Suspiria, una remake larga y artística de un clásico del terror italiano

Suspiria
Dakota Johnson al frente de una coreografía peligrosa. Foto: Difusión

Las películas de Dario Argento eran en la década de 1970, una fija de aquellas funciones continuadas en las vacaciones de los cines de barrio. Sus películas tenían nombres estrambóticos (El pájaro de las plumas de cristal Cuatro moscas sobre el terciopelo) y eran promesas de sustos gratuitos, una característica del giallo, el subgénero del terror italiano del que Argento es el nombre más interesante.

Vista en perspectiva, Suspiria, de 1977, es su película más importante principalmente porque, más allá de lo increíble de su anécdota, estaba contada con brío y cuidados visuales. La primera escena con Jessica Harper llegando a un inquietante aeropuerto de Berlín, es un gran prólogo para una película que se volvió de culto.

Suspiria
Vea el tráiler de "Suspiria"

Eso quizás es lo que llevó a Luca Guadagnino, el director italiano de mayor proyección internacional, a probar con una remake. Viene del éxito y los premios de Llámame por mi nombre que no tiene nada que ver con esta nueva película.

Retoma, sí, la anécdota central que va de una bailarina virgen e inocente que llega a una academia de baile berlinesa en tiempos de Guerra Fría y convulsión interna. Ella demora en enterarse pero los espectadores sabemos desde el comienzo, que el ballet es una tapadera para un templo de brujas que convocan a sus demonios mediante la danza. Un psicólogo empieza a sospechar algo pero ni se imagina el alcance y la maldad de estas señoras.

La idea es la misma pero Guadagnino le agrega algunos detalles principalmente en la puesta en escena y remarca algunas cuestiones políticas del momento con bandas terroristas amenazando una ciudad que, por fuera de las paredes de la academia, está siempre lluviosa y abandonada. Hay, como en la original, una orgia final bañada de rojo y como novedad una escena poscréditos.

Guadagnino vuelve a trabajar con Tilda Swinton, quien acá hace dos papeles (es la coreógrafa y bruja más carismática y el psicólogo) y en el protagónico está Dakota Johnson, que da muy bien con el papel.

El problema de Suspiria es su extensión que se va a dos horas y media a las que, siendo generoso, le sobran una hora (la original duraba 98 minutos). Eso hace que se pierda el foco y que, sumada a la exageración visual propia del género, termine viéndose como esos espectáculos de danza moderna que, para el neófito, son inquietantes pero están al borde del ridículo.

Ficha
Suspiria * * *
OrigenEstados Unidos/Italia, 2018
Duración152 minutos
Estreno28 de febrero, 2019

Título original: Suspiria. Director: Luca Guadagnino. Guion: David Kajganich sobre personajes creados por Dario Argento, Daria Nicolodi. Fotografia: Sayombhu Mukdeeprom. Editor: Walter Fasano. Música: Thom Yorke. Con: Dakota Johnson, Tilda Swinton, Chloë Grace Moretz, Jessica Harper.  

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
    Max caracteres: 600 (pendientes: 600)