Oscar 2018

Una tradición de película

El Oscar está marcado por lo femenino y por ahí vendrán los premios; se ve en La Tele y en TNT a partir de las 22.00

Oscar 2018
Todo pronto para la ceremonia de los Oscar.

Incluso para una ceremonia tan familiarizada a las peculiaridades como la del Oscar, la de este año es de por sí peculiar. Para empezar es la vez noventa que la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas entrega sus “premios al mérito” y los aniversarios redondos siempre tienden a hacerse notar. Eso quedará claro con varios homenajes y recuerdos en las más de tres horas de la ceremonia que comienza a las 22.00 y en Uruguay es transmitida por La Tele y TNT.

Además, es el primer Oscar tras las denuncias a Harvey Weinstein de ser abusador sexual serial, el primero de una ola de acusados que abarcó actores, productores, directores y ejecutivos de Hollywood. El alcance del escándalo fue tal que, por ejemplo, la película Todo el dinero del mundo tuvo que filmarse nuevamente para remplazar las escenas de Kevin Spacey, denunciado por abuso sexual. Lo sustituyó Christopher Plummer quien terminó nominado a mejor actor secundario.

El conductor de la ceremonia de hoy, Jimmy Kimmel, anunció que no iba a hacer chistes con las denuncias, pero difícil que el tema pueda esquivarse. Para empezar, como han hecho en cada una de las galas de esta temporada de premios, las invitadas irán vestidas de negro, una norma de etiqueta que funciona como un recordatorio tanto del abuso sistemático como de las desigualdades salariales. Los hombres apoyarán el empoderamiento femenino seguramente con un pin en sus tradicionales esmóquines. Y todos, más allá de las proclamas, se lucirán en la alfombra roja, la previa fashionista que también se transmite en directo por TNT y E!.

Lady Bird
Vea el trailer de "Lady Bird", que puso a Greta Gerwig entre las nominadas como director.

Ese nuevo empoderamiento femenino tuvo consecuencia en la grilla de nominados. Greta Gerwig está entre los cinco finalistas a mejor director, por Lady Bird, una de las seis nominaciones que tiene la simpática comedia. Gerwig, que acá debuta como directora, es la quinta mujer en la historia mencionada en la categoría y la primera nominada desde que en 2010, Kathryn Bigelow se llevó el Oscar como mejor director por Vivir al límite. Rachel Morrison, por su parte, es la única mujer en la historia nominada como mejor fotógrafa. Lo consiguió por Mudbound, la primera producción de Netflix en competir por un Oscar.

Las películas más mencionadas tienen, además, mujeres en el centro de sus historias. En Tres anuncios por un crimen, Frances McDormand interpreta a una madre que lucha por justicia por el femicidio de su hija; es un personaje fuerte al que McDormand le da tan bien el tono que es la favorita a ganar como mejor actriz. En la más nominada (con 13 menciones), La forma del agua, una mujer muda se enamora de la criatura de la laguna negra, encontrando así un cómplice contra el sometimiento y las discriminaciones de género y de especie. Steven Spielberg concentró una buena parte del peso de The Post en una mujer, Kay Graham, la dueña del Washington Post, un papel que le da a Mery Streep su nominación número 21. Incluso en El hilo fantasma que tiene a Daniel Day-Lewis nominado y que parecería la historia de amor de un modisto y su musa, termina con una vuelta de tuerca femenina (y algo fetichista) ante mucha bravuconada masculina.

Tres anuncios por un crimen
El trailer de "Tres anuncios por un crimen", la favorita a mejor película.

A juzgar por lo que ha venido pasando en esta temporada de premios el Oscar a mejor película sería para Tres anuncios por un crimen, mejor director para Guillermo del Toro (por La forma del agua),  mejor actriz para McDormand y mejor actor sería Gary Oldman, ganador de todos los premios (el Globo de Oro, el Bafta, el del sindicato de actores) y que en Las horas más oscuras compone un Winston Churchill que pide Oscar con cada gesto y cada mohín.

El mayor premio de la noche a Tres anuncios por un crimen sería el reconocimiento a una película inteligente capaz de entender la seriedad de su tema desde la ridiculez humana. El director y guionista Martin McDonagh lo hace evitando el maniqueísmo de los personajes, alentando la posibilidad de la redención y liberándose del corsé de los géneros: es una drama que hace reír. Su tono está muy cercano a los hermanos Coen al punto que la presencia de McDormand —casada con uno de ellos— puede ser vista como una cita cinéfila. Sam Rockwell debería ganar como actor secundario por su policía racista y el mejor guión original para McDonagh sería un justo reconocimiento a una de las mejores cosas que tiene la película, su libreto.

También sería lógico si ganase Guillermo del Toro: el mexicano hizo todo para merecerlo. Con su perseverancia, por ejemplo, ha demostrado ser un director concentrado en su arte y en sus posibilidades narrativas y tecnológicas. En La forma del agua pone esas capacidades al servicio de una historia tirando a convencional pero que él llena de la magia y la inocencia de un cuento de hadas.

La forma del agua
Guillermo del Toro explica una escena de "La forma del agua";  tiene 13 nominaciones

Dunkerque tiene ocho nominaciones y seguro debería llevarse al menos algunos rubros técnicos ya que, por ejemplo, su banda sonora es formidable y una línea narrativa por sí misma que incluye la nominada música de Hans Zimmer. Nolan consiguió una de las grandes películas bélicas del cine estadounidense.

Coincidentemente, las dos películas más tradicionales de la lista, Dunkerque y Las horas más oscuras refieren al mismo momento histórico: los primeros días como primer ministro de Churchill, un hito político. En tiempos de Brexit y otras siglas más complicadas, sus llamados a la unidad británica rescatando el último gran momento de gloria, es sintomático de un debate sobre el que estas dos películas toman posición.

El hilo fantasma —sin duda una de las mejores películas del lote— maneja demasiadas sutilezas como para complacer los requerimientos de la Academia, aunque tanto las actuaciones nominadas de Daniel Day-Lewis y Lesley Manville y la dirección de Paul Thomas Anderson son brillantes.

Otra de las grandes nominadas es ¡Huye!, la de terror que ha sido vista como un aporte a otro debate, el de la integración racial en Estados Unidos. Sus cuatro nominaciones (película, actor, director y guión) son una prueba de la seriedad con la que fue recibida por sus colegas y que vista con un poco de distancia parecería exagerada. El debutante Jordan Peele está nominado en su doble función de autor y director. Parece mucho.

Todas esas especulaciones se terminarán en pocas horas. Este ha sido un año difícil para el cine estadounidense pero en Hollywood solían decir que no hay mal que no se exorcice con una buena fiesta. Y la del Oscar, ya lo sabemos, es esa clase de fiesta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)