PUNTOS DE VISTA

Más cuestionamientos a Tarantino por el Bruce Lee de “Había una vez… en Hollywood”

El director respondió a la controversia, subrayando que el presonaje ideado por él es ficticio

Quentin Tarantino
Quentin Tarantino y su polémico personaje de Bruce Lee. Foto: Difusión

Muchos fanáticos de Bruce Lee se molestaron de cómo fue retratado el famoso actor norteamericano de origen chino en la última película de Tarantino. Incluso Kareem Abdul-Jabbar, exestrella de la NBA y amigo cercano de Bruce Lee, afirmó que la película no le hace justicia a su maestro.

Ante esas afirmaciones, Tarantino salió al cruce. La escena que se discute más presenta una pelea entre Lee (Mike Moh) y Cliff Booth (Brad Pitt), en el set de Green Hornet. Mientras Lee fácilmente derrota a Cliff en la primera ronda, el viejo especialista le da la vuelta en la segunda. La pelea se termina antes de que se determine un verdadero ganador, pero el problema más importante es la versión de Lee que creó Tarantino.

Había una vez en... Hollywood
Había una vez en... Hollywood, una polémica mezcla de ficción y realidad.

Otra de las voces que salieron al cruce fue la hija de Lee, Shannon Lee, quien aseguró que apreciaba la actuación de Moh, pero no estaba contenta con la interpretación de Bruce Lee, sintiendo que era representado como "un imbécil arrogante que estaba lleno de aire caliente". Un punto específico en discusión es la afirmación de Lee de que podría ganar una pelea contra Muhammad Ali. Shannon sostiene que el actor sostuvo a Ali con el mayor respeto y nunca habría hecho tal declaración.

Tarantino ha respondido a las críticas, diciendo que Lee era "un tipo arrogante". Agregó que Lee no solo habría dicho que podría enfrentarse a Ali, sino que el actor había declarado previamente eso. El director mencionó haber leído esto en una biografía de 1975 escrita por la esposa de Lee, Linda. 

Bruce Lee en "Había una vez en Hollywood". Foto: Captura de YouTube.
Bruce Lee en "Había una vez en Hollywood". Foto: Captura de YouTube.

Tarantino explicó: “Es un personaje ficticio. Si digo que Cliff puede vencer a Bruce Lee, es un personaje ficticio para poder vencer a Bruce Lee. La realidad de la situación es esta: Cliff es una boina verde. Ha matado a muchos hombres en la Segunda Guerra en combate cuerpo a cuerpo. De lo que Bruce Lee está hablando en todo el asunto es que admira a los guerreros. Admira el combate, y el boxeo es una aproximación más cercana al combate como deporte. Cliff no es parte del deporte que es como el combate, es un guerrero. Es una persona de combate."

También han salido al cruce, a decir que Tarantino parece estar recordando mal la cita de Linda sobre su esposo golpeando a Muhammad Ali. Matthew Polly, autor de Bruce Lee: A Life, tuiteó que el autor se refería a algo dicho por Linda cuando citaba a un crítico de televisión, en oposición a una declaración hecha por el propio Lee. 

Había una vez en Hollywood
Pitt, Di Caprio, Pacino, un encuentro cumbre en la nueva de Tarantino

Otra biografía de Lee, escrita por su director de Operación Dragón, Robert Clouse, describió la admiración de Lee por Ali, pero también dejó en claro que el actor sabía que no podía derrotar al famoso boxeador. Se dijo que Lee había dicho: “Mire mi mano. Esa es una pequeña mano china. Me mataría”.

Por otro lado, si bien Tarantino parece no haber estado en lo cierto al afirmar que Lee pensó que era capaz de vencer a Ali, ese no es realmente el punto central del debate. Es que aunque la película está poblada de personas reales, así como de personajes de ficción, en última instancia se trata de una ficción, y por lo tanto quien tiene la última palabra es el propio Tarantino. 

Brad Pitt y Quentin Tarantino se pasearon por Cannes para presentar la película
Brad Pitt y Quentin Tarantino se pasearon por Cannes para presentar la película

Otro asunto en debate ha sido sobre el personaje de Sharon Tate. Cuando la película fue lanzada en Cannes, al final de la rueda de prensa, una periodista consultó al director acerca de las pocas líneas de diálogo que tiene Sharon Tate (el personaje de Margot Robbie) en la película. ““Robbie es una persona con un gran talento y aun así no le dio muchas líneas en la película,” comenzó la periodista. “Asumo que fue una decisión deliberada de su parte y quería saber por qué no la escuchamos hablar tanto.”

Tarantino, claramente molesto por el cuestionamiento, se limitó a responder “simplemente rechazo tu hipótesis” ante la atónita mirada de los presentes y la incomodidad de los actores. Margot Robbie intervino y ofreció su propia interpretación de rol del personaje, alivanando un poco el tenso clima.

Tarantino está acostumbrado, o debería estarlo, a este tipo de polémica. La crítica y el público ya habían levantado la alarma por el tratamiento de Daisy Domergue (Jennifer Jason Leigh) en Los ocho más odiados (de 2015) y la constante tortura y humillación a la que es sometida el único personaje femenino de la película, que culmina con un ataque a golpes de puño que la deforma.

recuerdo

Bruce Lee, un hombre que prefería no pelear

A principios de la década de los 70, Kareem Abdul-Jabbar hizo una aparición especial en la película Game Of Death, la película que Bruce Lee dejó incompleta y que fue estrenada en 1973. La relación entre el actor y el jugador de los Lakers siempre fue por demás amistosa y con el estreno de la película de Quentin Tarantino, Érase Una Vez en Hollywood, Kareem habló un poco más sobre su amistad con Bruce Lee y criticó la forma en fue retratado por el cineasta.

Kareem escribió una columna escrita para The Hollywood Reporter que lleva como título “Bruce Lee fue mi amigo y la película de Quentin Tarantino le falta el respeto”, asunto que echó leña al fuego sobre el debate.

“La representación de Quentin Tarantino de Bruce Lee en Érase Una Vez En Hollywood no cumple con este estándar. Por supuesto, Tarantino tiene el derecho artístico de retratar a Bruce de la manera que quiera. Pero hacerlo de una manera tan descuidada y algo racista es un fracaso tanto como artista y como ser humano”

“Estuve en público con Bruce varias veces y cuando un imbécil al azar desafiaba a Bruce a una pelea, siempre declinó cortesmente y siguió adelante. La primera regla del club de lucha de Bruce era no pelear, a menos que no haya otra opción. No sintió la necesidad de probarse a sí mismo”

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)