CINE

Uruguay con acento brasileño en Berlín

Verónica Perrotta y Diego Fernández de festival.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Fernández y Perrotta en la alfombra roja del festival de Berlín. Foto: Difusión

Ha sido un buen comienzo de año para la actriz uruguaya Verónica Perrotta. Su más reciente rol como actriz en la película Mulher do Pai (de la directora brasileña Cristiane Oliveira), realizó ayer su última proyección en el Festival de Cine de Berlín.

A su vez, la película es producida por Diego Fernández (director de Rincón de Darwin), quien también se encuentra en el festival. La película se encuentra en la sección Generación, en la que participan jóvenes realizadores de distintas partes del mundo.

Estar en el Festival de Berlín, uno de los más importantes del cine, ha sido "increíble", cuenta Perrotta. "La organización es increíble", lo que también se refleja en la "amabilidad de la gente y la calidad de los cines".

Estar en un festival de estas características es impactante, cuenta Perrotta, y agrega que esto se refleja en la gente común, que está involucrada y pendiente de lo que pasa en el festival. "Los hoteles están a tope y todo el tiempo estás viendo gente de la industria por las calles, pero mucha gente. Es una fiesta desde que empezó", dice la actriz que se quedará en la capital alemana hasta el final de la Berlinale, el 18 de febrero.

—¿Cómo fue verte en la pantalla en un festival de este estilo?

—Siempre es impresionante ver lo que uno hace en cualquier lugar del mundo, es muy emocionante compartir el trabajo, poder acompañarlo. En este caso además es un ícono, hay un reconocimiento de quienes participan, una valoración extra, es una oportunidad única. Todos saben de qué festival estás hablando. La imagen y el sonido con los que vimos la película fue comentado por todos. Los aplausos del público en los créditos fueron tremendos".

Trabajar en esta película para la actriz fue un gran desafío. No solo se trató del primer largometraje que realiza fuera del país, —la película es de Brasil—, también tuvo que vivir durante un mes en el campo "a 18 kilómetros de un pueblo de 200 personas. Tuve la suerte de trabajar con un equipo de uruguayos y brasileños maravilloso, me hice amigos. Aprendí el idioma, a manejar, a trabajar con cerámica. Trabajé de cerca con una profesora del pueblo, asistí a sus clases, fue un trabajo muy enriquecedor en muchos aspectos", señala.

El resultado, para Perrotta es una película bella que "me hace sentir muy orgullosa" y por la que ya ha recibido premios.

"En octubre gané un premio en el Festival de Río por Mulher do Pai, en el que era la única actriz extranjera y ahora me trajo hasta Berlín", cuenta.

Perrotta no ha sido la única uruguaya en viajar hasta Berlín. El director y productor Diego Fernandez también se encuentra en la capital y cuenta el otro lado de los flashes y las alfombras rojas.

"Hay dos realidades para la película aquí, la que uno ve en las funciones abiertas (que han sido muy buenas), y la otra que tiene que ver con los screenings dentro del mercado para las ventas, que son privadas y organizadas por el Agente de Ventas Loco Films de París", dice.

Estas presentaciones para su posible venta al exterior "tuvieron muy buena convocatoria, pero los resultados se van viendo luego en la medida que se concretan los acuerdos con distribuidores de distintos territorios. La percepción del agente fue buena y hay interés", señala.

La berlinale irá hasta el sábado.

El jurado presidido por el cineasta Paul Verhoeven deberá decidir entre las 22 películas que integran la Selección Oficial, a la ganadora del prestigiosos Oso de Oro. Se trata de una selección en la que hay muchas películas europeas y asiáticas y muy pocas que representen a Latinoamérica. Hay solo dos latinas en la competencia: Una mujer fantástica, del chileno Sebastián Lelio, y Joaquim, del cineasta brasileño Marcelo Gomes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados