CRÍTICA

"Siente el ritmo", un éxito de Netflix con una historia predecible pero llena de encanto

"Siente el ritmo", la película de Netflix protagonizada por Sofia Carson ("Los descendientes"), presenta la historia de una talentosa bailarina que debe reiniciar su carrera

"Siente el ritmo". Foto: Netflix.
"Siente el ritmo". Foto: Netflix.

Siente el ritmo es una de esas películas en las que uno imagina cómo será el final con tan solo mirar los primeros minutos. Pero el encanto que transmiten los jóvenes personajes, sumado a la historia de superación a través del baile, hacen de la experiencia algo disfrutable.

Con una trama ideada para un público infantil y preadolescente, Siente el ritmo se centra en la vida de April Dibrina (interpretada por Sofia Carson, conocida por su papel en Los descendientes), una talentosa bailarina que lucha por hacerse un nombre en la escena de Nueva York. La joven va de audición en audición con el objetivo de cumplir su sueño de obtener un papel protagónico en Broadway, hasta que una serie de eventos desafortunados la deja humillada y sin posibilidades de cumplir su sueño.

Tras quedarse sin dinero y haber sido desalojada de su departamento, a April no le queda más opción que volver a New Hope, su pueblo natal (ubicado en Wisconsin). Sumida en la depresión, debe reencontrase con los lugareños, quienes celebran el regreso de la bailarina que se transformó en el orgullo del pueblo.

Aunque April no llegó a convertirse en estrella, volvió a New Hope con la arrogancia propia de una diva. Por momentos odiosa y desconsiderada, se ve obligada a retomar el contacto con su primera maestra de baile, la señorita Barb, quien la invita a dar una charla en el estudio de danza donde tomó las primeras clases de su vida.

Lo que comienza como una obligación, se termina convirtiendo en una oportunidad de retomar su sueño de llegar a Broadway. La señorita Barb la invita a participar de una competencia de baile llamada Dance, Dance, Dance, que tendrá como jurado a Welly Wong, uno de los productores más importantes de Broadway. Al darse cuenta de que esa es su oportunidad de redimirse, se pone al grupo de bailarinas al hombro, pero le espera un arduo trabajo.

Y, cuando el eje narrativo se centra en las pequeñas bailarinas y en sus historias familiares, es donde aparece el verdadero encanto de Siente el ritmo. En las escenas dedicadas a las estudiantes, la película adopta momentos de ternura y le añade varias dosis de humor. Así, se puede ver cómo el grupo se dedica a superarse.

Claro que también están los clichés, totalmente prescindibles. Entre ellos, el reencuentro entre la protagonista y su primer novio, a quien abandonó repentinamente para irse a probar suerte en Nueva York.

Pero, cuando el foco está en la pista de baile y en la superación de las pequeñas bailarinas, es donde Siente el ritmo termina salvándose. Así, la película producida por Netflix termina brindando varios momentos disfrutables para ver junto a la familia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados