos oscuros y sombríos que acostumbra tener el género del terror. Es como un Destino final lleno de colores y muertes, ambientado en el competitivo mundo del arte. Y es elogiable el diseño de la película, que hace hasta disfrutable las escenas de matanzas, que son tan variadas como los personajes que aparecen en la historia.

Es que, sin ánimo de spoilear, casi todas las muertes en Velvet Buzzsaw involucran a esos personajes que son absorbidos por su arte, como si Gilroy quisiera decir que no se puede estar en el mundo del arte, sin quedar atrapado en él.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)