RESEÑA

Un terror a la española bien hecho

La española "La posesión de Verónica" ofrece buenos sustos bajo una premisa familiar

La maldición de Verónica
Vea el tráiler de La posesión de Verónica

A primera vista, nada en la premisa de La posesión de Verónica parece novedoso. La película involucra un juego de Ouija, una chica poseída por un ente demoníaco y montón de sustos sobrenaturales. Es decir, elementos de uso reiterativo en el cine luego de El exorcista.

Sin embargo, el director español Paco Plaza -quien sorprendió en 2007 con Rec- demuestra que no necesita de trucos nuevos para lograr de algo que hoy suelte faltar en el género: una historia bien contada. Para ello, Plaza cuenta con dos elementos.

El primero es un elenco juvenil carismático, liderado por la joven debutante Sandra Escacena y secundado por quienes interpretan a sus hermanos menores, Bruna González, Iván Chavero y Claudia Placer. Otro es su ambientación.

El relato sucede, principalmente, dentro del apartamento de la familia, integrada por los cuatro jóvenes y una madre ausente debido a la exigencia de su trabajo en un bar.

Casi sin salir de ese espacio, la película de Plaza tiene una ambientación de época (la historia sucede en Madrid en 1991) formidable, que no solo se reproduce en su diseño de arte sino en su música y actitudes de sus personajes.

A la hora de asustar, Plaza recurre más al suspenso que al impacto y más allá del acto final a puro sustos, la historia se concentra más el tormento que Verónica, quien se cuestiona si todo se encuentra en su imaginación.

El condimento extra: la película está basada en un caso criminal real en el que la Policía española declaró ser testigo de sucesos sobrenaturales.

FICHA

La posesión de Verónica (***)

La posesión de Verónica. Origen: España, 2017. Director: Paco Plaza. Guion: Paco Plaza y Fernando Navarro. Elenco: Sandra Escacena, Bruna González, Claudia Placer, Iván Chavero y Ana Torrent. Duración: 105 minutos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)