CINE

Tirarse al agua con una vieja amiga que se olvida de todo

La olvidadiza pez cirujano tiene su protagónico en Buscando a Dory.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Buscando a Dory, uno de los films que se viene.

La productora Pixar volverá a sumergirnos en el mar el próximo jueves, cuando se estrene Buscando a Dory, la continuación de la aclamada y taquillera película animada, Buscando a Nemo.

Luego del éxito que consiguiera en 2003 Buscando a Nemo, la productora de la lamparita vuelve a adentrarse en aguas que rindieron frutos (cuatro nominacionesy un Oscar por película animada; cerca de 1.000 millones de dólares en taquilla) para conocer la historia detrás de aquel personaje que supo conquistar a los espectadores: Dory.

Ahora, la simpática y un poco atolondrada pececita azul, cuya voz en la versión original es la de Ellen DeGeneres, tiene su propia película donde intentará conocer su historia, lo que sucedió antes de conocer a Marlin, aquel que buscaba a su hijo que le fuera arrebatado del arrecife de coral, donde viven. Bueno, todos conocen la historia

La vuelve a dirigir Andrew Stanton, cuya imaginación ha llevado a los espectadores bajo el mar con la búsqueda de Nemo y hasta las estrellas con Wall-E (que también se llevó el Oscar por película animada). Stanton también escribió otras fantasías animadas de la casa Pixar como: Bichos, una aventura en miniatura, Monsters Inc. y Toy Story 3. "Comprendí que estaba preocupado por Dory", dice Stanton en el comunicado oficial. "La idea de su pérdida de memoria a corto plazo y cómo esto la había afectado estaba aún sin resolver. ¿Y si ella se había perdido de nuevo? ¿Estaría bien?". Las respuestas están en Buscando a Dory.

Si en la primera película, la trama giraba en torno al pez payaso Marlin, quien buscaba por todo el océano a su pequeño hijo Nemo, ahora será Dory, quien intentará saber sobre su familia, cuando, por primera vez, recuerde algo de ella. Es que la familia es un tema que resulta trasversal en ambas historias, tanto sean las relaciones padre-hijo (como sucedió en Nemo), como el encontrar aquel lugar donde se es feliz. Dory parece haberlo encontrado en el arrecife de coral donde viven Nemo y Marlin. "Dory parece tan feliz, pero nunca estuvo realmente asentada hasta que conoció a Marlin", dice la productora Lindsey Collins. "Su encuentro casual y amistad posterior marcó la pertenencia a una familia por primera vez desde su infancia".

Es que en Buscando a Nemo, poco se sabía de la historia tras este pez cirujano color azul. En parte por su pérdida de memoria a corto plazo pero también porque la historia se centraba en ese padre que se aventuraba por primera vez en el océano, para encontrar a su hijo.

"Cuando vemos por primera vez a Dory nos enteramos de que ella no puede recordar de dónde proviene", dice Stanton. "Debe tener una familia. Su confusión generó risa en la primera película, cuando ella dice: "¿Dónde están?", pero hay una verdad triste en eso. Pensé que esa era una historia que valía la pena ser contada".

Nuevamente el guión recae en la dupla de Stanton y Bob Peterson, quienes crearon en conjunto la rentable primera aventura.

Pero la secuela levantó polémica desde el trailer por mostrar a una pareja de mujeres.

Consultado por USA Today, el director dijo: "ellas pueden ser lo que quieran ser. No hay una respuesta correcta o incorrecta. No hemos preguntado eso sobre ninguna de nuestras parejas en ninguno de nuestros planos de nuestras películas".

Si mantiene la frescura de la primera, tiene todo un equipo creativo para serlo, Buscando a Dory podría ingresar en esa reducida lista de buenas secuelas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)