CINE

Los trucos de magia repetidos siempre pierden la eficacia

Nada es lo que parece fue una película pintoresca. Aquella película del francés Louis Leterrier presentaba a cuatro magos que se convertían en los "cuatro jinetes", una especie de ilusionistas que luchan contra los malvados apadrinados por una organización fantasma llamada "El ojo", a la que siguen sin cuestionar, ni conocer.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Nada es lo que parece 2. Foto: YouTube

Pero esa primera película decidió no explorar esta trama, como si fuera el piloto de una serie de televisión.

La segunda parte, titulada simplemente Nada es lo que parece 2, vuelve a centrarse en esos ilusionistas justicieros ocultos del mundo (especialmente del FBI, que los persigue), esperando el momento de volver a actuar. Deben volver a actuar obligados por un caprichoso personaje (Daniel Radcliffe que intenta a toda costa deshacerse del querible Harry Potter), el hijo bastardo de Michael Caine, uno de los villanos de la primera parte, pero el truco no sale bien y los "cuatro jinetes" terminan en Macao, China.

Pero la historia también cuenta la infancia de uno de los protagonistas y de la muerte de su padre tras un truco fallido de escapismo. Esos flashbacks solo consiguen enlentecer la película y cortar la historia principal.

El elenco vuelve a reunirse casi completo, incluidos los villanos de la primera entrega: Caine y Morgan Freeman, siempre disfrutables. Solo falta la actriz Isla Fisher (cuya ausencia se explica muy sucintamente para una película de más de dos horas), aunque incorpora a la graciosa Lizzy Caplan como la única figura femenina del elenco.

Pero esta secuela también cambió de director. En vez del francés Leterrier, entró Jon M. Chu, quien tiene una pobre trayectoria como director de secuelas (Step up 3D, G.I. Joe: El contraataque) y se le nota: por momentos la película le queda grande. Y si bien Nada es lo que parece 2 cuenta con varias estrellas en su elenco, la película termina siendo larga y predecible.

Si bien son muy prolijos los efectos visuales (especialmente la escena de la lluvia), es la edición de Stan Salfas la que le da algo de ritmo a una película entreverada en muchas subtramas innecesarias y un tanto larga de minutos, pero el editor hace lo que puede.

Aunque hay varios y muy interesantes trucos de ilusionismo, especialmente la muy coreografiada escena donde los "jinetes" se pasan una carta de uno a otro, el resultado termina siendo mucha promesa con un pobre resultado. Un mal truco.

Nada es lo que parece 2 [**]

Estados Unidos, 2016. Título original: Now you see me 2. Director: Jon M. Chu. Guión: Ed Solomon, basado en la historia creada por Ed Solomon y Peter Chiarelli. Música: Brian Tyler. Fotografía: Peter Deming. Edición: Stan Salfas. Con: Jesse Eisenberg, Mark Ruffalo, Woody Harrelson, Lizzy Caplan. Duración: 130 minutos. Estreno: jueves 23 de junio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)