Cenicienta, Caperucita y Rapunzel en FILME de Disney que se estrena el jueves

Un universo de magia y amenaza

Había una vez... un musical de Broadway que reunió a personajes clásicos de cuatro relatos de los hermanos Grimm, los vinculó entre sí y con una historia expresamente construida para el caso, y salpicó esa mezcla con varias melodías creadas por el famoso Steven Sond- heim, un hombre que ha estado vinculado al género desde Gypsy a Sweeney Todd.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El musical original ha sido un éxito desde los años ochenta.

El musical, titulado En el bosque, proponía una visión revisionista de las historias de la Cenicienta, su Príncipe, Caperucita Roja, el Lobo, Jack el matador de gigantes, Rapunzel y otros personajes de los cuentos fantásticos, entrelazada con una anécdota original acerca de un matrimonio de panaderos que intenta tener un hijo. Hay una visión irónica de los viejos relatos en el guión escrito por James Lapine, e incluso algunas dosis de negrura que acaso están más cerca de los Grimm (y de la tradición de la narrativa oral y anónima) que de las variantes más edulcoradas ofrecidas habitualmente la casa Disney.

La puesta de Broadway ganó en 1988 el Premio Tony al mejor libreto y a mejor partitura de teatro musical. Era inevitable que tarde o temprano alguien lo filmara. El resultado se estrena el próximo jueves en Montevideo.

La película ha sido dirigido por Rob Marshall, quien ya estuviera vinculado al género en Chicago y Nine, y cuenta con un elenco de celebridades que incluye a Meryl Streep, Emily Blunt, James Corden, Anna Kendrick, Chris Pine y Johnny Depp, Mackenzie Mauzy, Lilla Crawford, Billy Magnussen, Daniel Huttlestone y varios más. La adaptación fue escrita por el propio Lapine, y la versión conserva la opulenta musical de Sondheim.

Vaivenes.

La peripecia del panadero y su esposa, y la maldición que la bruja Streep ha lanzado sobre ellos, es el cemento que une las diversas líneas anecdóticas de la primera parte del film. Cenicienta, Caperucita, Rapunzel, Jack, un par de príncipes que son (como corresponde en los príncipes) más bien tontos y una vengativa gigante, entran y salen de escena, siguiendo durante un rato carriles tradicionales. A cierta altura, sin embargo, se produce un giro llamativo. Tras el "y vivieron felices" pasan más cosas, no todas felices, y allí el libreto dispara sus mayores dosis de ironía y desencanto.

Hollywood dio muchas vueltas antes de que En el bosque llegara a la pantalla. En la década del noventa hubo un primer intento, con guión escrito por Lowell Ganz y Babaloo Mandel, y un elenco que hubiera incluido a Robin Williams, Goldie Hawn, Cher, Danny DeVito, Steve Martin y Roseanne Barr, pero quedó en mero proyecto. Por la misma época, Columbia Pictures y Jim Henson Productions planearon una adaptación cinematográfica con Craig Zadan como productor y Rob Minkoff como director. En 1997 Minkoff se puso en contacto con Susan Sarandon, Billy Crystal y Meg Ryan para que integraran el elenco. Nuevo frenazo.

Renacimiento.

En enero de 2012, Rob Marshall, quien dirigiera Chicago, Memorias de una geisha y Nine, fue contratado por Walt Disney Pictures para llevar el musical al cine, con guión "actualizado" de Lapine y alguna canción adicional de Sondheim.

Pronto se confirmó el casting de Streep, Depp y Corden como la bruja, el lobo feroz y el panadero, respectivamente, y pronto se sumaron Emily Blunt como esposa del panadero, Christine Baranski como la madrastra de Cenicienta, y Anna Kendrick como Cenicienta. El nombre de Jake Gyllenhaal se manejó para uno de los príncipes, pero el actor prefirió Primicia mortal, y fue reemplazado por Billy Magnussen. Sophia Grace Brownlee iba a hacer Caperucita, pero al parecer a la familia de la niña no le gustaron algunas insinuaciones sexuales del Lobo y la retiraron del proyecto: fue reemplazada por Lilla Crawford, que venía de hacer Annie en Broadway.

El rodaje de la película comenzó en los estudios Shepperton de Londres en septiembre de 2013, y algunas escenas se filmaron en el castillo de Dover, la Abadía de Waverley y Richmond Park. La posproducción incluyó otros tres días de filmación de nuevos materiales tras un primer visionado del film en la empresa Disney.

A muchos les ha llamado particularmente la atención la composición de la bruja a cargo de Meryl Streep. Le encanta disfrazarse, y hay que admitir que está casi irreconocible, tanto en su versión "fea" como cuando se convierte en hermosa. Cabe pensar empero que aceptó el papel, sobre todo, porque le permite desplegar uno de sus más sabidos pero menos explotados talentos: es una excelente cantante.

Título que aspira a una lluvia de galardones

En el bosque compite por tres Oscar (Meryl Streep como actriz secundaria, vestuario, diseño de producción), y figuró entre las candidatas al Globo de Oro como mejor musical o comedia y en los rubros de actriz protagónica (Emily Blunt) y actriz secundaria (Streep, ¿quién otra?). Las candidaturas para los Bafta han sido más parcas (vestuario y maquillaje) y el American Film Institute fue más efusivo (un premio a mejor película).

La más mencionada en todos lados es por supuesto Meryl, que suele ser candidata a algo por todo lo que hace: además de al Oscar y el Globo ha sido nominada por el Sindicato de Actores, la Alianza de Mujeres Periodistas de los Estados Unidos (en este caso, a una especie de premio a "Actriz que Desafía la Edad y el Envejecimien- to"), el Instituto del Cine Australiaño y la Asociación de Críticos de Radio (en este caso, junto la dirección artística, el vestuario, el maquillaje y el conjunto del elenco).

La película tiene otras varias nominaciones de las diversas asociaciones de críticos, especialmente en sus rubros técnicos, la labor de Emily Blunt y, por supuesto... Streep. Ganó un Satellite Award al elenco, y el premio del Women Film Critics Circle a la mejor película familiar (también los críticos de Phoenix la premiaron como "cine familiar"), aunque ese sea justamente un aspecto que se ha discutido (algunos espectadores han creído descubrir pedofilia en la mirada del Lobo Feroz interpretado por Johnny Depp cuando observa a Caperucita Roja). La más pintoresca de las candidaturas puede ser la que le adjudicó empero la Asociación de Críticos Gays y Lesbianas del Entretenimiento: figura en el rubro: "película campy del año", sea eso lo que sea.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados