LISTA

De "Avengers: Endgame" a "Marriage Story", estas son las 10 mejores películas de 2019

Un ranking personal sobre algunas de las mejores producciones que se vieron en cines y en streaming, entre Scorsese, Tarantino y Almodóvar

Marriage Story
Marriage Story, la mejor película del año 

Más allá de los agoreros de turno y de un cambio de paradigma crucial en la experiencia cinematográfica, 2019 fue un buen año para el cine. Este es un repaso de las 10 mejores películas que se estrenaron en salas o en streaming en el año.

diez

Avengers: Endgame

Avengers: Endgame fue un cierre espectacular y a la altura de las circunstancias  de una fase del universo que marcó la última década. Es de Marvel, claro, la compañía que pasó en los últimos 15 años de estar  fundida a convertirse en el paradigma de la industria del cine. Es, además una celebración del cine como espacio de disfrute colectivo, más allá de que se puede coincidir con Martin Scorsese en que su aporte al arte cinematográfico es materia de debate. Pero como combinación de mitología, historietas, superhéroes, video juegos y efectos especiales, el resultado es imbatible.

Nueve

Cold War

El polaco Pawel Pawlikowski, el de Ida cuenta una historia de amor con la Europa (la de la Guerra Fría que le da nombre a la película) de mediados de siglo de fondo y un blanco y negro que ubica ese tiempo y ese romance. Son dos polacos que deciden tomar caminos diferentes (ella se convierte en una estrella del régimen; él en un pianista expatriado en París) pero nada puede frenar ese amor que los une que es más fuerte que la política o la historia. Es como una película de otra época y eso es un elogio.

ocho

El árbol de peras silvestre

Nuri Blige Ceylan, el gran director turco, consigue acá un fresco sobre las brechas generacionales en la Turquía moderna y una reflexión sobre el alcance del cine. Es la historia de un joven que vuelve a su ciudad natal y se enfrenta a la incertidumbre de su futuro. La película se limita a seguirlo en una serie de encuentros (con una antigua novia, con funcionarios públicos, con un escritor, un imán y principalmente sus padres) para ir completando su retrato. Lo hace con grandes escenas de esas que enseñan que en el cine no hay nada más rico que la austeridad.

siete

Dobles vidas

El francés Olivier Assayas es uno de los grandes maestros del cine actual. Después de dos películas sobre la fama, la industria del entretenimiento y las nuevas maneras de relacionarse (las notables El otro lado del éxito y Personal Shopper), en Dobles vidas habla un poco de lo mismo en un tono más sosegado. Es la historia de dos parejas (entre las que están Juliette Binoche y Guillaume Cantet) vinculados al ambiente literario que lidian con las nuevas formas de amar, de leer y de vincularse en tiempos así como estos. Es bien “rohmeriana” (por Eric Rohmer, uno de los grandes cineastas de la nouvelle vague) lo que permite una lectura sobre las formas del cine francés.

seis

"El libro de las imágenes" de Godard y "Varda por Agnes" de Varda

Los dos históricos directores franceses resumen su obra y el poder del cine en dos películas inclasificables. La de Godard es casi un video-instalación que combina, en caprichoso collage, imágenes de su propio cine, de películas ajenas y de noticiarios para reflexionar sobre el lenguaje cinematográfico, el presente y el pasado de Europa y los vínculos con Medio Oriente. Varda, en su última película (falleció este año) arma un documental autobiográfico que explica su obra, su vida y su tiempo con esa ternura y esa capacidad narrativa que la hizo una artista única.

cinco

Guasón

Además de convertirse en un inesperado éxito de taquilla, Guasón, dirigida por Todd Phillips amplió el universo de los superhéroes hacia el terreno de los dramas secos. Está clarísimo que está dialogando con El rey de la comedia, la película de Scorsese, aquella sobre un perdedor que pretende la fama televisiva como comediante, pero también está hablando de desigualdades actuales y del concepto de héroe. Parte del atractivo está en la omnipresencia de Joaquin Phoenix, quien acá vuelve a demostrar (al borde la exageración) su capacidad de transformación corporal para construir un personaje.

cuatro

Había una vez en Hollywood

La novena (y aparentemente penúltima) película de la carrera de Quentin Trantino es un homenaje a un periodo de transición en el cine, a una industria y a una ciudad. Leonardo Di Caprio es una estrella de Hollywood que sobrevive en papeles de villano en series de televisión y siempre está acompañado de su doble de riesgo, amigo, chófer y cadete que interpreta Brad Pitt. Además por ahí andan unos recién llegados a la ciudad —Roman Polanski y Sharon Tate (Margot Robbie) que representan los nuevos tiempos del cine— y las chicas del clan Manson como la cara más fea del sueño hippie. Una vez más Tarantino vuelve a jugar con la ficción y la realidad porque él, como nadie, sabe que el cine es un universo propio donde todo puede pasar. Y donde los finales pueden ser felices.

tres

El irlandés

Que una de las mejores películas del año sean de Netflix habla mucho de por dónde va e irá aquello que alguna vez conocimos como cine. En El Irlandés es Scorsese dirigiendo a De Niro, Pesci,Pacino, Keitel, en una película sobre la mafia que está hablando de otras cosas: la política estadounidense del siglo XX, los vínculos familiares, la violencia estructural en la sociedad americana y hasta del cine mismo. Nada nuevo en el director, cierto, pero esto es una maravilla tecnológica y cinematográfica.

dos

Dolor y gloria

En Dolor y gloria Pedro Almodóvar va por lo autobiográfico en el cierre de una trilogía personal (cuyos dos capítulos anteriores eran La ley del deseo y La mala educación) en la que rinde cuentas con su cine y con su pasado. Antonio Banderas está perfecto como Salvador Mallo, un director de cine ya mayor que, entre dolores corporales empieza a rastrear en dolores más personales. La película está llena de grandes momentos porque Almodóvar a los 70 años es uno de los grandes maestros de la historia del cine.

uno

Marriage Story

 Aunque está trabajando desde 1995 y en su filmografía incluye películas notables como Frances Ha, Historias de familia o Greenberg, parece claro que con Marriage Story, el neoyorquino Noah Baumbach logra su obra más completa. Scarlett Johansson y Adam Driver son una pareja de artistas que tienen un hijo de ocho años y que pasan por el letal proceso de un divorcio. La mirada de Baumbach sobre el tema va más por el lado de la emotividad que del drama explícito, incluso encontrando refugio en la comedia. Hay varias escenas que son puro cine y actuaciones que, entre otros rubros, le darán algunas nominaciones y trofeos en los próximos Oscar. Y es un estreno de Netflix.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)