ESTRENO

En "Trolls: World Tour" la música no se detiene, tampoco las aventuras

En la segunda parte de la película animada "Trolls", Poppy y sus amigos tendrán que viajar por diferentes estilos para salvar a la música

Trolls
Se estrenó "Trolls World Tour". Foto: Difusión

Los Trolls, esas pequeñas criaturas de pelo largo que le encuentran el lado positivo a todas las situaciones y que no paran de cantar, están de regreso en la gran pantalla con todo su optimismo y nuevas canciones.

Ayer se estrenó Trolls: World Tour, secuela de la exitosa Trolls (está disponible en Netflix y en NSNow de Nuevo Siglo) que llamó la atención en 2016 por su genial banda sonora y la cantidad de voces conocidas que integraban el reparto: Anna Kendrick, Justin Timberlake, James Corden, Ariana Grande y Gwen Stefani. Recaudó más de 346 millones de dólares en el mundo y logró una nominación a los Oscar, a mejor canción por la pegadiza “Can’t Stop The Feeling!” que cantaba Justin Timberlake.

La película además generó una serie animada y un especial navideño (también en Netflix) con los personajes.

Esta secuela vuelve a contar con muchas de esas voces, en su versión original, sumando a Mary J. Blidge, J Balvin, Kristen Wiig, Gustavo Dudamel, Kelly Clarkson, Rachel Bloom, Jamie Dornan, Dwayne Johnson y Ozzy Osbourne como los nuevos personajes de la aventura musical.

Algo así ya se podía ver en Strange Magic (en Netflix), de los estudios LucasFilm que tomaba la historia de Sueño de una noche de verano de William Shakespeare representada por elfos y gnomos para combinarla con una banda sonora compuesta por hits del último medio siglo.

Imagen de la película "Trolls: World Tour".
Imagen de la película "Trolls: World Tour". Foto: Difusión

En la secuela de Trolls, ya sin los Bertenos, el pueblo fiero que se alimentaba de estas criaturas para encontrar la felicidad -los villanos de la primera parte-, y con Poppy (Kendrick) como la reina de las peludas criaturas, Trolls: World Tour expande el universo de estos simpáticos y coloridos animales.

La trama inicia con la noticia que Poppy y sus amigos no son los únicos Trolls que habitan ese mundo sino uno de los seis pueblos de su “raza”. Su estilo es el pop pero también están los Trolls de la música clásica, el rock, tecno, country y funky. De acuerdo a la leyenda, al inicio de todo había seis cuerdas musicales, una por cada género, aunque los líderes de cada pueblo tomaron su cuerda para vivir separados, lo que se mantuvo en secreto para todos.

Trolls 2. Foto: Difusión
"Trolls: World Tour". Foto: Difusión

Allí es donde aparece la reina Barb (Bloom), quien espera conseguir las seis cuerdas con la intención que solo se escuche su estilo, el rock. Ella es una purista del rock con una cresta que piensa que todos los géneros, salvo el suyo, son aburridos, o al menos no merecen estar en su mundo. Uno que se asemeja mucho al de Mad Max, con sus monstruosos vehículos, explosiones y persecuciones.

Desde que se conoce la revelación inicial, la historia se centra en presentar a los diferentes pueblos y sus estilos musicales, quienes reciben de manera distinta a los Trolls del Pop. Y la aventura los lleva a lugares impensados, también a vivir situaciones muy divertidas.

Trolls. Foto: Difusión
"Trolls World Tour".. Foto: Difusión

Así se inicia esta “Gira Mundial”, como anuncia su título, donde Poppy y sus amigos intentarán avisarle a los demás pueblos del peligro que se les viene encima.

Además de cantar todo el tiempo, la trama también permite hablar de otras cuestiones que no tienen que ver con la música. Al igual que antes el aceptar al distinto está en la base de la historia, como también lo es el seguir los sueños y encontrar la armonía, incluso en géneros distintos.

Es una historia sencilla, edulcorada y está claro desde que comienza cuál será la resolución final. Igualmente, nada de eso importa cuando estas criaturas de color pastel y brillantina comienzan a cantar viejos hits y también algunas canciones nuevas. Y pese a que apunta a un público infantil, hay aventuras y mucha comedia física. También algunos chistes bien colocados y mundos muy vistosos, llenos de colores y también texturas que representan los distintos estilos musicales dentro del universo de los Trolls.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados