CRÍTICA - CINE

Una de terror que pudo ser mejor

Las historias de terror han encontrado en la tecnología una herramienta para causar sustos, cuando están bien contadas. Como en La llamada (Gore Verbinski, 2002) o Una llamada perdida (Eric Valette, 2008), que a través de la tecnología se conocía la procedencia de esos males.

Si bien Aplicación siniestra tiene ese gancho tecnológico, no se acerca a la tensión de esas otras mejor contadas y filmadas.

Tras morir una joven, sus amigos reciben la invitación para descargar una nueva aplicación, al estilo Siri. Hasta allí nada extraño, salvo que detrás de esa "app" se esconde un monstruo bastante feo que los comienza a cazar alimentado por sus miedos.

Así, la película se convierte en una sucesión de persecuciones sin mucho sentido más que para intentar detener al Sr. Bedevil. Aunque poco se habla de cómo surge la aplicación o ese bicho que los persigue. Apenas una mención, como al pasar.

Si bien hay momentos de tensión, los mismos son logrados por la banda sonora y no por la narración o la historia, lo que no es un elogio a la película.

Aplicación siniestra [**]

Estados Unidos, 2016. Titulo original: Bedeviled. Dirección y guión: Abel y Burlee Vang. Duración: 91 minutos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados