CINE

La siniestra Samara vuelve a las andanzas

El estreno de La llamada 3 merece un repaso al personaje.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Llamada: mas vale no mirar el video prohibido, sino Samar saldrá del televiso. Foto: Difusión

Las generaciones de espectadores que llegaron después del surgimiento de Freddy Krueger (aquel que aterrorizaba veinteañeros desde las pesadillas y que tenía unas garras muy filosas) tienen pocos referentes en el género de terror. Está Pennywise, aquel de la película It que en los años 90 marcó a toda una generación de adolescentes. Un personaje salido de la mente de Stephen King, que llegó a Uruguay directamente al video, interpretado por Tim Curry en 1990 y cuya secuela llegará este año con Bill Skarsgård como el siniestro payaso.

El referente más cercano en el tiempo es Jigsaw, alter ego de John Kramer (interpretado por Tobin Bell): un pequeño muñeco de ojos grandes y voz grave de la serie El juego del miedo. Este año se estrena la octava parte (Saw: Legacy) de esta saga que catapultó a la fama a su director, el malayo James Wan, quien se ha convertido en un especialista del género gracias a títulos como El conjuro y La noche del demonio.

A fines de los 90 Hollywood había apuntado a la producción nipona para encontrar ideas, y la movida generó varios éxitos de taquilla como Agua turbia, El grito y La llamada. Si bien los dos primeros títulos son de terror, la versión original de La llamada (de Hideo Nakata) es más un thriller sobrenatural que estrictamente una de "horror".

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Cuando esa película cayó en manos de Gore Verbinski, quien después hizo la saga Piratas del Caribe, aparecieron muchos (y buenos) efectos visuales, pero también un giro más hacia el terror, alejándose del policial de Nakata.

Lo que no cambió en la versión de Hollywood fue el motivo por el cual Samara (la chica que salía de un pozo y traspasaba la pantalla), aparecía.

Ese motivo era un video, que servía como un maleficio y un pedido de ayuda al mismo tiempo. Al terminar el video, sonaba el teléfono y una voz infantil decía, a quien había visto el video, que quedaban "siete días".

Con una exitosa secuela y parodias el personaje se integró, al menos durante un tiempo, al vocabulario pop.

Hoy se estrena la tercera parte y esta vez en la dirección se encuentra el español Javier Gutiérrez, quien realiza con esta película su debut en Hollywood.

La trama es, casi, lo de menos. Como toda película de terror que se precie, los personajes hacen todo lo que no deberían hacer. ¿Cómo, si no, se va a desatar lo maligno? En este caso, obvio, alguien ve el video y la niña de cabellos oscuros y largos empieza a moverse.

Habrá que ver cómo le va a Samara en esta oportunidad para saber si habrá una cuarta parte o más.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados