Fiesta del cine

¿Cuáles son las películas internacionales que compiten el domingo en el Oscar 2021?

Una danesa, una tunecina, una de Hong Kong, otra de Bosnia-Herzegovina y un documental rumano se disputan el premio a la película "extranjera"

Another Round
Another Round: Mads Mikkelsen tomándose todo

El desbordante canto etílico a la vida de la danesa Another Round parte como rival a batir por el Oscar a la mejor película internacional, una categoría antes conocida como mejor filme en lengua extranjera y en la no habrá ninguna nominada en español.

Parecía que el cine latinoamericano tenía aspirantes este año para colarse en los Óscar con aclamadas películas como la chilena El agente topo, la guatemalteca La llorona o la mexicana Ya no estoy aquí.

Pero aunque figuraron entre las 15 semifinalistas al Óscar a mejor película internacional, ninguna de ellas recibió una nominación para este apartado que en los últimos años tuvo ganadoras como Roma de Alfonso Cuarón y Una mujer fantástica de Sebastián Lelio.

¿El consuelo para el cine hispano? El agente topo no optará al premio a mejor película internacional pero sí al de mejor documental.

En cualquier caso, Another Round (que en Uruguay se exhibió en el festival de cine de José Ignacio) es la clara favorita por delante de Better Days (Hong Kong), Quo Vadis, Aida? (Bosnia-Herzegovina), Collective (Rumania) y The Man Who Sold His Skin (Túnez).

Daneses algo borrachos.

Cuatro maestros frustrados y un experimento de vivir su día a día con un nivel constante de alcohol en sangre de 0,5. Esa es la receta del cóctel de Another Round, de Thomas Vinterberg que acaba dando forma a un brindis a saborear cada momento de la vida.

“Extrañamente, siento que esta película no va tanto sobre el alcohol (...). Sé que inicialmente queríamos hacer una película sobre el alcohol y los personajes beben mucho en este experimento, pero espero que esta cinta se haya convertido en un canto a la vida: una película sobre vivir en lugar de solo existir”, dijo Vinterberg.

Un sensacional Mads Mikkelsen, que con su apoteósico baile regaló una de las escenas más comentadas , encabeza el impecable cuarteto protagonista de Another Round, que de manera conjunta se llevó la Concha de Oro al mejor actor en el Festival de San Sebastián.

Vinterberg está nominado a mejor director.

Un sistema podrido

El incendio en una discoteca de Rumania da pie a Collective, un documental dirigido por Alexander Nanau y que a partir de esa tragedia explora todas las miserias y la corrupción del poder político y económico.

“Nadie fue condenado, las víctimas siguen esperando una compensación y el sistema judicial parece que lleva su propio ritmo”, dijo Nanau.

Collective comienza siguiendo los pasos de unos periodistas empeñados en desvelar todo lo sucedido en aquel incendio, pero a partir de ahí teje con maestría y precisión un enrevesado juego de políticas e influencias al estilo de una serie The Wire de no ficción.

Aunque en principio pudiera parecer que es una historia muy local, uno de los éxitos de Collective, que también opta al Óscar al mejor documental, es que las vergüenzas del establishment de Rumania, el desastre de su sistema sanitario y el maltrato a las víctimas son temas fácilmente extrapolables a países de todo el planeta.

Violencia en la escuela

Hong Kong llega a los Óscar por tercera vez en su historia con Better Days, una impactante denuncia del acoso escolar y de las estructuras familiares y sociales que amparan al bullying.

“Cuando este tipo de situaciones suceden, como adultos tenemos que preguntarnos qué tipo de modelos a seguir estamos siendo para los niños”, afirmó su director, Derek Tsang.

Con las estrellas chinas Dongyu Zhou y Jackson Yee al frente del reparto, Better Days entrelaza la historia de una adolescente completamente abrumada por el examen de acceso a la universidad y la de un buscavidas y criminal callejero.

Por primera vez en más de 50 años, la televisión hongkonesa no retransmitirá los Óscar, una controvertida decisión que algunas voces han vinculado con la nominación del cortometraje documental Do Not Split, sobre las protestas en Hong Kong, o el miedo a que en la gala haya mensajes políticos anti-China.

Recuerdo de Srebrenica

El horror de la guerra en Bosnia-Herzegovina (1992-1995) es la piedra angular de Quo Vadis, Aida?, película de la directora Jasmila Zbanic que tratará de relevar a El último día (2001) como la única película bosnia que ganó un Oscar.

“Para nosotros, esta obra es más que una película: es un recordatorio de que el genocidio, el de Srebrenica, y cualquier otro que ocurrió en esta región, no se puede negar ni olvidar”, dijo Zbanic en un comunicado.

Se centra en una traductora de la ONU en Srebrenica y que, durante el asalto de las fuerzas serbobosnias a su ciudad, tiene acceso a datos e informaciones clave que podrían salvar a sus seres queridos.

Jasna Djuricic protagoniza esta película que, junto a Another Round y Collective, es la que mejores críticas recibió en Estados Unidos de las nominadas a la categoría.

Hito para Túnez

Túnez entra por primera vez en la gran gala del cine con The Man Who Sold His Skin, una provocadora película de Kaouther Ben Hania que explora cómo el racismo o la desigualdad están incrustados en el corazón del capitalismo global.

"No se trata sólo de en qué parte del mundo nacemos sino en qué familia, qué medios tenemos, con qué acceso a la educación. En esta historia lo que le falta al protagonista es un papel, un simple visado", dijo su protagonista Yahya Mahayni.

Se centra en un joven sirio que, para huir de la guerra, llega a un perverso acuerdo con un artista contemporáneo: se dejará tatuar un visado Schengen en su espalda y se convertirá en una obra de arte susceptible de ser comprada.

El reparto de The Man Who Sold His Skin incluye a la estrella italiana Monica Bellucci.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados