Hoy arranca el ciclo Horrorama en el canal de cable Space

El terror para la previa a Halloween

El próximo fin de semana se celebra la festividad de Halloween, y la televisión por cable recoge uno de sus daños colaterales: la exhibición de una serie de películas de terror.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Halloween

Desde hoy, a partir de las 22.00, habrá mucha sangre y sustos en el canal para abonados Space, bajo el título genérico de Horrorama. El ciclo arranca con Masacre en Texas: herencia maldita (Texas Chainsaw 3D, 2013) de John Luessenhop, la más reciente vuelta de tuerca a las andanzas del asesino loco de la motosierra Leatherface, inventado por Tobe Hooper en 1974. Hay una vuelta de tuerca, sin embargo, en esta secuela: nuestros caníbales favoritos fueron realmente víctima de la incomprensión de la sociedad (¿nos están hablando en serio?).

Hay otros sustos en el ciclo. Cub (2014) del belga Jonas Govaerts maneja niños de campamento, una casa en un árbol, y cosas raras que empiezan a ocurrir. Luego siguen las muertes. Premio a mejor director en el festival de Sitges 2014.

También se verá Hombre Lobo: La bestia entre nosotros (Werewolf: The Beast Among Us, 2012) de Louis Morneau, que como su título lo indica va de hombres lobos. En algún remoto lugar de Europa, en el siglo XIX, un médico investiga los estropicios provocados por el sobrenatural bicho en cuestión, cuyas actividades atraen hasta el pueblo a cazarrecompensas, buscadores de emociones fuertes y charlatanes diversos. Estricta clase B, efectos baratos y mucho "gore", aunque hay un par de actores por encima del promedio (Stephen Rea, Steven Bauer).

Por supuesto, no podían faltar en la lista los zombies de, bueno, Tierra de zombies (Zombieland), seguidos por sus colegas de Rise of the Zombies (2013) de Nick Lyon, con Mariel Hemingway, Ethan Suplee, LeVar Burton, Danny Trejo, donde la amenaza de los muertos vivientes llega a San Francisco y un grupo de sobrevivientes se refugia en la prisión de Alcatraz para evitar la aniquilación.

Toda película exitosa tiene su "remake": además de un retorno al mundo de Leatherface se va a ver Noche de miedo (Fright Night, 2011) de Craig Gillespie, un asunto de vampiros que repite una película superior (La hora del espanto) que Tom Holland dirigió en 1985, sobre un adolescente que comienza a descubrir que su encantador vecino tiene una sospechosa tendencia a alimentrse con sangre ajena.

Tampoco podía faltar en el ciclo, por lo menos, una película de la saga Destino final. Esta vez se trata de la quinta entrega de la serie (dirigida por Steven Quale en 2011, protagonizada por Nicholas D'Agosto), que repite con variantes el mismo esquema: un grupo de personajes sobrevive a un accidente masivo, pero la Muerte insiste. Fórmula, pero tiene algunos giros ingeniosos.

Hay más muertos vivientes: Dead Rising: Watchtower (2015) de Zach Lipovsky, sobre videojuego de Capcom; experimentos con el ADN que salen mal y se arma el desparramo (la canadiense Splice, 2011, que tiene por lo menos un par de actores interesantes: Adrien Brody, Sarah Polley), y un retorno de Sam Raimi a lo que sabe hacer mejor: Arrástrame al infierno (Drag me to Hell, 2009)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)