Premios Oscar

El uruguayo que vota en los Oscar explica el proceso de la premiación

El cineasta y miembro de la Academia, César Charlone, compartió cómo se eligen las mejores películas

César Charlone, miembro de la Academia
César Charlone es miembro de la Academia

El cineasta uruguayo César Charlone no sabe si verá los Premios Oscar en vivo. En Roma, donde se encuentra en la filmación de la película The Pope, de Netflix, la transmisión comenzará a las 2.00 de la mañana del lunes debido a la diferencia horaria entre la capital italiana y Los Angeles.

De todas formas, el director de fotografía comentó a El País que hará lo posible para verlos, ya que es uno de los 8.000 miembros que forman parte de la exclusiva organización de Hollywood detrás de los galardones.

Charlone fue invitado a unirse a la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos entre 2003 y 2004, cuando fue nominado por su labor como director de fotografía de Ciudad de Dios.
Cada año, el realizador uruguayo -que perdió el premio ante el australiano Russel Boyd por su trabajo en Capitán de mar y guerra- se encuentra entre los votantes que deciden celebrar el cine estadounidense, al igual que una pequeña parte de un cine internacional representado en el premio a Mejor película de habla no inglesa.

Según explicó el codirector de El baño del papa, el primer paso de la votación a los Oscar es la recepción de las películas.

Como miembro de la Academia, César Charlone paga 350 dólares cada año. Puede acceder a eventos especiales realizados en diferentes ciudades del mundo. 

Desde setiembre, Charlone suele recibir películas que buscan la posibilidad de ser nominadas. Al director, quien reside en Brasil, le llegan por correo en el formato Blue-ray. Antes las recibía en DVD.

Para que una película compita por un Oscar debe cumplir varios requisitos. Entre las condiciones principales se encuentra la exhibición en 35mm, 70mm o en una resolución de 2048 x 1080 pixeles dentro un cine de Los Angeles, por siete días consecutivos y con un mínimo de tres funciones por día.

El respaldo económico de un estudio a la hora de hacer llegar las películas a los votantes es un factor clave para que sean elegidas. Charlone contó que, por ejemplo, jamás recibió una copia de Llámame por tu nombre, una de las nueve nominadas a Mejor película en 2018.

VOTACIóN

En línea y con streaming

La votación online para los Premios Oscar se popularizó a la par del avance tecnológico y el incremento en la cantidad de miembros de la Academia. Según César Charlone, quien vota para los premios hace más de una década, el proceso para votar a través del sitio oficial de la Academia exige varias contraseñas y códigos de autorización que le llegan directamente al teléfono del votante. Si bien las películas suelen recibirse por correo, en el sitio de la Academia se puede acceder a ver por streaming las obras que no cuentan con una gran maquinaria de difusión, explicó el uruguayo. Así es que los documentales y los cortometrajes (de ficción y animados) son vistos en la página de la asociación hollywoodense.

La votación inicial empieza en enero y es monitoreada por la consultora PricewaterhouseCoopers, que el año pasado cometió el error que llevó a la confusión entre La La Land y Luz de Luna.

En la primera ronda de votación, que se puede hacer online o por correo, cada profesional elige cinco películas que considera las mejores de su área de experiencia y 10 que considera las mejores películas de ese año.

La votación para los Oscar empieza en diciembre y termina en febrero, pero la campaña de los estudios comienza antes.

En el caso de Charlone, quien ingresó como miembro de la Academia dentro del área de la fotografía de cine, el uruguayo elige los cinco largometrajes que considera tuvieron la mejor dirección en ese rubro.

Tras un compendio de esas selecciones, los largometrajes y artistas con más votos son anunciados públicamente a fines de enero como los nominados.

Para elegir los premios que se convertirán en estatuillas doradas, la votación cambia: todos los profesionales pueden votar en áreas diferentes, incluso en la categoría a Mejor película. Esa segunda ronda dura una semana y se realiza a fines de febrero.

Cada votante, sin importar si es un director, actor o técnico, ubica a las nominadas a Mejor película en una lista en orden de preferencia y con un puntaje diferenciado. En el resto de las categorías, sin embargo, solo se puede elegir una opción entre las cinco seleccionadas. Si los votantes no vieron una de las películas nominadas, se les aconseja dejar la categoría en blanco.

“A mí me encanta”, dijo Charlone sobre el proceso, que completó el martes, un día antes del plazo final de la votación. “Me parece muy democrático que todos los miembros tengamos el mismo voto”.

La obligación, además, le exige hacerse tiempo para hacer lo que le gusta además de trabajar en cine: verlo. Para ello, tiene una pequeña sala de proyección en su hogar con una pantalla de tres metros de altura y un sistema de sonido envolvente. “Disfruto las películas en compañía, como en el cine”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)