vea el interactivo

Series: hay mucho por esperar

La escritora israelí Shani Boianjiu menciona varias veces en su novela La gente como nosotros no tiene miedo (2013), que fue traducida a 23 idiomas, las telenovelas argentinas y fundamentalmente Chiquititas, la ficción infantil creada por Cris Morena en la década de 1990.

El dato es curioso, pero confirma la trascendencia que las producciones latinoamericanas tienen en el mundo (sobre todo Europa Oriental y Asia), donde su calidad y realización es bien recibida.

Sin embargo, por aquí esas historias rosas son vapuleadas por tener argumentos en general simplones y por sus actuaciones forzadas, a excepción de lo que llega de Brasil. La televisión estadounidense, en contraposición, ha ganado una notable acogida y eso se hace sentir en las nuevas generaciones. Uruguay no queda al margen de fenómenos como las vigentes Game of Thrones y The Walking Dead o lo que en su momento ocurrió con Breaking Bad y Mad Men.

Las series son las que marcan los ritmos de la pantalla chica por estos tiempos, y el calendario se define según los estrenos. Los formatos cada vez tienen que ver menos con unitarios (como Brenda Johnson, CSI o El mentalista, todas en emisión por Canal 10), porque con la descarga ilegal como la herramienta más accesible para acceder al contenido audiovisual, las señales y plataformas han debido someterse a la demanda del público.

Así, las historias sostienen una trama y se desarrollan, interrumpiéndose al final de cada capítulo y dejando a la teleaudiencia expectante hasta el siguiente (en eso los showrunners de Game of Thrones son los mejores de todos). Y también pueden consumirse de un tirón, tendencia que impuso la plataforma digital Netflix, que por cierto anunció que aumentará su baratísimo costo de manera gradual en los próximos años.

La industria televisiva, sobre todo la estadounidense, tiene mucho trabajo. No es novedad, claro. En el primer semestre del año ya se estrenaron la quinta temporada de Game of Thrones, la brasileña Magnífica 70, Wayward Pines, la segunda temporada de True Detective; el spin off de Breaking Bad,Better Call Saul; la tercera temporada de House of Cards y Daredevil…

Pero de aquí a diciembre habrá mucho más. Calmen sus ansias, fanáticos que no saben con qué seguir saciando su hambre de ficción en pantalla chica o computadora. Tanto la televisión abierta como la paga, y obviamente Netflix, tienen propuestas de todo tipo y color para los meses que faltan. Hay ficciones de música, de intriga, de narcotráfico, de superhéroes, de zombies, horror, humor y animación, como para que nadie se sienta excluido.

La que se lleva el mayor porcentaje de expectativa es la sexta temporada de The Walking Dead. La popular serie de zombies inspirada en el comic de Robert Kirkman, que ha batido records de audiencia en Estados Unidos, vuelve al ruedo el lunes 12 de octubre por la señal Fox en América Latina. Sin embargo, vale tener en cuenta que la televisión abierta uruguaya continuará incorporando contenidos de este formato. Fundamentalmente TNU, que ya contó en los primeros meses con la aclamada producción británica Luther, la serie chilena Los archivos del cardenal y la española Frágiles, entre otras.

Aquí les proponemos una guía con lo más destacado a esperar en los últimos meses de 2015, un salpicón de producciones y plataformas de acceso.

Si no puede ver el interactivo haga click aquí

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados