CUATRO DÍAS PARA EL OSCAR

La a veces esquiva gloria de ser el mejor secundario

Viola Davis y Mahershalla Ali, dos afroestadounidenses, pisan fuerte.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Candidata: Viola Davis en Fences. Foto: David Lee/ Paramount

Aunque como siempre ganar un Oscar pasa a ser lo más destacado del currículum de alguien, el de los actores secundarios no necesariamente asegura un futuro promisorio. Después de ganar en esa categoría, Cuba Gooding Jr. y Mira Sorvino, por ejemplo, no consiguieron hacer despegar sus carreras o conseguir trabajos así de interesantes como los de Jerry Maguire y Poderosa Afrodita.

Más recientemente, el Oscar a los mejores actores y actrices secundarios se ha preocupado en compensar deudas (Alan Arkin, Morgan Freeman); certificar prestigios (George Clooney); cerrar trayectorias (Christopher Plummer); importar prestigios (Penélope Cruz, Christophe Waltz, Javier Bardem); impulsar carreras en ascenso (Rachel Weisz, Christian Bale, Jared Leto), o generar nuevas estrellas (Lupita Nyongo Alicia Vikander).

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Los Oscar se entregan este año el domingo 26 y los premios a los mejores secundarios son de los primeros que se otorgan, lo que será más o menos a las 23:30. En esta edición, como para distanciarse de las críticas del año pasado a la ausencia de actores afroestadounidenses en las nominaciones, cuatro de los 10 nominados en esta categoría son afroestadounidenses: Naomie Harris y Mahershala Ali por Luz de luna; Viola Davis por Fences, y Octavia Spencer por Talentos ocultos. Davis y Ali son favoritos en las apuestas.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

En la categoría de actor secundario, Ali (que interpreta a Remmy Danton en House of Cards) deberá enfrentarse —con un papel bastante pequeño comparado con sus rivales— a Jeff Bridges (en su cuarta nominación por Sin nada que perder); Lucas Hedges por el adolescente de Manchester junto al mar; Dev Patel (aquel de ¿Quién quiere ser millonario?, ahora por Camino a casa) y Michael Shannon por su intenso papel en Animales nocturnos, que está muy bien y es un favorito personal.

La categoría de actrices secundarias se completa con Nicole Kidman por su madre abnegada en Camino a casa y Michelle Williams por Manchester junto al mar. Lo de Williams, que ya va por su cuarta nominación, es de una sutileza que debería ser reconocida.

Davis ya recibió premios (incluyendo el del Sindicato de Actores), y vuelve a ser nominada al Oscar por su mujer casada que descubre que su esposo tiene una vida paralela en Fences, que dirige Denzel Washington.

Mirá acá el especial de El País sobre los Oscar y votá a tus favoritas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados