SCARLETT JOHANSSON

Una superheroína de ciencia ficción de última generación

Se estrena La vigilante del futuro, su última película.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Scarlett Johansson. Foto: Difusión

Y como si nada, nació una heroína de ciencia ficción. Cada generación tiene la suya: Linda Hamilton, Sigourney Weaver, Jane Fonda en traje de Barbarella. Los millenials (esos chiquilines que rondan los 20 años) tienen a Scarlett Johansson.

La actriz, que también fue musa de Woody Allen, es Natasha Romanoff/Viuda negra en la saga de Los Vengadores, y recientemente ha sido una asesina vitaminizada en Lucy, una alienígena en misión alimenticia en la Tierra en la notable Under de Skin de Jonathan Glazer, y ahora es una policía casi exclusivamente cibernética en La vigilante del futuro. Además fue la seductora voz de una máquina en Ella. Lo fantástico le va bien.

Haberse atrevido con La vigilante del futuro es una temeridad, como siempre lo es adaptar un hito. Para el caso es Ghost in the Shell, originalmente un manga (o sea una historieta japonesa) clásico de Masamune Shirow que en 1995 también fue un animé (o sea un dibujo animado japonés) clásico dirigido por Mamoru Oshi y que es una obra maestra de animación y ciencia ficción.

Acá la historia es la misma de aquel antecedente aunque hay agregados de una secuela y de otro manga. En un futuro que ahora parece menos lejano que entonces, todos estamos conectados a un gran cerebro central, lo que hace que los hackers estén de zafra. Contra ellos, lucha un departamento especial de la policía en los que su agente estrella es Major, una muchacha que, tras un accidente, solo conserva su cerebro y su alma. En el medio de una misión empieza a tener dudas sobre su origen y sobre las verdaderas intenciones de los científicos que la crearon.

Johansson interpreta a esa agente en un mundo que tiene un poco de Metropolis y Blade Runner, pero mucho del ambiente que estaba en el cómic original. La película, que analiza el vínculo entre el hombre y las máquinas, y la cada vez creciente dependencia de la tecnología, es un alerta rojo vistoso. Y para Johansson, que tiene una hija de dos años y es una reconocida activista, es una buena oportunidad para reflexionar sobre lo que se nos viene.

"Si estamos todos aterrorizados por el futuro, ¿por qué seguimos caminando en esa dirección?", le dijo Johansson a la agencia EFE. "El entorno creado en La vigilante del futuro es tan convincente que no parece muy lejos de nuestro alcance. Nos da ideas para reflexionar".

El elenco se completa con algunas estrellas internacionales como Juliette Binoche y Takeshi Kitano, y un integrante de la troupe de Games of Thrones, Pilou Asbk. Dirige Rupert Sanders (Blancanieves y el cazador).

"No estaba muy segura de lo que estábamos adaptando", admitió Johansson a la revista Total Film. "No sabía cómo podía trasladarse para hacerla con actores. Es tan poética, tan lánguida y esotérica, y su aspecto visual es muy específico del animé. Estaba reticente pero me dio curiosidad".

A pesar de tener 32 años, Johansson tiene una larguísima carrera que inició a los 10 años con Regreso a casa, una comedia dramática de Rob Reiner. Dueña de una belleza de estrella de cine, su gran salto lo dio con su personaje aburrido en Perdidos en Tokio. Además de Woody Allen y Jonathan Glazer, ha trabajado con otros directores importantes como los hermanos Coen (El hombre que nunca estuvo), Robert Redford (El señor de los caballos), Michael Bay (La isla), Brian De Palma (Black Dahlia) y Cameron Crowe (Un zoológico en casa). Entre sus próximos proyectos está la nueva animada de Wes Anderson (Isle of Dogs) y la nueva de Los vengadores. Sus películas han recaudado más 3.300 millones de dólares, lo que la convierten en la actriz más taquillera de todos los tiempos.

"Prefiero las películas en las que tengo poco diálogo porque tengo más libertad para interpretar mi actuación", le dijo Johansson a The Daily Mail en 2013. "Así que me gustaría trabajar en una película muda; sería maravilloso. Creo que la razón por la que disfruté haciendo películas como Girl With a Pearl Earring y Under the Skin, en las que el diálogo tiende a ser mínimo, es porque me dieron la oportunidad de usar una clase de matiz que sale solo de la expresión de tus ojos".

En La vigilante del futuro enfundada en un traje de siliconas que disimula la desnudez del personaje original, y con un andar que combina a John Wayne con una actitud punk, tiene una buena oportunidad de desarrollar ese método: su personaje es lacónico y amenzador.

La elección de Johansson generó alguna polémica por colocar a una actriz occidental en un papel originalmente japonés. Pero Mamoru Oshi intercedió a favor de Johansson. Sanders se sintió respaldado por esa opinión autorizada. "Eso cerró el tema para mí", le dijo a Total Film. "Para mí Scarlett es la mejor actriz de su generación para un papel como este". Estamos todos de acuerdo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)