CINE

Una usina inagotable de ideas

Buscando a Dory, lo nuevo de la empresa que inició la revolución animada

El eterno femenino de una imaginativa pintora
"Buscando a Dory". Foto: Difusión.

La empresa Pixar estrena hoy jueves su nueva película, Buscando a Dory. Será la número 17 del repertorio de esta compañía que empezó con cierta modestia (y una inversión de Steve Jobs) y hoy es uno de los productos más rentables de la empresa Disney. Ahora, vuelven a adentrarse en aguas ya exploradas y exitosas.

La empresa de animación es famosa por brindar algunos de los personajes más entrañables de la animación moderna. Y que ya no son las princesas que la casa Disney supo utilizar para crear buenas historias.

Ya sean juguetes (Toy Story), princesas indomables (Valiente), robots del futuro (Wall-E), ratas cocineras (Ratatouille) o peces coralinos, las películas de Pixar logran generar empatía en los espectadores en base a humor e historias afectivas.

Es que Pixar no solo es pionera en el uso de la animación por computadora, también lo es por el cuidado y la dedicación —una tradición que hereda de su casa madre, Disney— con que se realizan sus películas, y esto se transmite en la pantalla. Esto se debe en parte gracias a los elaborados guiones donde se crean personajes memorables, pero también al destacado uso de los avances tecnológicos para lograr animaciones más complejas.

Detrás de la lamparita.

El despido de Steve Jobs como presidente de Apple, la compañía que había fundado, desencadenó que naciera Pixar, ya que utilizó parte de su despido para comprar un sistema de generación de imágenes en 3D a la compañía de George Lucas, Lucasfilms. Y así comenzó otra revolución.

Fue John Lasseter (hoy el director creativo de la casa Disney) quien usando programas de diseño gráfico creó Luxo Jr., el primer corto de la empresa y el primer cortometraje animado en tercera dimensión nominado a un Oscar.

Así continuaron por la senda de los dibujitos animados, aunque vio el espaldarazo cuando Jobs llegó a un acuerdo con Walt Disney Picture Animation para realizar tres películas. La primera de ellas sería una película basada en el corto Tin Toy, de Pixar. De esta manera comenzó a tomar forma Toy Story, la primera película enteramente hecha por computadora y responsable de una de las franquicias del cine más taquilleras y exitosas.

Gracias al éxito de Toy Story, 350 millones de dólares en recaudación y tres nominaciones al Oscar (canción, banda sonora y guión), comenzaron a desarrollar otros títulos, siempre bajo la mirada aprobadora de Disney.

Así crearon Bichos, una aventura en miniatura, una historia inspirada en la fábula de Esopo, La cigarra y la hormiga y también Monsters Inc., donde se mostraba la vida de los monstruos que asustan a los chicos por la noche. El éxito de estas películas fue el detonante para que el equipo creativo supiera que estaba en buen rumbo.

Poco a poco las películas de Pixar comenzaron a sonar como los grandes estrenos de animación del año. Ya que cada estreno generaba enormes ingresos y premios.

Así llegó la segunda parte de Toy Story, pero también las exitosas películas Buscando a Nemo y Los Increíbles, cada una con mayor recaudación que la anterior. Ahí fue cuando Disney notó que sus películas no recaudaban lo que las películas de Pixar, por lo que decidió comprarla: en enero de 2006, Disney pagó 7.400 millones para quedarse con la pequeña productora, aunque Pixar se mantendría como una entidad independiente.

De la mano de Disney, Pixar produjo alguna de sus mejores películas: Ratatouille, donde la pequeña rata Remy lograba confirmar la máxima esa de que cualquiera puede cocinar, y deslumbrar a los exigentes paladares parisinos.

Wall-E fue una película distinta a todo lo antes visto. No solo por la ausencia de diálogo en la mayor parte de la película, también por centrarse en la temática ecológica.

Valiente por su parte tomaba la rica tradición de princesas de Disney, pero con un giro, ya que aquí la princesa no quería casarse, ni esperar al pretendiente.

Pero la productora no logró sacarse el mote de creadora de remakes, ya que tanto Toy Story 2, como Cars tuvieron su secuela, lo que generó distintas reacciones en el público. Si bien la taquilla acompañó la segunda aventura de los juguetes, no lo hizo con la segunda parte de las aventuras de Rayo McQueen, que ostenta el título de la película menos taquillera de Pixar.

Pese a ese traspié que generó, la empresa continuó mejorando sus técnicas de animación, así como sus historias. Como sucedió con Intensamente, una película complicada de presentar, ya que se trata de las cinco emociones que conviven dentro de una niña que se muda de ciudad. Pero el equipo creativo logró superar esta difícil prueba, e Intensamente se convirtió en una de las más taquilleras películas de Pixar, alcanzando una vez más, el Oscar a Mejor Película Animada. Pero solo dos películas de Pixar estuvieron entre las nominadas a Mejor Película: Up, una aventura de altura y Toy Story 3, hecho que no sucedía desde 1991, cuando Disney consiguió entrar en el quinteto por La Bella y la Bestia.

Premios y recaudación.

Pocas compañías de cine pueden alcanzar los números de Pixar. Entre los logros se destacan 27 premios Oscar (16 por sus largometrajes), ocho Globos de Oro, 11 Grammy, además de reconocimientos internacionales como el León de Oro especial del Festival de Venecia, otorgado al equipo creativo de Pixar: John Lasseter, Brad Bird, Pete Docter, Andrew Stanton y Lee Unkrich. Además, desde la creación de la categoría Mejor Película Animada, en 2001, 10 veces las películas de Pixar han entrado en la terna final; lo ganó ocho oportunidades.

Pero también Pixar es una empresa exitosa en recaudación. Cerca de 9.300 millones de dólares ha sido la recaudación, a nivel global, de todas las películas de Pixar, desde Toy Story a Intensamente. Como dato anecdótico, Toy Story 3 fue la primera película de animación en superar la barrera de los mil millones de dólares en recaudación. Eso no volvería a pasar hasta Frozen, que es de Disney.

Pixar, hoy tan establecido y con una usina tan importante de ideas y recursos, consiguió lo difícil: hacer una revolución y mantenerla viva.

MI TOP TRES DE PIXAR.

Toy Story - 1995.

Por ser la primera película de Pixar y la primera en ser generada por computadora. Los personajes Woody y Buzz dejaron de ser juguetes para convertirse en parte de la cultura popular.

Wall-E - 2008.

En la primera mitad no habla ningún personaje, estamos solos con ese pequeño y entrañable robot compactador. Pixar demostró que hay otra forma de hacer buen cine animado, sin caer en fórmulas conocidas.

Up, una aventura de altura - 2009.

Pocas películas logran concentrar la emoción que generan los primeros minutos de Up. Una historia de amor a los recuerdos y de cuándo hay que dejarlos ir es el centro de esta entrañable historia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)